altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

7 nuevas tendencias post Covid-19 del pensamiento estratégico en los negocios

Por: Sylvia Hernández Benítez Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Evadir el futuro, es negarse a sobrevivir.

Si algo debemos aprender del 2020, es la vulnerabilidad que tenemos como personas, como sociedad y como negocios, al enfrentar una pandemia mundial con consecuencias mayúsculas, que han impactado repentina y profundamente nuestras vidas. La resiliencia será sin duda, una de las capacidades mas poderosas para enfrentar la crisis, pero sobre todo para poder reinventarnos repetidamente, tantas veces como sea necesario. Si bien, observamos a un sector empresarial reaccionando ante lo inesperado y tratando de adaptarse para sobrevivir ante las implicaciones de la Pandemia -esto sin dejar de lado retos políticos, sociales, energéticos y medio ambientales que también han impactado al sector-, es un hecho que la batalla contra el COVID-19 sigue vigente y llevará tiempo el poder lograr la vacunación universal y minimizar sus impactos en nuestros estilos de vida. Hoy, ya se visualizan tendencias muy claras e inminentes y el 2021 es el año de la transición para alcanzar al futuro en su nueva realidad. Ante la dinámica de cambio contextual, no hay planeación que garantice una reinvención de negocio asertiva o inamovible, el futuro está en constante movimiento, esto es, más cambiante y cercano que nunca.  Esto nos obliga a alimentar nuestro pensamiento estratégico de las tendencias que se van conformando contextualmente por el macro ambiente Económico, Político, Social, Tecnológico, Ecológico y Legal. Si bien, lo dice muy bien el futurólogo Jim Dator, el futuro no se puede predecir porque no existe, si podemos incidir en el a través de la planeación estratégica y esto es solo teniendo un pensamiento de negocio prospectivo, mirando constantemente las tendencias.


| 7 tendencias a la vista

Con base a las señales contextuales de los últimos 12 meses, lleve acabo un estudio prospectivo, que me permitió identificar y desarrollar 7 tendencias que deben ser consideradas dentro del pensamiento estratégico del negocio que detonará su reinvención para enfrentar el contexto post COVID 19, considerando que no regresaremos a la realidad que se vivía antes de la Pandemia. Estas 7 tendencias, influirán en nuestros comportamientos como individuos, pero también impactarán a las empresas y a los gobiernos e incluso, afectarán la dirección de la economía global. La clave aquí es como el negocio renfoca y crea nuevas propuestas de valor para dar respuesta a la nueva realidad.


1 Hipocondría Social

Dada la preocupación y miedo exacerbado que ha generado el COVID-19, ha hecho que la seguridad personal sea el factor de compra de mayor crecimiento (56% a nivel global, de acuerdo con un estudio de KPMG), por lo tanto, habrá que considerar que la preocupación por la salud se vuelve prioritaria y el consumidor se habitúe a nuevos momentos de consumo en casa. Por un largo tiempo, privilegiará salir a lugares que le generen una experiencia segura y confiable.  Sectores como el Restaurantero, el Hotelero, o los Gimnasios entre otros, deberán desde ya, pensar en desarrollar propuestas de valor que detonen nuevas experiencias avaladas en la seguridad de sus usuarios y consumidores que contrarresten la hipocondría social.


2 Vida “LOW COST”

Esta tendencia representa un gran reto para las marcas de lujo. Ante el confinamiento, de la pandemia, los consumidores se dieron cuenta que pueden vivir muy bien sin el lujo y más aún, sin el desembolso que conlleva. A diferencia de otras crisis, en las cuales el sector de lujo era el menos impactado, en esta ocasión, se ha visto enormemente afectado y sus consecuencias obligan a explorar nuevas vías para tomar un nuevo rol en la vida de los consumidores. Las nuevas generaciones, específicamente los centennials, vivieron de niños la crisis del 2008-2009 y aprendieron desde entonces el valor del ahorro y lo más importante, el valor de la vida en dimensiones vinculadas a los retos de la humanidad, mas allá del lujo, de hecho, son los grandes promotores de la economía colaborativa. Así pues, pareciera entonces que esta tendencia se quedará como parte de la nueva realidad, lo que implica grandes retos para resignificar el valor del lujo.


