altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

Falta eficiencia en el combate al huachicol

Por: Alejandro Desfassiaux Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Es alentador que el Gobierno Federal haya reducido hasta un 94% en el robo de hidrocarburos en el país, con lo cual se prevén recuperar 50,000 millones de pesos (mdp) este año, ya que es uno de los primeros logros tangibles en la materia, después de muchas administraciones que no hicieron nada al respecto; sin embargo, aún hace falta generar mecanismos eficientes e implementar tecnología de punta para combatir mejor este problema.

Se ha logrado una importante reducción en el robo de combustible, ¿pero a qué costo lo estamos alcanzando? De acuerdo con un análisis elaborado por GasGas Analytics de este año, el precio por kilómetro recorrido para transportar una tonelada de gasolina vía pipa asciende a 1.08 pesos, mientras que por ducto cuesta 0.08 centavos, resultando 13 veces más caro el método de distribución actual.

Se ha logrado una importante reducción en el robo de combustible, ¿pero a qué costo? El precio por kilómetro recorrido para transportar una tonelada de gasolina vía pipa es de 1.08 pesos, mientras que por ducto cuesta 0.08 centavos, 13 veces más caro.

Para contextualizarlo, los 765,000 barriles de gasolina que se requieren para abastecer las gasolineras del país tienen un costo de transportación, vía terrestre, de aproximadamente 33.57 mdp, gasto que anualmente asciende a 12,253 mdp, que pueden mermar el ahorro de los 50,000 mdp previstos para este 2020.

Además, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó una resolución que le permite a Pemex trasladar el costo de las pérdidas por huachicoleo al consumidor final y lo hará por zona y longitud del ducto. Por barril de petrolíferos sustraído del sistema de ductos en el Sur-Golfo-Centro-Occidente, que es el de mayor consumo en el país y donde se localiza la Zona Metropolitana y el Valle de México, los automovilistas pagarán hasta 26 pesos más por la incidencia de este delito. Con lo que se estrecha aún más la ventaja anunciada en el combate al robo de hidrocarburos.

De enero a julio de 2020, Pemex reportó 5,805 tomas clandestinas en sus ductos con un total de 16,121 perforaciones ilegales en la administración actual, según la Gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo de la Paraestatal.

Los 765,000 barriles de gasolina que se requieren para abastecer las gasolineras del país tienen un costo de transportación, vía terrestre, de 33.57 mdp, gasto que anualmente asciende a 12,253 mdp.

Es momento de apostar por otras tecnologías y mecanismos que hagan más eficiente la lucha contra este delito, como la implementación generalizada de sistemas tipo SCADA, pues así el gobierno podría alertar y coordinarse con la Guardia Nacional para atender cualquier anomalía en la distribución del hidrocarburo a través de un protocolo mucho más eficaz y costo-efectivo que la transportación terrestre, pues además de que resulta 13 veces más caro, el riesgo que representa para los ciudadanos tener circulando pipas cada 10 minutos por las carreteras del país con material altamente inflamable es muy alto.

A pesar de que existe una estrategia interinstitucional que incluye el despliegue de fuerzas armadas, terrestres y aéreas para proteger las 6,000 pipas del Gobierno Federal, no es posible monitorear cada una de ellas sin el uso de tecnología de punta, por lo que habría que considerar otras opciones, como un mejor control en la verificación de la ubicación de las unidades con geolocalización GPS, escuchar todas las acciones que se realizan en la cabina del vehículo, e incluso la inmovilización del mismo en caso de ser necesario.

Hay que tener en cuenta que la Sedena planea adquirir equipo antidrones por un valor de 215.7 millones de pesos, pues la delincuencia se ha anticipado con el uso de dispositivos no tripulados para tener vigiladas las 24 horas y a distancia las refinerías del país.

Es momento de apostar por otras tecnologías y mecanismos que hagan más eficiente la lucha contra el huachicol, como la implementación generalizada de sistemas tipo SCADA, pues así el gobierno podría alertar y coordinarse con la Guardia Nacional.

El gobierno mexicano afirmó que la captura de “El Marro” sería un parteaguas para comenzar a disminuir el robo de hidrocarburos en toda la región de El Bajío; sin embargo, llama la atención que recién se detectaron 12 tomas ilegales de hidrocarburos en distintos municipios de Guanajuato y, además, se aseguraron más de 1,300 litros de combustible robado, lo que demuestra que la lucha contra el huachicoleo está lejos de terminar. AN

Alejandro Desfassiaux

@grupoMSI

También en esta edición

Compartir