altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

Explora el azul y blanco del Montblanc 1858 Geosphere Blue

Por: Luis Peyrelongue Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Azul y blanco de los glaciares

La colección Montblanc 1858 está integrada por relojes deportivos vintage  inspirados en los legendarios guardatiempos profesionales de las décadas de 1920 y 1930, fabricados para usos militares y de exploración por la manufactura Minerva, que acumuló más de 160 años de historia fabricando relojes.

Su excelente apariencia acusa los tonos azul y blanco de los paisajes glaciares, invocando la naturaleza y el deporte de exploración y montañismo. Estos tonos azules se mezclan magistralmente con el gris titanio de su caja, el azul cerámico de su carátula y bisel rotativo, y su correa azul de cuero italiano Sfumato con costura blanca y triple cierre de titanio.

En su carátula lucen sus manecillas blancas luminiscentes, estilo catedral con motivo cloisonné, lo que le brinda diseño y legibilidad superiores. Sus índices horarios son arábigos y están revestidos de SuperLuminova blanco para otorgar una perfecta visibilidad diurna y una impresionante visibilidad nocturna. La minutería es estilo ferrocarril. El logotipo Montblanc es el original de 1930, con letra y emblema de la montaña de Mont Blanc de ese tiempo.


| Un reloj para alpinistas

Una complicación muy singular es la presentada debajo de las 12 horas y arriba de las 6 horas, que visualizan los hemisferios norte y sur del planeta, respectivamente, en dos ventanas abombadas. Ahí se pueden ver los cinco continentes con sus mares, divididos en los 24 husos horarios. Cada hemisferio gira 360° cada 24 horas en dirección contraria uno del otro. En esta complicación se muestra la hora mundial y la indicación de día/noche en una escala de 24 horas, en colores contrastantes, para ofrecer una lectura intuitiva. Una línea azul recubierta de SuperLuminova representa al meridiano de referencia para ambos hemisferios.

Este guardatiempos está fuertemente inspirado en el concepto alpino de Las Siete Cumbres, como reto de escalar las siete montañas más emblemáticas de este deporte de aventura. La hazaña es tan difícil, que solo unos 500 atletas han tenido éxito. Estas cimas están localizadas en el reloj con puntos azules en los globos giratorios de la carátula y también están grabadas en su tapa trasera, junto con el dibujo del Mont Blanc de una brújula y dos picos de hielo cruzados.


| Elegancia y funionalidad

Su imagen produce el sentimiento de que los alpinistas de las cumbres más altas del mundo portarían relojes específicamente adecuados para esas aventuras, como el modelo MONTBLANC 1858 GEOSPHERE BLUE, diseñado para desafíos montañeses de esa envergadura.

Su caja de 42 mm de diámetro y 12.8 mm de espesor está fabricada en titanio grado 5, con asas de curvas pulidas y satinadas. Tiene un bisel bidireccional de acero, en cerámica azul intenso, acabado moleteado y puntos cardinales grabados, recubiertos en SuperLuminova. Su cristal es de zafiro antirreflejante, abombado y resistente a arañazos. La tapa es de titanio con el grabado “Espíritu del montañismo de exploración”. Su estanqueidad es de 100 metros. La corona es acanalada, de titanio, y el logo Mont Blanc está en relieve.

Su funcionamiento está sustentado por el movimiento mecánico con cuerda automática que contiene el calibre MB 29.22, con complicación de hora mundial, fabricada 100% por la manufactura. Cuenta con 26 rubíes y reserva de marcha de 42 horas. Funciones: horas y minutos centrales, fecha a las 3 horas, segunda zona horaria a las 9 horas. Su mecanismo funciona a una frecuencia de 28,800 alternancia por hora. AN

También en esta edición

Compartir