altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

15 años del Salón Internacional Alta Relojería

El SIAR fue testigo de sus primeros 15 años de vida y si bien no hubo vals para festejarlo, sí la participación de 52 marcas y cientos de visitantes, que se deleitaron con las maravillas que ahí se presentaron.

Por: Arturo Aguirre Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Minuto a minuto

Desde 2007, el SIAR ha sido una plataforma clave para el desarrollo de la relojería en México y Latinoamérica. Como el único salón de su clase en la región, durante estos 14 años ha contado con la participación de más de 120 marcas, exhibido cerca de 14,000 relojes y ha recibido a más de 50,000 visitantes. 

En este su décimo quinto aniversario existieron grandes novedades, como la participación marcas alemanas y rusas que se unieron a las acostumbradas desarrolladas en Suiza, logrando más robusta la exposición.

Incluso en el recién concluido SIAR 2021, existió la presencia de un importante valuador europeo de jerarquía internacional, quien tenía la capacidad técnica y económica para adquirir relojes de segunda mano. Es importante señalar, como bien precisó Carlos Alonso, CEO del Salón Internacional Alta Relojería, “el mercado de segunda mano de relojes de alto precio o ‘pre amados’ (como también se les conoce) está creciendo a pasos agigantados, al grado de que ya significa el 50% de las ventas a nivel internacional”.

Alto Nivel se dio el tiempo para conocer algunos de los muchos lanzamientos que estuvieron presentes.


| Lanzamientos terrenales y marcianos

La inauguración se llevó a cabo, de manera acostumbrada, con la presencia del representante de la Embajada de Suiza en México, y de Carlos Alonso, CEO de SIAR. Estuvieron presentes muchos de los directores generales de las firmas relojeras que participaron este año. En total fueron 52 marcas.

Durante su 15ª edición, el Salón Internacional Alta Relojería contó con la participación, por primera ocasión en 15 años, del Swiss Independent Watchmakers Pavilion (SIWP), entidad comprometida en promover la cultura y el conocimiento de los relojeros suizos en el mundo a través de exposiciones, donde se presentan las piezas de marcas independientes que se caracterizan por su creatividad e inventiva out of the box.

Sus ocho marcas fueron: Adriática; David Van Heim; Greco Genève; Mathey-Tissot; Moya; Ollivier Savéo; Phenomen y Pilo & Co. Genève.

Konstantin Chaykin, una de las marcas rusas, que por cierto ya fue galardonada con un óscar para relojeros de Ginebra en 2018 por su reloj llamado Clown, presentó interesantes propuestas de guardatiempos, aunque ya estaban todos vendidos. 

Una de sus novedades fue una pieza que mide las horas en Marte. El centro del reloj muestra el tiempo en la Tierra (horas, minutos y segundos) y en la parte inferior de la carátula, la hora en Marte. Lo anterior -y así no lo explicó el fabricante- resulta porque la hora en Marte es 2.7% más larga que en la Tierra. Este modelo tenía un precio de 20 mil euros y, al igual que otros exhibidos, tardan 12 meses en su producción. 

Hublot lanzó su más reciente Big Bang Sang Bleu II, dedicado a nuestro país. En esta ocasión, la nueva obra reinterpreta el arte ancestral del tatuaje para catapultarlo a una cultura vanguardista, en novedosa caja de carbono verde esmerilado. Rodeados por un bisel hexagonal del mismo material, los motivos de la esfera se visten de un agresivo negro mate, que se combina perfectamente con el verde.


| Relojes exclusivos que tenían alto valor. Incluso alguno rebasó los 500 mil dólares.


| Relojes únicos y exclusivos

Kross Studio es una marca que manufactura de arte funcional. Este año presentaron el set de coleccionista más importante de la Serie Star Wars. Lo central es un tourbillon montado en la carátula con la ‘estrella de la muerte’ y con una reserva de marcha de hasta cinco días.  

