altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

20 consideraciones para que México sea potencia turística

A juicio de los editores de Alto Nivel, la industria del turismo se ha dejado en segundo plano, siendo que por su la ubicación geográfica privilegiada y la calidez de los mexicanos debiera ser la actividad económica más importante del país.A continuación, compartimos algunas consideraciones que, de llevarse a cabo, podrían ayudar a convertir a México en una verdadera potencia mundial.

Por: Alto Nivel Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Otorgarle al turismo prioridad sobre cualquier otra actividad económica

Gobierno, hoteleros, prestadores de servicios y toda empresa relacionada con el turismo (pequeña, mediana o grande) deben alinear intereses para hacer de esta actividad económica la más importante de México en cuanto a generación de empleos, recursos y divisas.

El gobierno necesita ubicar el turismo en la agenda nacional como prioridad absoluta sobre cualquier otra actividad productiva, otorgando a la Secretaría de Turismo nuevos y mayores presupuestos para promoción y publicidad.

De igual manera, se requiere otorgar créditos blandos y preferenciales a las empresas del sector, sobre todo cuando se trate de proyectos de expansión, y reducir la carga impositiva a determinados proveedores turísticos para incentivar nuevas inversiones.

Con referencia a la iniciativa privada, estar dispuestos a reducir sus márgenes en favor de los turistas nacionales y así crear un círculo virtuoso. Así como concentrarse en mejorar sus servicios y la capacitación de sus empleados.

| Garantizar un turismo seguro

La inseguridad que prevalece en nuestro país y que se difunde sin miramientos fuera de nuestras fronteras es uno de los principales lastres con que carga esta actividad económica para convertirse en potencia mundial.

Si las autoridades federales, estatales y locales no hacen nada para frenar al crimen organizado, entidades turísticas completas perderán –como de hecho está sucediendo– su atractivo; y, si no, chequen lo que sucede en Acapulco.

 


| Retomar de inmediato la categoría 1 en seguridad aeronáutica

Es fundamental que la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos otorgue nuevamente la categoría 1 a la aviación nacional.

| Brindar seguridad y libre tránsito en carreteras

Gran cantidad del turismo nacional se desplaza a destinos cercanos a su residencia habitual. En la mayoría de las ocasiones prefieren el automóvil sobre cualquier otro modo de transporte. Sin embargo, en la actualidad viajar por carretera se ha vuelto muy peligroso.

Es imperativo que la autoridad garantice que quienes viajan por carretera transiten seguros, sin miedo a ser asaltados, secuestrados o, peor aún, perder la vida. Y no solo se trata de que se aumente y garantice la seguridad, sino el libre tránsito; pues, un día sí y otro también, existen tramos carreteros que son tomados para realizar protestas, impidiendo a los viajeros, por horas y hasta días, continuar su trayecto. 

| Mejorar la vacunación y contención de la pandemia

Mejorar la estrategia de vacunación y de contención de la pandemia manda un mensaje de que se están haciendo bien las cosas; que México es un destino seguro para viajar, porque las restricciones para que los ciudadanos viajen a otro país a vacacionar o hacer negocios las ponen los gobiernos y las empresas.

A más vacunación, habrá más turismo, local e internacional. En Ciudad de México se busca que cerca del 70% de la población esté vacunada. Ciertamente, el tema de la vacunación podría ser algo pasajero, pero los cuidados en materia de protección de la salud para todos los visitantes será una constante demanda de aquí en adelante.


| Diversificar el turismo

Por años hemos escuchado que México es más que sol y playa. Pero la promoción (escasa, por cierto) continúa sobre la misma partitura. ¡Cuándo se entenderá que nuestro país es de los pocos, a nivel mundial, que cuentan con una vasta opción de recursos!

Los viajes en solitario y los multigeneracionales, como resultado del envejecimiento de la población y del aumento de los hogares unipersonales, también son realidades del panorama turístico para los próximos años. A raíz de la pandemia, familiares de todas las edades, incluidos padres, hijos y abuelos, viajaron para reconectarse. Productos y experiencias para todas las edades serán una necesidad.

| Establecer periodos fijos y extensos para vacacionar

Tal como sucede en otras partes de mundo, deberían establecerse periodos para que se detengan o disminuyan ciertas actividades económicas y hasta servicios no prioritarios de gobierno, con la finalidad de que más personas puedan viajar.

