altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

¡Bienvenidos a The Alest!

En pleno corazón de Polanco, en la Ciudad de México, hay un nuevo hotel boutique de lujo. Vale la pena conocerlo.

Por: Alto Nivel Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Ubicación, ubicación y más ubicación

Desde hace varios años, la Ciudad de México se ha consagrado como destino imprescindible para el viajero urbanita y sofisticado que busca las mejores expresiones de la vida moderna y las emblemáticas manifestaciones de la cultura ancestral que dan origen al México tradicional.

Infinidad de restaurantes de cocina nacional e internacional, más de 300 museos y galerías de arte, casas de moda, hubs corporativos, festivales y eventos culturales y deportivos, como la propia Fórmula 1, ofrecen a propios y extraños un sinfín de actividades, durante todo el año, que satisfacen los gustos y pasiones más exigentes.

Como parte de esta gran oferta, la colonia Polanco se ha convertido en el epítome del lujo y el buen vivir, al regalarnos lo mejor en gastronomía, arte, vida nocturna, alta moda y paseos al aire libre. Su ubicación es refugio de inmigrantes y sitio predilecto de los extranjeros que radican actualmente en la ciudad. Solo basta con recorrer sus grandes avenidas, como Presidente Masaryk, para darse cuenta de todo lo que engloba esta tradicional colonia.


| El nuevo hotel The Alest

Es justamente en el corazón de este vecindario, lujoso y dinámico (en el número 45 de Eugenio Sue), donde se inauguró recientemente The Alest. Es un moderno hotel de la categoría boutique de lujo, que tiene como sello distintivo ofrecer un programa de hospitalidad de clase mundial. Montserrat Barros y Gary Williams, de la firma Hospitality & Butler, han entrenado al personal de este maravilloso recinto de hospedaje. Monsterrat y Gary han dedicado su vida al entrenamiento en el servicio de hospitalidad y mayordomía. El servicio de The Alest se complementa con experiencias diseñadas específicamente para que los huéspedes vivan el auténtico estilo de vida local, sea cual sea la razón de su visita a la Ciudad de México.

“En The Alest nos hemos esmerado en ofrecer una experiencia integral, que busca brindar a nuestros invitados la posibilidad de vivir Polanco como un barrio anfitrión, a partir de alianzas exclusivas y programas inmersivos, diseñados a la medida para conformar una experiencia memorable”, comenta Daniela Otero Vázquez, directora general del hotel.

La propiedad, estilo europeo, fue imaginada y materializada por el arquitecto Ignacio Jiménez y la interiorista Sofía Aspe. Su atmósfera ecléctica y seductora reúne una variedad de estilos arquitectónicos con un toque acogedor y cálido, para hacer que los invitados se sientan como en su propia casa. Objetos y mobiliario decorativo, creados en exclusiva para el hotel por artistas mexicanos, complementan este escenario, que invita a la desconexión y el disfrute.


The Alest es un moderno hotel de la categoría boutique de lujo, que tiene como sello distintivo ofrecer un programa de hospitalidad de clase mundial.


| Gastronomía mexicana

The Alest abrió sus puertas el pasado mes de septiembre. Dispone de 19 habitaciones en distintos formatos, que van desde 22 hasta 187 metros cuadrados; todas con ventanas estilo balcón. Además, tiene tres junior suites con su propia terraza al aire libre.

Materiales suntuosos, como pisos de madera de roble, piezas de arte mexicano, baños revestidos en mármol de Carrara y una exquisita mezcla de estilos clásicos en tonos neutros envuelven los sentidos con gusto y clase.

Al interior de The Alest, los visitantes podrán disfrutar una exquisita gastronomía mexicana en el restaurante insignia “45”, encabezado por el chef mexicano Fernando Martínez Zavala, quien ofrece una experiencia gastronómica íntima y emocionante, que fusiona platillos, ingredientes y técnicas de la concina mexicana regional con toques de autor e influencias internacionales.

El restaurante es exclusivo para los huéspedes del hotel y ofrece privacidad en su interior y también servicio en una terraza abierta al aire libre en la entrada del hotel. Todo en un ambiente acogedor con diseño contemporáneo para sentirse como en casa.

Y para degustar un buen vino o un coctel artesanal, nada mejor que el bar de la propiedad. AN

También en esta edición

Compartir