altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

Employee experience, la experiencia del desempleado en el entorno laboral actual

Por: Ricardo Rodarte Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

El mundo del trabajo se ha vuelto más complejo e incierto, las empresas están preocupadas por incrementar la productividad de sus equipos para su recuperación económica, al mismo tiempo que realizan grandes esfuerzos por cumplir con las nuevas regulaciones en materia laboral. 

Lo anterior no podría ser posible sin el motor más importante de la organización, los colaboradores, por lo que trabajar en mejorar su experiencia es esencial para que, ante todos los cambios que están experimentando en sus centros de trabajo, se mantengan seguros, motivados y productivos.

Las empresas están preocupadas por incrementar la productividad de sus equipos, al mismo tiempo que realizan grandes esfuerzos por cumplir con las nuevas regulaciones en materia laboral.

En la década anterior se hablaba del compromiso de los colaboradores o employee engagement, lo que se traducía en el impacto que tenía la participación positiva de estos en la organización. Sin embargo, no nos habíamos puesto a analizar que, para lograr este compromiso, se necesitaba un enfoque bilateral, es decir, un ganar-ganar; en donde, a través de ofrecer a los empleados una buena experiencia en el trabajo, la empresa gozara de un trabajador comprometido con los objetivos del negocio. 

Es así que la experiencia del colaborador o employee experience abarca todos los aspectos del trabajo, desde las herramientas disponibles para ejecutar día a día sus labores, pasando por los incentivos que recibe, el enfoque en su bienestar y hasta las relaciones con sus pares.

| Mantener la positividad

De esta manera, el poder radica en diseñar proactivamente su experiencia, al igual que los fabricantes de productos diseñan experiencias del usuario o del consumidor. Esto suena sencillo, pero en tiempos de pandemia o pospandemia mantener la positividad en el lugar de trabajo es un reto mayor. 

Los líderes encargados de ver y velar por el talento humano tienen actualmente más dificultades para desarrollar un entorno de trabajo armónico; esta situación extendida de crisis nos ha llevado a experimentar cambios que nunca imaginamos. Las empresas aún no se recuperan y muchos de los puestos laborales se siguen realizando de manera remota, continúa la incertidumbre sobre el fin de la pandemia y, por todo lo anterior, estamos experimentando mayor estrés, ansiedad u otras problemáticas de salud física y mental. 

Los líderes encargados de ver y velar por el talento humano tienen actualmente más dificultades para desarrollar un entorno de trabajo armónico.

Es por esto que garantizar una experiencia positiva de los empleados en estos tiempos va mucho más allá de personas comprometidas y con enfoque en el cliente, por lo que diseñar programas para mejorar esta experiencia es de alta prioridad.

| Tecnología, clave

Un aliado fundamental para mejorar esta employee experience es la tecnología que, sin duda, juega un papel preponderante y más aún desde marzo del 2020, cuando nuestras vidas se volvieron digitales y se convirtió en una herramienta básica para la interacción social y para realizar nuestro trabajo de una manera eficaz en el nuevo entorno.

Diseñar una positiva y armónica experiencia para el empleado actual sin la ayuda de la tecnología sería una labor titánica para los líderes o encargados de RRH.

Las herramientas digitales han demostrado su eficacia para las empresas en la automatización de procesos, para agilizar los flujos de trabajo y en ofrecer una buena experiencia al colaborador que le permita alcanzar sus objetivos, mejorar sus habilidades y competencias, así como impulsar su desarrollo profesional. Además, pueden ayudarnos a detectar focos rojos en lo que respecta a su salud mental.

En conclusión, diseñar una positiva y armónica experiencia para el empleado actual sin la ayuda de la tecnología sería una labor titánica para los líderes o encargados de RRH. En especial, si queremos que la experiencia sea personalizada y de acuerdo con las necesidades e intereses de cada colaborador actual o futuro. Sin embargo, no debemos olvidar anteponer el lado humano de la experiencia y promover la comunicación constante y cara a cara entre todos los miembros de la organización, aunque sea a través de una pantalla. AN

Ricardo Rodarte es director general de OCCMundial

@OCCMundial

También en esta edición

Compartir