altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
En Portada

El futuro sostenible de la BMV

Después de meses de volatilidad e incertidumbre, la Bolsa Mexicana de Valores alista sus estrategias para apoyar el crecimiento del mercado bursátil y de la economía mexicana. Productos diversificados basados en información, tecnología y sostenibilidad están entre sus prioridades.

Por: Ulises Navarro y Claudia Cerezo Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Marcos Martínez Gavica

Presidente del Consejo de Administración del Grupo Bolsa Mexicana de Valores


| Solidez que genera tranquilidad

Entre febrero y abril de 2020, la pandemia de COVID-19 alcanzó los mercados financieros de todo el mundo con semanas de alta volatilidad e incertidumbre. A pesar de este escenario, Grupo Bolsa Mexicana de Valores (Grupo BMV) demostró la solidez de su modelo de negocio, logrando resultados positivos en 2020: ingresos por 3,914 millones de pesos (un crecimiento de 9% con respecto a 2019) y una utilidad neta de 1,493 millones de pesos (12% más que en el ejercicio anterior).

Además, el Grupo mantuvo intactos sus objetivos estratégicos: seguir prestando un servicio esencial para la economía y apoyar a sus clientes, instituciones financieras y reguladores. A estas prioridades se agregó una más: proteger la salud y el bienestar de sus colaboradores y de la sociedad en general.

La responsabilidad corporativa del Grupo, su modelo de negocio y la resiliencia operativa fueron los diferenciadores fundamentales para la continuidad de las operaciones, así como la dedicación y profesionalismo de sus colaboradores y la solidez de sus plataformas tecnológicas.

Alto Nivel charló con Marcos Martínez Gavica, presidente del Consejo de Administración de Grupo BMV, sobre cómo la empresa enfrentó la peor crisis económica en el mundo desde la Gran Depresión de 1929 y las perspectivas para los mercados financieros en 2021, las cuales se antojan positivas.


AN Marcos, ¿cómo enfrentó la pandemia la BMV?

En primer lugar, nos enfocamos en el cuidado del personal, enviando al 95% de los colaboradores a trabajar en casa, como hicieron muchas empresas. Fue una experiencia nueva, pero muy buena, porque estábamos preparados para seguir operando de manera remota, gracias a las inversiones en tecnología y digitalización que la BMV ha realizado durante los últimos años.

Brindamos un servicio que es esencial para la economía del país; somos un negocio clave para el mercado bursátil y somos estratégicos para el sistema financiero de México, pero pudimos funcionar sin detener nuestra actividad. Hoy, nos hemos preparado con mucha responsabilidad para el regreso a las oficinas de nuestro personal.

En cuanto a los resultados, afortunadamente estamos conformados por un grupo de nueve empresas, aunque la mayoría de la gente no lo sabe. Para muchos somos una institución semigubernamental que solo se dedica a intermediar la compraventa de acciones y las salidas a Bolsa (IPO; Oferta Pública Inicial por sus siglas en inglés).

Sin embargo, somos un grupo de empresas con distintas actividades; algunas relacionadas directamente con el mercado bursátil, pero otras tienen que ver con generación de información del mercado de valores y con otro tipo de transacciones y servicios relacionados con el mercado de derivados y valuación de instrumentos financieros, entre otros. Por estas razones, el Grupo pudo seguir con un buen ritmo de ingresos y un buen comportamiento de sus utilidades.


AN ¿Cuáles fueron los logros que alcanzó la BMV en 2020?

Si hacemos un repaso de lo que sucedió en el año, lo primero es que el S&P/BMV IPC (Índice de Precios y Cotizaciones), que es nuestro principal índice bursátil, no perdió. Al final del año registró una ganancia acumulada de 1.21%.

También se dieron algunos hitos importantes en nuestra actividad. Por ejemplo, en el mercado de capitales se logró un crecimiento de 22% en el valor del importe operado, y la casa de bolsa GBM (Grupo Bursátil Mexicano) logró un récord histórico en operación al superar el billón de pesos. Además, recibimos dos nuevas FIBRAS de infraestructura: Fibra Ideal y Fibra Sites, y nuevas empresas se listaron sin un IPO de por medio, como Controladora Nemak e Inmobiliaria Acosta Verde. En el mercado de deuda, debutaron con nosotros Médica Sur y Fibra Monterrey, así que 2020 fue un año con movimiento, a pesar de la pandemia.