3 Digitalización universal

Si algo incentivó la pandemia ante el confinamiento social, fue el que instituciones de todo el mundo del sector público y privado, se vieran obligadas a seguir sus actividades de forma remota. Para aquellas que no habían iniciado su transformación digital y no estaban preparadas, resultó una situación muy complicada, sin embargo, ha quedado claro para todo el ecosistema económico y social, el valor de la digitalización y el aporte que tiene tanto en la vida de las personas como en el de las instituciones. Dicho lo anterior, por convenir a los intereses del mundo entero, incluyendo al sector empresarial, la Digitalización Universal, es inminente y no hay manera de evitarla.


4 Personal-Job Life Style

El trabajo desde casa obligado por la pandemia conllevó que nuestros espacios entre casa y oficina, que antes teníamos muy bien separados y delimitados, ahora fueran el mismo y dejáramos “entrar” virtualmente a casa a nuestros colegas y vínculos profesionales. Esto por supuesto ha impactado en nuestros comportamientos, siendo mucho menos protocolarios y más relajados, empezando por nuestra vestimenta y hasta la adaptación de nuestra casa y mobiliario para tener un espacio digno y conveniente que antes solo teníamos solo en nuestra oficina. Las implicaciones de este cambio alcanzarán al sector inmobiliario, desde la baja demanda en renta de oficinas y la tarea de recuperar el valor de estos espacios, hasta el diseño de las casas del futuro, que contemplarán espacios de trabajo en casa. Esta tendencia tiene implicaciones de fondo en nuestros estilos de vida y por ende la tendrá en nuestros hábitos de consumo alrededor del mundo laboral.


5 Economía de la sostenibilidad

Esta crisis sanitaria y económica aunada a los impactos ecológicos y climáticos nos han creado una consciencia mas profunda de la importancia del cuidado del medio ambiente y la necesidad de vivir en mundo sostenible; si algo tenemos claro hoy, es nuestra vulnerabilidad.  Esto pone a la sostenibilidad como centro de la recuperación post-pandemia, por lo que, las empresas deberán ser los mayores generadores de riqueza en pro y bienestar de todos sus “grupos de interés” (Colaboradores, Clientes, Accionistas, Proveedores, etc.) incluyendo a la Comunidad, lo cual conllevará que su Propósito y razón de ser, así como los Valores que conformen su Estrategia Corporativa, sean realmente de impacto positivo y relevantes, a favor de una vida sostenible. Las empresas e instituciones que no contribuyan con los retos de la humanidad y contribuyan a un mundo sustentable y sostenible, serán cuestionadas e incluso rechazadas.


6 Balance Glocal

El alcance global de la crisis incentivada por la pandemia ha puesto de manifiesto la vinculación global en la que vivimos y de la que difícilmente vamos a poder dar marcha atrás, ni como país ni como región del mundo, en una infructífera búsqueda de una desconexión económica y social para mantener un esquema de aislamiento. Sin embargo, es un hecho que ante los impactos y consecuencias locales que está enfrentando cada país por la crisis, se ha detonado que la sociedad en lo particular revalorice y priorice su mercado local. Se está creando un comportamiento basado en una perspectiva “glocal”: pensar globalmente y responder localmente.


7 Neo Leader Esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de un nuevo estilo de liderazgo. Como sociedad, hemos experimentado que muchos líderes políticos y empresariales, actuaron basados solamente en su jerarquía y poder, siendo incapaces de afrontar el enorme desafío. La pandemia, ha dejado muy clara su nula habilidad para manejar asertivamente un contexto VICA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo). Su falta de adaptación, resiliencia y reinvención ha quedado de manifiesto contrayendo la credibilidad y respeto por el liderazgo actual. Las nuevas generaciones están en la búsqueda de líderes forjadores de esperanza y certidumbre, integrativos y capaces de escuchar y acompañar, y de ahí que el” Neo Leader “exponencial, esté a la vista. Sobre todo, dentro del mundo empresarial, donde las organizaciones se deben aprender a reinventar constantemente. Finalmente. el pensamiento estratégico prospectivo será el mejor aliado para enfrentar una nueva realidad tantas veces como sea necesario. En mi prospectiva, estas son las tendencias que están a la vista hoy, pero no olvidemos que, el futuro no es estático y está mas vivo que nunca. AN


Mtra. Sylvia Hernández Benítez

Business Strategy Advisor

Business Transformation, Corporate Strategy, Strategic Innovation, Marketing & Communications

LinkedIn: Sylvia Hernández

Twitter: @SylviaHB02

IG: @shb_trendlover

También en esta edición

Compartir