altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

Es tiempo de comprar

Desafiando todo convencionalismo relojero, la firma Corum introduce al mercado un concepto de innovación audaz: el LAB 02. Este guardatiempo posee un movimiento que estuvo dos años en etapa de investigación y desarrollo. Revolucionario en su diseño, el nuevo calibre está equipado con tren de ruedas volante y otras innovaciones.

Por: Alto Nivel Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Una pieza artesanal con 416 componentes

El movimiento manual del LAB 02 supera la imaginación, así como las limitaciones físicas de la relojería. Durante su creación, el equipo de Corum se desafío a sí mismo no solo al ofrecer un tourbillon volante, sino también un tren de ruedas volante. Al preguntarse qué pasaría si el movimiento no tuviera puentes, iniciaron una búsqueda poco convencional.

Dos años después, la recompensa fue el LAB 02. Su calibre CO 300 está conformado por 416 componentes, cada uno meticulosamente esqueletizado y finamente acabado. Cada pieza está ensamblada a mano de forma única con un tourbillon volante a las 6 horas, un tren de ruedas volantes que registra horas, minutos y segundos, y un puente montado directamente en la platina.

Cada LAB 02 se puede personalizar, lo que permite seleccionar el color del oro, los cortes y el engastado de los diamantes –incluso piedras de colores–.


| Reserva de marcha de 55 horas

Construir un movimiento que no se encuentra sujeto por la platina y el puente fue todo un desafío técnico. El LAB 02 requirió un eje mucho más largo para el tren de engranajes y, al no contar con un puente superior, en lugar de rubíes se integraron a la platina baleros para agregar resistencia y estabilidad.

La platina también se ha esqueletizado. El movimiento completo ha sido colocado en una placa de zafiro totalmente transparente, que permite una visualización completa y da la apariencia de que todos los elementos están flotando en el espacio.

El precio inicial del reloj en oro, sin diamantes, es de 4.2 millones de pesos.


| Producción limitada a 10 piezas

El nuevo reloj de Corum está equipado, además, con una función de gran fecha a las 4 horas y un indicador de reserva de marcha de 55 horas, colocado de manera inusual a un costado de la caja a las 8 horas para que sea visible a través del cristal de zafiro. Debido a la naturaleza extremadamente complicada de este reloj de 45 mm, solo se fabricarán 10 piezas, cada una identificado por un número placa específico en el barrilete. AN

También en esta edición

halfbanner Publicidad
interstitial

Compartir