Adicionalmente, tuvimos emisiones etiquetadas con propuestas Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG) por 17,000 mdp de bonos verdes y sustentables por parte de Vinte, Banobras, Rotoplas y Fibra Prologis. Esta última fue la primera Fibra en realizar una emisión de bonos verdes en México.

También lanzamos el índice ESG (por las siglas en inglés de Environmental, Social y Governance), porque los criterios ambientales, sociales y de gobernanza se han vuelto una tendencia dominante en las inversiones, pues los participantes del mercado entienden cada vez más la importancia de los índices que incorporan principios de sustentabilidad.

Este nuevo índice forma parte importante de nuestra estrategia de sostenibilidad, pues la BMV ha sido reconocida como líder en América Latina en la implementación de prácticas ESG y es pionera en el desarrollo de índices sustentables, y miembro de las Bolsas de Valores Sustentables, que es parte de la Federación Mundial de Bolsas de Valores.

El crecimiento del IPC está superando el 12% en lo que va del año.


AN ¿Cuántas empresas están listadas en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la BMV?

Alrededor de 2,800 valores, entre acciones y valores indexados (ETFs) internacionales, y cada vez se incorporan más. Para los ahorradores e inversionistas ha sido un acierto tener a la mano un amplio abanico de opciones de inversión listadas en mercados internacionales y a las que tienen acceso a través del SIC.

Si nos comparamos con Bolsas de economías similares a la nuestra, estamos muy atrasados. Nosotros, como institución, podemos desarrollar más tecnología y productos y trabajar con las autoridades para que las empresas encuentren atractivo listarse en Bolsa, ya sea por vía de deuda o de capital.

Las autoridades gubernamentales, igual que nosotros, están muy interesadas en desarrollar este mercado. Seguiremos buscando alicientes fiscales y de otra índole para que las empresas aprovechen esta opción, consigan el dinero que necesitan para echar a andar sus proyectos y se detone el desarrollo económico en el país.

En lo que va del año, el IPC de la Bolsa se ha comportado bien. Este año trae un crecimiento muy bueno: está superando el 12% en lo que va del año. Es el segundo índice con mejor comportamiento a nivel global en el año.


AN ¿El surgimiento de una segunda Bolsa ha ayudado a desarrollar el mercado?

No, y no lo digo como presidente de la BMV, sino como alguien que ha vivido el sistema financiero por muchos años. El mercado no se desarrolla por tener dos Bolsas de valores. Lo que introduce es el factor de competencia.

Pondré de ejemplo la bancarización. Lo que impulsó la bancarización en México fue el crecimiento económico; el hecho de que las personas tuvieran mayor capacidad económica para tomar más créditos, pero no que existieran 30 bancos que no les querían prestar dinero. En el caso del mercado bursátil pasa lo mismo: no es cuestión de competencia, sino de desarrollar e impulsar los incentivos para que se utilice.

Como alternativa de financiamiento, la Bolsa es competitiva. Tener dos Bolsas de valores únicamente favorece la calidad del servicio y el precio. La competencia hace que ambos cuidemos el servicio al cliente., Lo atiendes mejor, te preocupas por darle mejor servicio y mejores condiciones para atraerlo, pero eso no hace que el mercado se duplique. Lo que se necesita es trabajar de manera conjunta con las autoridades responsables del sector financiero para incentivar el mercado, agilizar procesos y reducir tiempos para que las empresas puedan buscar fondeo en el mercado, apuntalar la educación financiera y la cultura de inversión, y hacer más promoción entre las empresas.


AN Después de 42 años en el sistema bancario mexicano, ¿cómo es tu vida ahora que estás en el mercado de valores?

Es una vida entretenida. El trabajo en la BMV es muy gratificante, pero debo decir que el mercado de valores no es nuevo para mí. En 2012, cuando me desempeñaba como presidente ejecutivo de Grupo Financiero Santander, lideré la colocación del 25% del capital del banco en los mercados internacionales y la BMV. Esta transacción ha sido la operación bursátil más importante en la historia de la BMV y la tercera a nivel mundial durante ese año, detrás de Facebook, que se listó en el NASDAQ, y Japan Airlines.

También fuimos la colocación más importante para el NYSE (New York Stock Exchange) ese año.

Por muchos años he sido consejero de la Bolsa. Esta es una empresa que conozco bien y a la que le tengo mucho cariño.

Como presidente de su Consejo de Administración, continuaré apoyando a inversionistas, empresas, instituciones financieras y reguladores para que encuentren en nosotros una plataforma para financiar sus proyectos, innovar con nuevas propuestas de negocios y generar más oportunidades de empleo. AN

También en esta edición

Compartir