altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

Cambios en política minera detonarán de 24,200 mdd

La industria minera quiere que el gobierno federal reconozca la importancia del sector y realice cambios en la política minera del país que den certidumbre fiscal, laboral, regulatoria, social y ambiental, así como seguridad y aplicación del estado de derecho.

Por: Sergio Castañeda Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Claroscuros del sector

A pesar de la recuperación de los precios de los metales, principalmente de los preciosos, como el oro y la plata, que permitieron a la industria minera del país cerrar el 2020 de manera positiva, al registrar un crecimiento de 23.3% en el valor de la producción minero-metalúrgica, totalizando 281,515 millones de pesos (mdp), el panorama para el sector luce complejo, al menos en lo que resta del sexenio, pues la postura del gobierno federal se mantiene firme: no habrá más concesiones mineras, no se reducirá la carga fiscal (se deben aportar los impuestos justos al aprovechar bienes que son de la nación y de todo el pueblo de México) y las empresas están obligadas a respetar el medio ambiente (con la complicidad de gobiernos, las empresas mineras han arrasado con ecosistemas y cuencas hidrológicas, contaminando regiones enteras), consultar a las comunidades y respetar su voluntad.

Sin embargo, la industria minera no pierde la esperanza y cambio se compromete a invertir 24,200 millones de dólares (mdd) en los próximos cinco años, generar 350,000 nuevos empleos, de los cuales 50,000 serían directos y 300,000 indirectos; así como contribuir al erario con 23,500 mdp adicionales a los 30,000 mdp que pagan anualmente las empresas mineras con operaciones en territorio nacional. 

Cabe destacar que en los últimos nueve años la industria minera ha invertido 44,695 mdd en el país, siendo el 2012 el año de mayor inversión, con 8,043 mdd, y el 2020 el más bajo, con 3,532 mdd.

“Necesitamos convencer al gobierno federal de la importancia que tiene la minería para el país, para la economía, para los mexicanos, y de la necesidad que existe de hacer un ajuste en las políticas públicas de este sector, no para subsidiar, porque no estamos pidiendo subsidios, pero sí para incentivar la actividad minera. Actualmente, la minería aporta el 2.3% del PIB nacional, pero si existen las condiciones esta puede crecer 0.5% adicional en su PIB pasando a 2.9%, lo que equivale a un crecimiento nacional de 3%”, comenta Fernando Alanís Ortega, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).


| La recuperación de la inversión es lenta

En entrevista con Alto Nivel, el directivo dice que lo único que necesitan es certidumbre, que se entienda que la minería son inversiones a muy largo plazo. “Estamos hablando que se necesitan entre 15 y 20 años para recuperar las inversiones que se hacen en el sector, por lo que necesitamos políticas públicas que den certidumbre a lo largo de este tiempo, como las hay en otros países con vocación minera, como Perú y Chile, donde hay acuerdos de estabilidad tributaria, esto es que no hay cambios abruptos en materia impositiva, como sucede en México. Se necesita claridad de lo que pasará en el país en los siguientes años, solo así regresará la confianza y por ende la inversión”.  

Un claro ejemplo de esta falta de certidumbre y que marcó de alguna manera un antes y un después en la minería en México, explica Alanís Ortega, fue lo sucedido en 2014, cuando en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se quitó la posibilidad de deducir los gastos de exploración el mismo año en que se ejercían, afectando el atractivo de México como destino de inversión.  

Por otra parte, Sergio Almazán Esqueda, presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), reconoe que el tema de la competitividad es uno de los mayores retos que tiene México, pues se ha venido perdiendo competitividad frente a otros países mineros. “Esto es una competencia a nivel mundial y nuestro país se está rezagando”.

Un claro ejemplo de ello destaca, es el tema de la inversión en exploración, que ha venido retrocediendo desde 2012, año en el que se invirtieron 1,100 mdd y que 18 años después, en 2020, solo alcanzó 399 mdd, una caída muy importante, que prende los focos rojos, porque se trata de la primera etapa para asegurar una minería sostenible.

La industria minera podría invertir 24,200 millones de dólares (mdd) en los próximos cinco años.


| Desinformación, un obstáculo

Y la decisión del gobierno de no otorgar más concesiones mineras, con el pretexto de que en el periodo neoliberal se concesionaron 120 millones de hectáreas para la explotación minera y por ello no es necesario entregar más, tiene mucho que ver en esta caída de la inversión en exploración. 

“Lamentablemente, la información que le hacen llegar al presidente es totalmente falsa. Además, una concesión no te da propiedad sobre el terreno, una concesión te da derecho a explorar y si encuentras algo, tienes que negociar con el dueño del terreno para seguir explorando y en caso de encontrar un yacimiento importante poderlo comprar”, explica Alanís Ortega,

De acuerdo con información de la Dirección General de Minas, el territorio nacional cuenta con 196 millones de hectáreas y se encuentran vigentes 24,066 títulos de concesión, que representan 16.83 millones de hectáreas, equivalentes a 8.59% del territorio nacional. De estas, 4 millones están en producción y representan el 2.06% del territorio; mientras que el área productiva, esto es las instalaciones mineras, que incluyen las plantas y los depósitos de jales (apilamientos de rocas molidas que quedan después de que minerales como el plomo, zinc, cobre, plata y otros han sido extraídos de las rocas que los contienen), cuenta 201,000 hectáreas, el 0.10% del territorio. “Esos son los datos reales”, indica el presidente de la Camimex.

