altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

El enfoque humano en el entorno actual

Por: Sergio Porragas Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Desde hace varios años hemos analizado la manera en la que la visión de Recursos Humanos ha evolucionado, desde su enfoque en el reclutamiento y selección del personal, la gestión del desempeño, pasando por acciones que fomenten la colaboración y manejo del cambio, además del enfoque social para ver no solo hacia el interior, sino respetar y apoyar al entorno, así como la red de grupos de interés que rodean la empresa.

Lo que estamos viendo ahora, y que se ha impulsado con la pandemia, es que las empresas se están reinventando para dirigir su sentido hacia lo humano, buscando mejorar la experiencia de los colaboradores, dirigiendo estrategias hacia su bienestar y ayudándolos a que encuentren su propósito y comprendan cómo este influye en el éxito del negocio.

Con la pandemia, las empresas se están reinventando para dirigir su sentido hacia lo humano, buscando mejorar la experiencia de los colaboradores, dirigiendo estrategias hacia su bienestar.

Tras implementar el trabajo remoto o home office en la mayoría de las organizaciones, además de la digitalización de diversos procesos dentro de las empresas, el enfoque continúa en lo humano, pero con una convivencia cercana con la tecnología. El futuro del trabajo nos alcanzó y los aspectos que vislumbrábamos como tendencia en los siguientes años con respecto a la dinámica laboral y en las características del capital humano se hicieron realidad rápidamente ante la contingencia mundial.

Es así que tras siete meses de confinamiento e implementación del home office, como líderes de la organización y expertos en Recursos Humanos debemos de preguntarnos si estamos empoderando a nuestro talento con las habilidades necesarias que estos tiempos requieren.

Esto porque, de acuerdo con una encuesta que realizamos a nuestros candidatos, 75% dijo que trabaja de manera remota, lo que quiere decir que, sea cual sea su posición, los colaboradores deben contar con herramientas y habilidades digitales para trabajar exitosamente desde cualquier lugar. Empezando por el manejo de programas y software de mensajería instantánea, almacenamiento en la nube, videollamadas, además del manejo de su equipo de oficina.

Tras siete meses de confinamiento e implementación del home office, Recursos Humanos debe preguntarse si se está empoderando al talento con las habilidades necesarias que estos tiempos requieren.

Asimismo, sin importar la carrera o el puesto de trabajo, el desarrollo de habilidades blandas o socioemocionales cobra mayor relevancia porque las empresas valorarán a especialistas con creatividad, espíritu colaborativo, capacidad de adaptación, capacidad analítica, liderazgo, autonomía, entre otras. En este rubro, la capacidad de resiliencia de nuestros colaboradores juega un papel fundamental ante el futuro incierto; no hay que ver los cambios como una amenaza, sino que debemos lograr que los vean como una reinvención y como una oportunidad para su éxito personal.

Por otro lado, es importante preguntarnos si estamos estableciendo una conexión con los colaboradores, al comunicarles la manera en la que sus contribuciones impactan la organización. Esto porque la tecnología nos permite vivir en un entorno individualizado; sin embargo, no debemos de olvidar que las personas deseamos tener un sentido de pertenencia y un propósito en común, por lo que es importante que todos comprendamos que estamos en el mismo tren y cómo cada uno de nosotros contribuimos con nuestro trabajo, compromiso y entrega al negocio.

De manera inmediata, las organizaciones deben cumplir los lineamientos que marca la autoridad para el seguro retorno al trabajo y con respecto al cumplimiento de la NOM-035.

Finalmente, habrá que cuestionarnos si estamos desarrollando estrategias enfocadas en el bienestar de nuestra gente. De manera inmediata, debemos cumplir los lineamientos que marca la autoridad para el seguro retorno al trabajo y con respecto al cumplimiento de la NOM-035, pero más allá de eso es momento de analizar los programas de beneficios que ofrecemos a los colaboradores, las acciones que hemos tomado en los últimos meses con respecto a su salud y cuidado, y desarrollar nuevas estrategias orientadas a su bienestar físico, emocional y financiero para maximizar su contribución al progreso de la organización. AN

Sergio Porragas

@OCCMundial

También en esta edición

Compartir