altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Acciones positivas traen resultados positivos

La sostenibilidad en las grandes organizaciones nacionales e internacionales está pasando de ser solo un propósito, a convertirse en acciones concretas y efectivas.

Por: Alto Nivel Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Un futuro promisorio

La estrategia global pep+ (PepsiCo Positive), que hace unos días presentó PepsiCo, es una muestra de ello. La iniciativa significa una transformación de punta a punta en las operaciones de la compañía, con la sostenibilidad como eje central. De esta forma, PepsiCo impulsará su valor y crecimiento al respetar los límites ambientales del planeta e inspirar un cambio positivo para el mundo y las personas. pep+ guiará la manera en que PepsiCo transformará sus operaciones: desde cómo se abastece de sus ingredientes y cómo crea y vende sus productos de una manera más sostenible, hasta cómo aprovecha los más de 1,000 millones de interacciones que tiene con consumidores alrededor del mundo, todos los días, para que tomen mejores decisiones para sí mismos y el planeta.

“pep+ es el futuro de nuestra empresa; una transformación fundamental de qué hacemos y cómo lo hacemos, en la cual la sostenibilidad y el capital humano están en el centro, con el objetivo de crear crecimiento y valor compartidos. Refleja una nueva realidad de negocios, en la que los consumidores muestran un mayor interés por el futuro de nuestro planeta y sus sociedades”, dice Ramón Laguarta, presidente y director general de PepsiCo.

Laguarta dice que pep+ cambiará sus marcas y la manera en que compiten en el mercado. Imagina unas papas Sabritas que crecen en un campo que cumple con prácticas de agricultura regenerativa; se cocinan y entregan mediante una cadena de valor -con impacto neto cero- en términos de uso de energía y de consumo de agua; con un empaque biocompostable y el menor aporte de sodio del mercado. “Esto es una elección positiva. Esa es la mejor papa, la más rica, la papa del futuro. Así es como pep+ será mejor para las personas, para el planeta y para nuestro negocio”. Imagina la escala y el impacto de esa visión si se implementa en el portafolio completo de PepsiCo de marcas globales.


| México, la joya de la corona

Nuestro país es el mercado más grande de PepsiCo después de Estados Unidos y tiene una arraigada presencia de más de 110 años, con icónicas marcas locales, como Sabritas, Gamesa, Pepsi, Gatorade y Quaker. “Queremos aprovechar nuestra presencia y gran escala en cada rincón de México para lograr un impacto que perdure en las comunidades a las que servimos, al acelerar nuestros esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de más de 40,000 agricultores de nuestra cadena de suministro y que ellos mismos puedan acelerar sus prácticas de agricultura regenerativa, para renovar los suelos de toda nuestra huella agrícola en México”, señala Roberto Martínez, presidente de PepsiCo México.

La multinacional ha estructurado su estrategia corporativa para el desarrollo presente y futuro en tres pilares claves: agricultura positiva, cadena de valor positiva y elecciones positivas.


| Agricultura positiva

PepsiCo trabaja en la promoción de prácticas regenerativas para restaurar la tierra en toda la huella agrícola de la empresa (casi 3 millones de hectáreas), obtener cultivos e ingredientes de forma sostenible y mejorar los ingresos de más de 250,000 personas en su cadena de suministro agrícola.

Ejemplo de ello es Agriba Sustentable, iniciativa encaminada a impulsar el campo mexicano. Se trata de una alianza estratégica con Grupo Trimex y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), cuyo objetivo es incrementar el número de pequeños y medianos productores de trigo que adopten prácticas de agricultura sostenible en la región de El Bajío (Guanajuato y Michoacán), para diversos productos de Gamesa. A finales de septiembre, Gamesa cumple 100 años y con este programa refrenda su compromiso con el campo mexicano.

Gracias a estas iniciativas, se obtendrán beneficios ambientales, sociales y económicos que podrán cuantificarse. Es una colaboración de gran alcance, debido a que Grupo Trimex es uno de los principales proveedores de PepsiCo en el país. Por su parte, CIMMYT es la principal organización internacional sin fines de lucro dedicada a la investigación de sistemas agroalimentarios para el desarrollo y la innovación enfocada en granos.

Estos trabajos son parte de la agenda de agricultura positiva de PepsiCo, a la que se suma Agrovita, un programa de prácticas de agricultura regenerativa en 12,000 hectáreas en los estados de Tabasco y Chiapas. Con este programa, la empresa beneficia a 920 productores de plátano, cocoa y aceite de palma, y a cerca de 38,000 personas (50% mujeres). Incluye acciones para mejorar la seguridad alimentaria de las comunidades.


| Cadena de valor positiva

PepsiCo ayudará a construir una cadena de valor circular e inclusiva a partir de diferentes medidas, entre ellas:

Emisiones netas cero a escala mundial para 2040. En 2021, PepsiCo México alcanzó su objetivo de emplear electricidad 100% renovable. Esto significa reducir aproximadamente 110,000 toneladas de dióxido de carbono, equivalentes a la cantidad de dióxido de carbono absorbido por 4 millones de árboles por año.

Uso positivo neto del agua (es decir, restablecer más agua de la que se consume) para 2030. En México, PepsiCo ha aumentado su inversión para reducir su consumo de agua por medio de alianzas con organizaciones de la sociedad civil y gobiernos locales, y asegurarse de que las regiones que más la necesiten tengan un acceso más justo a este recurso. El programa “Agua para el planeta” es un ejemplo de este tipo de inversión mediante el cual se protegen ecosistemas clave para reponer las principales fuentes de agua en las áreas urbanas de Ciudad de México y Monterrey. A finales de 2021, se alcanzarán 515 hectáreas en algunas de las cuencas hidrográficas que abastecen de agua a estas dos ciudades.

Introducir más empaques sostenibles en la cadena de valor. Con pep+, PepsiCo se compromete con sus objetivos de reducir el uso de plástico virgen por ración en 50% en todo su portafolio global de alimentos y bebidas para 2030, al recurrir a 50% de contenido reciclado en sus empaques de plástico.

La compañía también avanzará en su viaje hacia la diversidad, equidad e inclusión con una inversión de más de 570 millones de dólares en estos temas.


| Elecciones positivas

PepsiCo seguirá desarrollando y renovando su portafolio de alimentos y bebidas para que sean mejores para el planeta y las personas. Con este pilar, la empresa:

Incorporará ingredientes más diversos, tanto en productos nuevos como existentes, para que sean mejores para el planeta o aporten beneficios nutricionales, con prioridad en los garbanzos, las proteínas de origen vegetal y los cereales integrales.

Expandirá su posición en la categoría de frutos secos y semillas, donde PepsiCo ya es la marca líder mundial, incluyendo posiciones de liderazgo en México, China y varios mercados de Europa occidental.

Incrementará la reducción de azúcares añadidos y sodio, como respuesta a objetivos basados en la ciencia, en todo su portafolio, al cocinar sus alimentos con aceites más saludables.

“pep+ vincula directamente nuestra empresa con el futuro del planeta, en beneficio de ambos, desde cómo obtenemos nuestros ingredientes, fabricamos y vendemos nuestros productos; cómo inspiramos a los consumidores a través de nuestras marcas, para que tomen mejores decisiones para ellos y el planeta; hasta cómo apoyamos a las comunidades y mejoramos los medios de vida a lo largo de nuestra cadena de suministro. pep+ es nuestra hoja de ruta para crear los alimentos y las bebidas que la gente ama, de manera que ayuden a construir el futuro sostenible que todos merecemos”, finaliza Jim Andrew, director de sostenibilidad de PepsiCo. AN

También en esta edición

Compartir