Alanís Ortega considera injusta la decisión de no otorgar más concesiones mineras en esta administración. “Si una concesión te garantizara que vas a tener una mina, serían más que suficientes las 16.8 millones de hectáreas que se tienen. El problema es que, de cada 1,000 indicios de mineralización, 100 pasan a una etapa de exploración, 10 lo hacen a una etapa de exploración avanzada y solo uno se convierte en mina. Entonces, para poder generar una nueva mina se necesitan muchos estudios, mucha inversión y muchos años”.


| Tatiana Clouthier, clave para negociar

Pero no todo está perdido. La llegada de Tatiana Clouthier a la Secretaría de Economía podría terminar con la mala imagen que tiene el Ejecutivo de este sector y cambiar la política minera actual, impulsando nuevamente su desarrollo. 

“La titular de Economía entiende la importancia que tiene la minería para el país, tanto en el aspecto social como en el económico, el impacto que tiene en las comunidades cercanas a las operaciones y en otras actividades económicas. Otra ventaja que tiene Clouthier es la buena comunicación que tiene con el Ejecutivo, con el presidente López Obrador, y con otros secretarios y subsecretarios”, destaca Alanís Ortega.

De hecho, el presidente de la Camimex tuvo una primera reunión con Clouthier a tan solo cuatro días de que esta asumiera su cargo a principios de febrero pasado. “Le hicimos una presentación rápida, un primer diagnóstico del sector y le propusimos establecer una serie de mesas de diálogo para analizar diversos temas”. 

La funcionaria aceptó y se decidió que fueran tres mesas: una para analizar la parte social y ambiental, encabezada por la titular de la Semarnat, María Luisa Albores González; otra para tratar el tema laboral, en la que participa Luisa Alcalde Luján, secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS); y una tercera para analizar todo lo que tiene que ver con la competitividad, que incluye el tema fiscal, de seguridad, eficiencia y tramitología, encabezada por la titular de Economía.


| La gallina de los huevos de oro

La industria minera, subraya el presidente de la Camimex, es uno de los sectores que más impuestos paga en México. “Si sumamos todos lo impuestos y derechos, estamos pagando el 52.8% de la utilidad como carga tributaria, mientras que en Estados Unidos están en 30%, en Canadá el 34%, en Chile el 35% y en Perú el 39.9%”. 

El problema, indica, es que cada año andan buscando como cargarle a la minería más impuestos y derechos. “Nos ven como la gallina de los huevos de oro, pero se la van a acabar, porque estamos perdiendo competitividad y no están llegando las inversiones, se está dejando de invertir en exploración”. 

 En los últimos cuatro años, la minería ha pagado impuestos y derechos por 131,016 mdp. Tan solo en 2019, pagaron 30,017 mdp, de los cuales 23,810 mdp fueron de ISR, 2,711 mdp por derechos superficiales y 3,496 mdp en nuevos derechos. 

En ese sentido, Alanís Ortega dice que les gustaría estar en los mismos niveles de los países con los que compiten. “Eso sería lo ideal, pero vemos poco probable que suceda, pero podría ayudar que nos permitan deducir de manera inmediata los gastos de exploración, poner un tope al PTU, deducir los gastos de desarrollo de obra minera, porque son gastos, no se pueden manejar como si se estuviera construyendo un edificio, que es como lo ve el SAT, que te pide que lo deprecies en 10 años; son este tipo de mecanismos fiscales, contables, los que nos ayudarían a volver a ser atractivos para la inversión”. 

Almazán Esqueda coincide, al asegurar que debe haber una tributación competitiva para el sector, toda vez que la carga impositiva que se tiene es la mayor entre los países mineros.


| Mantiene su brillo

A pesar de todos los problemas y retos que enfrenta actualmente la industria minera en nuestro país, el presidente de la Camimex asegura que el sector no solo mantendrá su brillo, sino que este puede brillar aún más. “Nuestro llamado al gobierno federal, al presidente, es que conozca el verdadero rostro de la industria minera, que tenemos el mismo objetivo, cuidar el medio ambiente e impulsar el desarrollo económico y social en el país”.

Sergio Almazán Esqueda reitera que en este momento lo más importante es generar confianza, que no haya cambio de señales, que se respeten las concesiones, los proyectos y las inversiones.

Por lo pronto, el presidente de la AIMMGM estima que este año será mucho mejor que el 2020 para la industria minera en México. “Veremos una recuperación de la producción minero-metalúrgica en el país. Hay que recordar que en 2020 tuvimos dos meses de paro en el sector, este año no hemos tenido y no creo que tengamos. El valor de los metales se mantiene en muy buenos niveles, por lo que se espera que el valor de la producción sea aún mayor. En cuanto a la generación de empleos, también será mejor que en 2020, toda vez que a mitad de año llevamos más de 14,000 nuevos empleos generados. En el tema de inversión, estaremos en los mismos niveles del año pasado, esto es por arriba de los 3,000 mdd”. AN

También en esta edición

Compartir