Buscar en dichos lapsos privilegiar con tarifas, peaje y precios preferenciales el turismo nacional. 

| Diversificar y eficientar el transporte multimodal

Más allá de la situación que se vive con el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que se construyó para dar servicio a la zona metropolitana del Valle de México, a través de un sistema aeroportuario regional complementario al del Aeropuerto Internacional Adolfo López Mateos en Toluca y al propio Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), fenómeno que está lejos de suceder, es imprescindible impulsar el desarrollo de trenes, autobuses, paraderos y hasta aplicaciones digitales de transporte para que los viajeros puedan llegar a los destinos que deseen.


| Desarrollar más atracciones de clase mundial

Ante la enorme diversidad de oferta turística que ofrece México, cada Estado de la República debe desarrollar sus propias estrategias –de hecho, así sucede– para atraer a más visitantes. A mayor oferta de buenos productos, mejores serán los resultados.

La edición 2021 del Gran Premio de la Fórmula Uno en la Ciudad de México generó una derrama económica de 14,375 millones de pesos, según informes generados por el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués.

En Aguascalientes, la importancia de que se lleve a cabo su Feria Nacional de San Marcos es mayúscula, pues según lo dio a conocer, hace unos meses, su gobernador, Martín Orozco Sandoval, la derrama equivale a 3.5 del Producto Interno Bruto (PIB), lo que es comparable a una derrama de 8,000 millones de pesos. Y como estos, existen muchos más ejemplos, pero se necesitan más, muchos más.

| Impulsar el turismo de negocios

La recuperación de la industria de reuniones será clave para el sector turístico, pues este segmento significa un gasto anual de 35,000 millones de dólares (mdd) en nuestro país, equivalente al 1.8% del PIB nacional; genera alrededor de 900,000 empleos, ocupa 30 millones de cuartos-noche al año, una quinta parte de los ocupados en todo el territorio; y representa 3.1 veces el PIB generado por la suma total de lo que producen conciertos, espectáculos, eventos deportivos amateurs y profesionales, y toda actividad recreativa del país, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo federal.

Además, el viajero de este rubro suele contar con un mayor presupuesto que el del turista vacacional y gasta 94% más que este. Otro dato relevante es que, de los alimentos y bebidas que consumen los turistas en México, la cuarta parte corresponde a los asistentes a reuniones.


| Invertir más en personal y tecnología de seguridad

Es inconcebible que, con la tecnología existente hoy en día, los robos y ataques de la delincuencia persistan en las carreteras del país. No hace falta viajar largos trayectos carreteros para darse cuenta de las pocas patrullas que transitan por estas vías de comunicación, incluso en aquellas consideradas de cuota. De las libres, mejor ni hablar.

En el ámbito tecnológico, actualmente existen cámaras de seguridad, drones o incluso satélites que bien podrían, por lo menos, inhibir posibles actos delictivos. 

| Formar personal especializada

Si queremos que el turismo alcance una proyección mundial y una captación de turistas mucho más diversificada, se requiere que hoteleros, líneas aéreas, operadores de renta de autos y cualquier empresa operadora de servicios turísticos cuenten con personal capacitado y conocedor no solo del producto o servicio que oferta, sino de todo lo que nuestro país puede ofrecer.

Asimismo, que todo personal de contacto con los visitantes extranjeros domine el idioma inglés. Aunque, si en verdad queremos dar ese salto cuántico, lo ideal es que estas personas sean multilingües.

| Ver más allá de Estados Unidos y Canadá

Si bien es cierto que los visitantes de ambas naciones constituyen cerca del 70% de los turistas extranjeros que recibe nuestro país, se deben desarrollar acciones muy puntuales, tanto en promoción como en publicidad, para que viajeros chinos, japoneses, europeos, visiten y disfruten de todo lo que nuestro país les ofrece. Al final, este tipo de visitantes son los que mayor derrama económica per cápita generan cuando viajan.

Tan valioso es el turista chino para los norteamericanos que, por poner un ejemplo, al prender el televisor, hay más canales en mandarín que en español. Los restaurantes más exclusivos y las boutiques de productos de alto precio son lugares donde su afluencia es una constante. ¿Y en México?


| Investigar, descubrir y satisfacer nuevas demandas

Existen distintas investigaciones que señalan que, hoy más que nunca, en un simple viaje familiar convergen muy distintos tipos de consumidores: niños, padres y abuelos, tan solo un ejemplo de ello. Cada destino, hotel, establecimiento turístico debe tomar muy en cuenta las necesidades de cada segmento.

