altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

Funky Geisha abre sus puertas en Cancún

Mientras muchos restaurantes están cerrando, como consecuencia de la pandemia de COVID-19, Funky Geisha abre sus puertas, porque toda crisis trae nuevas oportunidades.

Por: Claudia Cerezo Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Simplemente lo tiene todo

Funky Geisha inició operaciones como un proyecto de delivery y se transformó en un concepto en donde el diseño provoca, las bebidas incitan y la comida seduce. El impacto logrado durante su apertura en Tulum fue suficiente para recrearlo en Cancún. Ubicado en la parte más exclusiva del destino: en la zona hotelera de Cancún, sobre la Laguna Nichupté, este restaurante promete convertirse en uno de los preferidos de quienes gustan de un ambiente divertido, un escenario esplendoroso y la cocina asiática de alta calidad. Desde su ingreso al lugar, a través de un túnel entre el manglar y sobre la laguna, se puede disfrutar no solo de un entorno mágico y natural, lleno de exuberante vegetación y palmeras, sino también de un estilo relajado y bohemio, que acompaña una exquisita carta de alimentos y mixología. En el interior del inmueble, la arquitectura lo dice todo: una rusticidad selvática se conjunta con el buen gusto y toques elegantes. Funky Geisha rescata la decoración esencial de oriente con materiales naturales y un toque minimalista: maderas recuperadas, mimbre, bambú, piedra, mantas vintage, cómodos puffs, tapetes y almohadones tradicionales, sazonados con una iluminación parcial alimentada por velas. ¡Una experiencia mística única! El ambiente se impregna de sensaciones y visiones que complementa el DJ, en un recinto que se reclina sobre las pacíficas aguas de la Laguna Nichupté.

Grupo Rosa Negra, es propietario de los restaurantes Rosa Negra, Tora, Taboo, Parole, Tantra, Chambao y Funky Geisha.


| Gastronomía seductora

El chef japonés Osamu Deai viajó por diversas partes del mundo antes de tomar la estafeta de una gastronomía que recuerda los dones de la casa y el estilo de la empresa a la que pertenece: Grupo Rosa Negra, propietario de los restaurantes Rosa Negra, Tora, Taboo, Parole, Tantra, Chambao y Funky Geisha. El concepto de este restaurante está inspirado en Asia y ofrece una exposición ecléctica de cocinas tailandesa, china y japonesa: sushi, curries, noodles, ramen y deliciosos arroces, elaborados con productos frescos y preparados al momento. Cada platillo provoca el deseo de compartir y de maridar con tragos diseñados para esa cocina de nombres bien conocidos: samosas de la India, nigris, makis, robata y otros suculentos bocados de Japón o Mongolia, espectaculares curries de Tailandia y pato laqueado de China, tan solo para abrir boca.

El éxito logrado durante su apertura en Tulum fue suficiente para recrearlo en Cancún.


| Viene de familia

Como es costumbre en Grupo Rosa Negra, los productos e insumos son premium, como el salmón King de Nueva Zelanda, el hamachi japonés, y carnes, pescados y mariscos procedentes de distintas partes del mundo, incluido México. Una de las temáticas del menú reposa en la cocina vegana, tan de moda hoy en día. Se trata de platillos clásicos orientales procesados con los ingredientes y las técnicas que demanda un consumidor exigente: curry de hongos, yakimeshi de verduras, tiradito de betabel, okra a la robata… La mixología es sorprendente y recurre a variantes audaces, al ensamblar sabores e ingredientes. Vale la pena probar los mocktails, como el Namaste y el Ganesha, de ingredientes exóticos. El final es dulce, con postres imposibles de rechazar, como la típica Crème brûlée. Si te gusta la gastronomía asiática, en tu próximo viaje a Cancún no dudes en visitar este acogedor lugar. Pasarás un excelente momento junto a la Laguna Nichupte, disfrutando de plácidos atardeceres y de una cocina que, seguro, te encantará. Itadakimasu (Gracias por los alimentos). AN

También en esta edición

Compartir