altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

Arte contemporáneo al sur de la CDMX

En el barrio mágico de San Ángel hay un espacio creado especialmente para el pensamiento crítico: FluxZone, una galería que conjunta una propuesta estética con un compromiso social.

Por: Ulises Navarro Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Ubicación privilegiada

La galería FluxZone nace de la voluntad de reconocer la obra de artistas contemporáneos. Delmari es crítica de arte, escritora y curadora de arte moderno y contemporáneo mexicano y latinoamericano. Manuel Jiménez es amante de las artes plásticas. Iniciaron este proyecto hace seis años al sur de la CDMX, frente al Jardín del Arte, dentro del Mercado del Carmen, en el barrio mágico de San Ángel, donde varios pintores se reúnen los fines de semana para difundir su talento.

Delmari Romero Keith define FluxZone como una iniciativa curatorial; un espacio creado para el pensamiento crítico que amalgama una propuesta estética con un compromiso social. Impulsa a artistas que recurren a medios tanto tradicionales como no tradicionales para enriquecer discursos innovadores y propuestas formales. Su misión es ser “un bastión que sustente y dé cabida a la expresión artística, que muestre de manera sólida y contundente las inquietudes de la humanidad en el siglo XXI”, dice.

| La curaduría hace la diferencia

“Como curadores, nos impulsa la necesidad de dar forma y significado a nuestro propio universo a través del descubrimiento permanente de la belleza intrínseca y la vitalidad del arte, sin pretender imponer una ordenanza al arte en sí, sino intentando descubrir, en un viaje sin fin, la independencia y valor estético de cada pieza. La curaduría da la esencia y el alma a los proyectos”, añade Manuel.

Ser curador es una profesión apasionante, pero ardua. Los curadores no solo tienen la habilidad de contar una buena historia con las obras exhibidas, sino que deben certificar que son originales y de calidad. “Siempre recomendamos visitar una galería cuando se quiere comprar una pieza. Eso te da respaldo. Nosotros entregamos a nuestros clientes un seguro gratuito en caso de daños. También llevamos muestras a su hogar, para que puedan apreciarlas y ver si son las piezas indicadas para sus espacios. Lo más importante es que el cliente o coleccionista esté enamorado de su pieza”.

FluxZone apoya exposiciones itinerantes en ciudades como París, Berlín, Madrid y México.

| David Alfaro Siqueiros, Dr. Atl, Leonora Carrington….

FluxZone es la única galería del sur de CDMX que participa en Gallery Weekend, evento en el que acuden las galerías más importantes del país. Manuel Jiménez Barragán en compañía con su socio Mauricio Arellano Mercenario, también han participado en ferias de París y Madrid.

“Apoyamos exposiciones itinerantes en ciudades como París, Berlín, Madrid y México, a través de ferias internacionales, museos y galerías privadas. También coordinamos residencias de artistas y con las obras creadas in situ realizamos exhibiciones en diferentes espacios, con la intención de generar grupos de nuevos coleccionistas”, explica Manuel.

Por FluxZone han pasado piezas de artistas reconocidos, como David Alfaro Siqueiros, Dr. Atl, Leonora Carrington, Diego Rivera, Sebastián y Sergio Hernández, pero también se apoya a artistas emergentes y a las nuevas generaciones, porque de ahí saldrán las próximas generaciones de grandes artistas.

“Muchas veces la gente piensa que el arte es caro e inalcanzable y no entra a las galerías, pero no es así. Se puede adquirir una pieza de calidad y de bajo costo. Una muy buena pieza puede costar entre 2,000 y 2,500 pesos, y será una excelente inversión, enfatiza Mauricio.

| Buen momento para comprar arte

Un gran artista destaca por su genialidad, sus ideas y su concepto. Comprar sus piezas es una excelente inversión, porque son un patrimonio que, a largo plazo, elevará su valor.

Para Mauricio y Manuel, hoy es un momento histórico para comprar arte y generar o acrecentar un patrimonio, porque es un medio seguro para invertir, pero también para disfrutar y contribuir a la cultura del país y de la humanidad.

“Si analizamos la historia de artistas con un nombre establecido, podemos observar un aumento de sus obras con el tiempo. Por eso, el arte es un instrumento de inversión muy atractivo y hoy estamos en un buen momento para que la gente adquiera conciencia del valor del arte y comience a formar una colección”.

Comprar arte es una excelente inversión, porque es un patrimonio que, a largo plazo, elevará su valor.

| La tecnología se hace presente

La “nueva normalidad” que trajo la pandemia de Covid-19 también ha marcado un hito histórico en el mercado del arte. Debido a la sana distancia y el resguardo, las exhibiciones en línea han proliferado. Los avances tecnológicos ya permiten visitar galerías y admirar obras en alta definición. Es como si estuvieras ahí mismo.

Además, se pueden visitar exposiciones en otros países. “Las herramientas digitales han mejorado tanto que ferias de arte, como Art Basel, han hecho exhibiciones online. Nosotros también seguimos esta tendencia; sin embargo, pensamos en mantener la galería abierta. Muchas están cerrando y se están volviendo 100% digitales. Trabajan en redes sociales y plataformas especializadas en arte, pero siempre habrá galerías que harán todo lo posible por seguir recibiendo a sus clientes en persona, para que disfruten las piezas en vivo”.

La pandemia ha traído otras consecuencias positivas, como la derrama social. FluxZone apoya la iniciativa “Solidaridad”, cuyo objetivo es ayudar a los artistas emergentes para respaldar la venta de sus piezas. También apoyamos causas sociales para adultos mayores, que son una población vulnerable”, sostienen los socios.

Para conocer las obras que se exhiben en la galería puedes visitar sus redes sociales en Instagram y Facebook y la página web flux-zone.art. Si estás interesado en alguna pieza, puedes agendar una cita. AN

También en esta edición

Compartir