altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

Autoridades muestran falta de empatía hacia mujeres policías en #8M

Por: Alejandro Desfassiaux Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Tras la serie de manifestaciones violentas en todo el país a raíz del #8M, que dejó como saldo 82 mujeres lesionadas (de las cuales 62 fueron policías), es lamentable que ninguna autoridad observe una verdadera empatía por los cuerpos policiales femeninos y no haga más por ellas, como respetar ascensos prometidos a quienes ya han participado en anteriores protestas feministas o consignar inmediatamente a todas las agresoras; pues las mujeres policías tienen exactamente los mismos derechos que cualquier otra mujer violentada.

Es lamentable que ninguna autoridad observe una verdadera empatía por los cuerpos policiales femeninos y no haga más por ellas.

Mujeres policías de diversos agrupamientos de la Secretaria de Seguridad Ciudadana han denunciado que no se ha cumplido la promesa de entregarles grados inmediatos a quienes han participado en manifestaciones previas de colectivos feministas. La promesa lleva más de medio año de incumplimiento y es una falta triple de solidaridad porque no han recibido ni aumento de salario, ni de grado y, además, si ocurre una marcha, las policías tienen que trabajar horas extra, no necesariamente remuneradas, y si se niegan las pueden cesar, poner a disposición o cambiarlas de sector, por lo que la olla de presión también juega en contra de ellas.

| No a la impunidad

Por otro lado, hubo muy pocos detenidos por estas manifestaciones violentas y, desafortunadamente, la mayoría ya han sido liberados tras la presión de organizaciones feministas. Parece que tardan más en ser consignados que en ser liberados.

No debe haber haber tolerancia con la tasa de feminicidios actuales, que en 2020 registró 967, una cifra alarmante.

Hay que recordar que los ataques a las policías fueron sumamente violentos, con gasolina y fuego, con la clara intención de atentar contra su vida. Algunas mujeres policías se encuentran todavía hospitalizadas y delicadas de salud al ser rociadas con cloro en los ojos. No debe haber impunidad en estos casos, así como tampoco puede haber tolerancia con la tasa de feminicidios actuales, pues es un país con cifras alarmantes de violencia contra la mujer. México registró 967 feminicidios en 2020, una cifra casi idéntica a los 969 crímenes por razón de género de un año antes. El 2021 comenzó con más de 200 feminicidios y no puede pasar desapercibido que más de 10 mujeres son asesinadas al día, según ONU Mujeres, en un país que tuvo 34,531 homicidios dolosos en 2020.

| Violencia injustificable

En ningún caso es justificable la violencia contra las mujeres, y las mujeres policías no deben ser una excepción. Todas las mujeres tienen derecho a una vida libre de violencia, por lo que las autoridades deben defenderlas a todas, y más si pertenecen a sus propias corporaciones policiacas. También se debe revisar por qué fueron suspendidas algunas policías que esposaron a las manifestantes cuando estaban claramente haciendo su trabajo, pues esto las pone en una situación de clara indefensión.

Todas las mujeres tienen derecho a una vida libre de violencia, por lo que las autoridades deben defenderlas a todas, y más si pertenecen a sus propias corporaciones policiacas.

No se le permitió actuar a la policía, a pesar de los destrozos que ocurrieron en todo el país. Se lesionó a decenas de mujeres policías sin que se les permitiera actuar bajo protocolos específicos sobre el uso progresivo de la fuerza; lo que nos lleva a pensar que, si no hay detenidas ni sanciones para las agresoras, entonces el Estado de Derecho en México es una utopía. AN

Por Alejandro Desfassiaux

@grupoMSI

Compartir