altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

EL G20, video cumbre de la decepción

El mundo se encuentra en una situación caótica. Por una parte, hay una crisis entre potencias comerciales que casi ha tomado formas bélicas y por otra la economía no encuentra una nueva tendencia para dirigir a un mundo bajo un grave desempleo como consecuencia de la aún persistente pandemia

Por: Gerardo Yong Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Una marcada división

Seguramente se acordarán de aquella escena del filme apocalíptico en la que los principales líderes mundiales, desde sus arcas de salvación, se comunicaban de forma virtual para decidir si permitían el ingreso de la gente que se encontraba fuera de las instalaciones, ya sea porque eran trabajadores del proyecto o porque no habían podido pagar su boleto de mil millones de euros para salvarse del fin del mundo. A veces las casualidades fílmicas pueden dejarnos pasmados.

No fue necesario identificar bandos afines o contrarios. El G20 ya está dividido desde hace un par de años, reflejando la absoluta carencia de dirección además de un desorden geopolítico que parece ser la factura cobrada por acontecimientos históricos que se creían superados, especialmente los resabios de la Guerra Fría.

En esta ocasión, la sede huésped fue Arabia Saudita, país que asumió la presidencia del grupo el primero de diciembre del 2019. Esta cumbre del G20 quedó señalada por la forma en que se realizó, pues por vez primera, los máximos dirigentes de las veinte economías más relevantes del mundo, no se reunieron de manera presencial en la capital Riad, sino que efectuaron sus ponencias bajo el poco e inusual estilo de videoconferencia, debido a las medidas sanitarias impuestas por el Organización Mundial de la Salud para combatir a la propagación del coronavirus (Covid19).

| Mas dudas que soluciones

Ya con anterioridad, específicamente en marzo, el rey Salman había llevado a cabo la primera videoconferencia al reunir de manera urgente a todos los líderes de la agrupación a fin de analizar las medidas contra este flagelo, que ha impactado de manera alarmante a la pérdida de millones de empleos y la baja de la economía mundial.

En esta ocasión, la videoconferencia se realizó bajo tres prerrogativas establecidas por la presidencia saudita bajo el título “Aprovechar las oportunidades del siglo XXI para todos”, enfocándose en “proteger vidas y recuperar el crecimiento, abordando las vulnerabilidades destapadas durante la pandemia y estableciendo los cimientos para un futuro mejor”.

De acuerdo con María Cristina Rosas, profesora-investigadora en Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-UNAM, esta cumbre fue la más difícil de las que ha realizado, pues confluyeron en esta ocasión dos fenómenos asimétricos: la economía y la salud. De hecho, el grupo ya se encontraba bajo presión ante la falta de una brújula que lleve hacia un nuevo modelo económico

Hasta el momento, cualquier proceso que se detecta en la economía actual parece incluir al proteccionismo en una franca contracción que muestra una terrible carencia de perspectiva global. La economía norteamericana se contrajo del escenario mundial, al igual que Reino Unido al separarse de la Unión Europea, México ha seguido los pasos proteccionistas de Trump y un Brasil que también lució falto de dirección económica con un Jair Bolsonaro, lleno de quejas por encubrimientos de manejos financieros sospechosos en su familia.

El Grupo de los Veinte mostró presión ante la falta de una brújula que lleve hacia un nuevo modelo económico

| Muchos vacíos de poder

“Los temas prioritarios fueron la pandemia, la reactivación económica y las políticas para estimular el comercio internacional y evitar políticas proteccionistas”, dijo María Cristina Rosas. “El G20 se encontraba muy fragmentado por la decisión del saliente gobierno de Donald Trump de tener una guerra comercial no sólo con China sino con sus principales aliados. Por lo tanto, fue una reunión sin un liderazgo claro y con muchos vacíos de poder”, afirmó la experta.

Aunque es indudable que Estados Unidos es el país más poderoso del mundo, su hermetismo lo hace parecer sin rumbo claro en el mundo económico: un líder sin una perspectiva clara luce desconfiable.

