altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

COVID-19: fenómeno biológico y social

La epidemia que México padeció en marzo de 2009, por una mutación del virus de la influenza, provocó el contagio de casi 74,000 personas y la muerte de más de 1,000. Y aunque el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón fue duramente criticado por su respuesta tardía y falta de transparencia, finalmente la epidemia fue controlada.

Por: Ulises Navarro y Claudia Cerezo Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| No aprendimos nada

A pesar de que nuestro país tuvo casi 10 años para invertir en el desarrollo y producción de vacunas, y de esa forma dejar de depender de las grandes farmacéuticas internacionales y de la buena voluntad de las naciones desarrolladas, los gobiernos de Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador no le dieron importancia al tema.

Ninguno pensó que México podría padecer de una nueva epidemia o, peor aún, que surgiera una pandemia de la magnitud de la COVID-19, la cual ha provocado una de la peores crisis sanitarias y económicas en la historia de la humanidad. Las malas decisiones o la falta de previsión le han costado al país 183,692 muertos y 2.2 millones de personas contagiadas (del 28 de febrero de 2020, cuando inició la pandemia en nuestro país, hasta el 25 de febrero de 2021, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud), el cierre de más de un millón de micro, pequeñas y medianas empresas, y la pérdida de millones de empleos.

Durante 2020, más de 2.4 millones de personas quedaron desempleadas a causa de la crisis económica, una cifra histórica al menos desde los registros disponibles, que datan de 2005. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) del INEGI, el número de personas ocupadas pasó de 55.7 millones en el cuarto trimestre de 2019 a 53.3 millones en el cuarto trimestre de 2020.


| Tremendas repercusiones

Antes de la pandemia, el pequeño comercio de nuestro país estaba constituido por 1 millón 250 negocios, pero al cierre de 2020 solo operaban 1 millón, de acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC). El presidente de esta organización, Cuauhtémoc Rivera, reconoce que la situación es complicada y más aún después de evaluar los resultados de la 13ª encuesta “Por una reactivación económica”, aplicada a negocios de Ciudad de México, Jalisco, Colima y Tabasco a finales de 2020.

Según este estudio, 95.74% de los negocios encuestados no tuvo ganancias con respecto a marzo, cuando inició la pandemia; 7% estaba a punto de cerrar y 75% tenía ventas a la baja, de entre 30 y 50% en promedio.

Otro dato alarmante es el flagelo de la inseguridad, que también fustiga al comercio: robo hormiga, asalto a mano armada y extorsión afectan al 47.62% de los negocios, según la encuesta.


| La inseguridad no se queda en casa

Alejandro Desfassiaux, presidente de la empresa de seguridad privada Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, señala que la falta de cultura empresarial en términos de prevención de robo, el trabajo remoto, los horarios escalonados, las nuevas condiciones en la forma de operar de las empresas y el abandono de centros educativos y recreativos generan una ventana de oportunidad perfecta para los saqueos.

El robo no solo afecta las mercancías, materia prima o productos terminados de las organizaciones; la inseguridad ha llegado a extremos inverosímiles. El zoológico de San Juan de Aragón sufrió el robo de todo el sistema de cableado de una de sus subestaciones, lo mismo que el Sistema Colectivo de Transporte Metro, afectado por el robo del cableado eléctrico de una de sus instalaciones.

Desfassiaux es contundente: “A raíz de la situación económica que vivimos por la pandemia y otros factores internos, la delincuencia está apostando por blancos más fáciles, como escuelas e inmuebles, donde resulta más sencillo extraer objetos de valor para luego revenderlos en el mercado negro”.

A este cáncer, al igual que a la enfermedad de COVID-19, se deben buscar soluciones. Por lo que respecta a la pandemia, las autoridades sanitarias han comenzado a distribuir las vacunas y será responsabilidad de cada persona aplicársela o no. En cuanto a la inseguridad de personas y sus bienes, organizaciones y negocios, se requiere del apoyo de empresas privadas de seguridad que protejan y salvaguarden la vida y el patrimonio.

La oferta de servicios de seguridad privada parece vasta, pero en realidad son muy pocas las compañías que inspiran confianza, si se considera la preparación de sus guardias, la tecnología que ofrecen, su estabilidad financiera, y su experiencia y capacidad de reacción.


| La pospandemia aún está lejos

La distribución y aplicación de vacunas en México y el resto del mundo es una excelente noticia, pero como atinadamente señala el sociólogo, médico y profesor de Ciencias Sociales de la Universidad de Yale, Nicholas Christakis, la pospandemia no llegará antes de 2024.

Este investigador, considerado por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo, argumenta que luego de enfrentar el impacto biológico de la pandemia durante 2021, la humanidad tendrá que lidiar con las secuelas sociales, psicológicas y económicas por un par de años más, antes de entrar a la pospandemia.

Uno podría estar de acuerdo o no con su percepción, pero lo cierto es que de aquí a que por lo menos la mitad de la población mundial esté vacunada y comience el proceso de inmunidad grupal, pasarán muchos meses. ¿Cuántos? Nadie lo sabe.

Después iniciará un largo proceso de reparación de daños: miles de personas estarán de luto, otras tantas con problemas psicológicos generados por el propio confinamiento, miles de negocios cerrados y millones de desempleados. ¿Cuánto llevará recuperarnos de estas situaciones? Tampoco nadie lo sabe.


| Las cifras no mienten

Durante 2020, México tuvo una contracción económica de 8.5%, en gran medida como consecuencia de la pandemia y otro tanto por la inercia que se venía presentando desde 2019, debido a preocupaciones internas.

De acuerdo con el Banco Mundial, a nivel global se espera un crecimiento de 4.0% para 2021; sin embargo, esta cifra será menor para nuestro país, como señala Carlos Alberto González, director de Análisis Económico y Estrategia Bursátil de Grupo Financiero Monex, quien estima un crecimiento de solo 2.7%.

Esta situación hará aún más difícil la recuperación de empleos y, en consecuencia, la pospandemia será más dura para México que para otras naciones. Además, no debemos pasar por alto el entorno complejo que rodeará nuestra relación con Estados Unidos durante este año, pues tendremos que sortear varios temas importantes y urgentes: humanitarios (migración), comerciales y de negocios (T-MEC) y de seguridad (cooperación bilateral contra el crimen organizado).

Si a este panorama le agregamos los conflictos que surgirán en materia de los cambios en la Reforma Energética con nuestro vecino del norte, entenderemos que el problema de la pandemia es gravísimo, pero lo que viene a futuro también pondrá a México, sus empresas y sus ciudadanos en un riesgo muy alto, así que debemos cuidarnos en todos los aspectos. AN

También en esta edición

Compartir