El contenedor es exclusivo que consta de 3 partes es para únicamente 10 fanáticos a nivel mundial, quedando (en su momento) solo uno disponible por 174,000 dólares.

Otro lanzamiento, obra de arte funcional, que llamó nuestra atención respecto de esta firma, fue un Batimovil de 1989, diseñado por Tim Burton y convertido en un reloj de mesa con la forma del emblemático automóvil de Batman. Creado con un récord de marcha de 30 días y producido cuidando hasta el más mínimo detalle para homologar al 100% el diseño de Burton. Incluso su motor frontal cuenta con un regulador vertical. Solo existen 100 piezas, a un precio de 34,000 dólares cada una.

Por cierto, para celebrar su 90ª aniversario de su reloj Reverso, Jaeger-LeCoultre presentó un maravilloso reloj en oro rosa, limitado a tan solo 80 piezas a un precio de 940 mil pesos.

Grandes firmas con presencia internacional se vieron este año en el SIAR y también lucieron las creaciones de casas independientes, que desafiaron lo limites de la relojería con sus desarrollos revolucionarios e innovadores. Entre ellas estuvieron: Cvstos, De Bethune, Franck Muller, Jacob & Co, L. Leroy, Laurent Ferrier, Louis Moinet, Perrelet y mención aparte para Reservoir.

Esta marca suiza exhibió piezas en verdad innovadoras por lo que respecta a los tableros de los automóviles o aviones. En donde la reserva de marcha se exhibía tal cual lo marcan los medidores de combustible de unos y otros.


| Un magnifico Tourbillon Carrusel

Montblanc no solo se lució con la exhibición de su pabellón, el cual enamoraba desde la entrada de este, sino que sus lanzamientos fueron también ejemplares. Este año, la firma presentó el Montblanc 1858 Split Second Chronograph, edición limitada a 100, que estuvo inspirado en los legendarios relojes profesionales de Minerva de la década de 1920 y 1930. Estos guardatiempos históricos fueron concebidos para la exploración, lo cual también ocurre en esta nueva edición.

El nuevo Montblanc 1858 ofrece un misterioso fondo texturizado para las indicaciones del cronógrafo, sobre todo cuando se combinan con las manecillas y números blancos.

Franck Muller fue otra de las marcas que captaron la atención de los visitantes. Varios fueron los modelos que la prensa y los asistentes al SIAR 2021 tuvieron oportunidad de disfrutar de esta firma independiente. En lo personal, hubo dos que llamaron mi atención, tanto por su exclusividad como por su precio.

Un triple Tourbillon Carrusel, que incluía una caja con movimiento automático y materiales y diseño exclusivos. De este modelo existe solo uno a nivel mundial a un precio de 612,500 dólares. El segundo modelo, conocido como el Grand Central Tourbillon, exhibe una hipnotizante complicación al centro de la carátula, además de las agujas de las horas y los minutos alrededor de la jaula del Tourbillon.


| El tiempo apremia y el artículo concluye

Chopard contó también con una única pieza de su modelo LUC Full Strike. Difícil describir todas las características técnicas y visuales en pocas palabras, pero lo que sí puedo compartirles es que es una pieza muy representativa de Arte Chopard y que su producción llevó 24 meses.

Este modelo, con una imagen de calaverita típica mexicana en color azul, cuenta con el sello de Ginebra, y su mecanismo ganó en el año de 2017 el premio La Aguja de Oro por la repetición de minutos. Su cristal de zafiro en monobloque le confiere a su repetición de minutos un sonido único. Su precio es de 450,000 dólares. 

Una generalidad que ofrece el SIAR y que pudimos constatar, pero con mayor incidencia en este 2021, es la oferta de piezas únicas o modelos de producción limitada. 

Algunas otras manufacturas suizas que presentaron modelos exclusivos fueron: Chronosuiss, Panerai, Girard-Perregaux, Vacheron Constantin, Bulgari y Raketa. AN

También en esta edición

Compartir