Donald Trump participó en el evento con menos de la mitad de su atención debido a que cargaba ahora el peso de una reelección que se le escapó de las manos, en gran parte debido a la decepción de millones de ciudadanos que consideran el eslogan “América primero” como una clave equivocada ante la hegemonía mundial predicada por los demócratas corporativistas que consideran que Estados Unidos debe ser el primero en el mundo. De hecho, prefirió ausentarse de una emisión dedicada a la pandemia para ir a jugar golf, lo cual reflejaba su molestia por la derrota electoral, en alguien que ha estado acostumbrado a ganar en todo momento.

“Sobre el impacto, fue marginal. El mundo se ha tornado aislacionista, está a la defensiva. Aunque ahora ya sabemos que fue Joe Biden el ganador del proceso electoral, se espera que EE. UU. realice un trabajo más colaborativo con el mundo”, indicó Rosas.

| La presidencia saudita lo intento, pero…

Desde que Arabia Saudita asumió la presidencia el primero de diciembre de 2019, de manos de Japón, el príncipe heredero Mohamed bin Salman se propuso cambiar la percepción internacional que se tiene tanto de su persona como de su país.

La videoconferencia no fue la mejor para el reino saudita, de hecho, países como Francia, Canadá y el propio Estados Unidos se mostraron reacios a la presidencia saudita de esta cumbre, señalada principalmente por violaciones a los derechos humanos contra su población, además del desprestigio que le causó las acusaciones de asesinato al periodista Jamal Khashoggi.

Khashiggi, quien era columnista del Washington Post, fue asesinado y desmembrado en el consulado saudita de Estambul en 2018. El príncipe heredero Mohamed Bin Salmán es señalado por Turquía y Estados Unidos como principal responsable de financiar el homicidio.

En esta emisión, el régimen saudita quiso lanzar una campaña de reformas con la que esperaba relajar las políticas internas que restringen principalmente a los sectores juveniles y, sobre todo, a las cuestiones de género.

Se trataba de una serie de medidas sociales titulada Visión 2030 que incluía la lucha contra el cambio climático, la promoción de las energías limpias y renovables, oportunidades a emprendedores, la reapertura del turismo como motor de desarrollo ante el Covid-19, así como su carta principal que es el empoderamiento de la mujer y los jóvenes. Para Jorge Majfud, internacionalista y catedrático de la Universidad de Georgia, la situación de la pandemia no favoreció del todo las intenciones de las autoridades sauditas.

Los temas prioritarios fueron la pandemia, la reactivación económica y las políticas para estimular el comercio internacional y evitar políticas proteccionistas.

| ¿Qué pasó con México en la video cumbre?

El objetivo principal del Grupo de los Veinte era reunirse para crear un entorno de diálogo que favorezca la cooperación y el desarrollo, así como evaluar el desempeño de la economía mundial. Está integrado por Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos y un único bloque que es la Unión Europea.

De acuerdo con datos del World Economic Outlook del Fondo Monetario Internacional, publicado el 14 de octubre, la economía global en 2020 cerrará con una caída de -4.53%. Por curioso que parezca, los únicos países que la institución internacional destaca son países que, salvo China (ni siquiera son miembros del grupo, es decir: Irán con 4.62%, Taiwán 4.09%, China y Vietnam con 3.33%, Suiza 0.43% e Irlanda con 0.25%.

México llegó a esta cumbre pasando del lugar 15 al 16 del ranking mundial mostrando un retroceso de -17.13%, acompañado por Rusia con -25.83%. Del 2001 al 2020, es decir, en lo que va del Siglo XXI, nuestro país se colocó en tercer lugar, pero dentro de la lista de bajo crecimiento con 37%; sólo superado por Argentina con 28% y Japón con 14%. En la reunión del 2019 en Osaka, liderada por Tokio, el presidente Andrés Manuel López Obrador no asistió a la cumbre. En esta ocasión el encuentro, “le volvió a caer como anillo al dedo” pues no tuvo que viajar al extranjero (algo que no está claro si detesta hacer o simplemente busca evitar) y participó de manera virtual.

El mandatario mexicano se limitó a recomendar a los dirigentes internacionales que no caigan en la tentación de endurecer las medidas para combatir al coronavirus entre la población, esto es, en no imponer un confinamiento excesivo y sobre todo un toque de queda. “Todo por el convencimiento y la razón”, afirmó. AN

También en esta edición

Compartir