Los intereses entre los distintos tipos de viajeros son enormes. La insatisfacción de cualquiera de ellos o reduce los días de estancia o, simplemente, se borra del mapa el destino para viajes futuros. Mientras el mercado infantil puede estar pensando en toboganes o albercas, los padres observan lugares para disfrutar la noche y los abuelos demandan espacios culturales o de relajación.

| Apoyar la libertad de consumo

Los turistas nacionales y extranjeros deben contar con total autonomía y libertad para recurrir a los prestadores de servicios que mejor les convenga. No es posible que un visitante llegue a un destino, como Los Cabos o Cancún, y deba utilizar exclusivamente los taxis del aeropuerto.

Esta simple acción y falta de competencia genera que los taxis estén viejos, en mal estado y asquerosos en muchos casos. Y de los precios, ni qué decir: los establecen a discreción. Si hoy los viajeros quieren usar las aplicaciones de movilidad a través de sus apps, tendrían que hacerlo sin problema alguno. Pero vamos en sentido contrario, como está sucediendo en la Ciudad de México, donde las empresas y choferes de estas aplicaciones no pueden dar el servicio al 100%.


| Dar cobertura de internet total y de alta velocidad

Uno de los mayores placeres que encuentran los turistas al visitar cualquier destino del mundo es compartir con sus familiares y amigos, vía redes sociales, la experiencia que están descubriendo. Para ello, las fotografías e historias relacionadas con cada momento de vida son una constante creciente.

Si no cuentan con una cobertura total en el destino o en el hotel, por mencionar solo una coincidencia, su estado de humor y sus ganas de regresar serán negativos. Recordemos que muchos transmiten en directo sus vivencias. De igual forma, para realizar trabajo a distancia o participar en videos corporativos demandan, además de excelente cobertura, suficiente banda ancha.

| Impulsar un turismo sustentable

La cultura y preocupación hacia el cambio climático, un mundo mejor y la protección del medio ambiente, han dejado de ser parte de la comunicación publicitaria por parte de los países y las organizaciones. Hoy es una realidad y los primeros convencidos de ello son los consumidores.

Se debe cuidar todo organismo vivo del planeta y sus hábitats naturales. El descuido de las playas, ríos, bosques y la naturaleza, en general, está siendo tomado en cuenta para distinguir un destino sobre otro; al igual que sucede con alojarse en un hotel o en el de su competencia. Desde los acabados arquitectónicos, hasta los productos que se ofrecen como cortesía en las habitaciones pueden hacer la diferencia.


| Incrementar frecuencias aéreas

Sin duda, una consideración complicada, pues surge la interrogante de: ¿qué fue primero: el huevo o la gallina? Para las aerolíneas, abrir nuevos espacios con vuelos poco ocupados no es rentable, lo cual se entiende más ahora con los altos costos del combustible.

Pero los viajeros del mundo lo que quieren es viajar el día y hora que les venga en gana. Parece una interrogante complicada de responder y, sobre todo, de acertar. Pero lo cierto es que, a mejores facilidades de ingreso a un destino (si este cuenta con todos los atributos necesarios), mayores las posibilidades de que más visitantes acudan a él.

| Aceptar nuevas opciones, pero bien reguladas

Los viajeros, principalmente en el segmento considerado por millennials, han encontrado una solución de hospedaje muy atractiva a través de Airbnb.

El gasto de los huéspedes que reservaron a través de Airbnb ascendió a 16,400 millones de dólares en 2021, según el análisis de Oxford Economics.|

| Garantizar el Estado de Derecho

Si México quiere que los inversionistas nacionales y extranjeros inviertan en el turismo o en cualquier otra actividad económica, y más si se trata de una inversión a largo plazo, es requisito imperativo contar con un Estado de Derecho que garantice y proteja dichos montos de inversión.

La planeación de los grandes corporativos no es una cuestión sexenal, ni política, ni cortoplacista. Lo que se firma, se debe cumplir. No importa quién lo firme, ni en qué momento histórico se lleve a cabo. Un contrato legalmente requisitado no tiene por qué cancelarse o modificarse de manera unilateral. Nadie va a realizar una inversión multimillonaria en un destino turístico para que, por ejemplo, llegue una nueva administración y le expropie el bien, le cambie la concesión o le modifique el porcentaje de utilidades convenido. AN

También en esta edición

Compartir