Iniciar sesión
Alto Nivel
Sector

Se aproxima un tsunami para la hotelería

Más de 1,200 hoteles cerraron sus puertas en el mes de abril. En marzo, la ocupación promedio a nivel nacional no alcanzó ni el 10%.

Por: Ulises Navarro

| Escenario jamás visto

Alto Nivel platicó con Braulio Arzuaga, director general de Grupo Presidente y presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET). Arzuaga comenta que en estos momentos la incertidumbre es una generalidad: no se sabe cuándo el mundo y los negocios regresarán a la normalidad. Por lo pronto, la ocupación hotelera nacional promedio de los primeros cuatro meses de 2020 fue desastrosa, pues no alcanzó los dos dígitos.

Las reservaciones para Semana Santa se perdieron y todo indica que para el verano sucederá lo mismo. “Si tenemos suerte, los huéspedes comenzarán a llegar a partir de septiembre, por lo que la ocupación promedio para este año será de 25%; y eso, siendo optimistas.

Erróneamente se cree que la hotelería comprende solo a las grandes cadenas hoteleras, fibras (fideicomisos de bienes raíces) y desarrolladores u operadores de jerarquía internacional. La realidad es que cientos de miles pequeñas y medianas empresas y personas individuales participan en la cadena de abasto. Ellas serán las más afectadas.

 

“La ocupación hotelera promedio para el 2020 será de 25%”

Braulio Arzuaga
Director general de Grupo Presidente

| El apoyo gubernamental muy limitado

A pesar del panorama desfavorable, Arzuaga dice que los agremiados al CNET han hecho un gran esfuerzo para evitar la pérdida de fuentes de empleo. “Hemos aprovechado las vacaciones de las personas para que las tomen con goce de sueldo, recurrimos a la reducción de percepciones de quienes están en nómina y se establecieron días solidarios (se trabajan determinados días al mes o a la semana, pero no se pagan en su totalidad). No tenemos opción y menos ahora que el gobierno no brindará más apoyo que regresar con prontitud el IVA a favor”.

 

 

Más allá de las buenas intenciones de los hoteleros y prestadores de servicios del sector, los empleos relacionados con el turismo se están perdiendo aceleradamente. De acuerdo con datos oficiales, entre el 13 de marzo y el 6 de abril se habían perdido 346,878 puestos de trabajo. La entidad más afectada era Quintana Roo, con 63,847 empleos perdidos, muchos de ellos ligados a esta actividad.

“Del 13 de marzo al 6 de abril se habían perdido 346,878 puestos de trabajo. La entidad más afectada era Quintana Roo, con 63,847 empleos”.

| Costos fijos inevitables

Mientras los hoteles permanezcan cerrados, sus costos variables continuarán siendo cero, pero no habrá manera de evitar los fijos: agua, luz, combustible y nómina, que sumados son alrededor del 35%. Y también están los impuestos.

Ante los costos –hoy en día impagables para la mayoría de las empresas del sector–, representantes del sector presentaron al gobierno 14 propuestas para apoyar a la industria turística. Lamentablemente, la respuesta del Ejecutivo no fue la esperada. Solo se alcanzó un punto de acuerdo: devolver el IVA con prontitud. 

Arzuaga señala que no pedían una suspensión de pagos de impuestos (como varios gobiernos del mundo han otorgado a un sinfín de industrias), sino una prórroga. 

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), de los 7,000 hoteles afiliados, 90% son pequeñas y medianas empresas. Por su falta de liquidez, es de esperarse que cientos de ellas se vayan a la quiebra.

“Los costos fijos de un hotel alcanzan el 35% y son: agua, luz, combustible y nómina,  e impuestos”.

| Cuidado con la guerra de tarifas

La gripe AH1N1, que afectó a México en 2009, ocasionó grandes pérdidas al turismo nacional y al sector hotelero. Pasada la crisis sanitaria y buscando captar nuevamente a los huéspedes, el gremio cayó en una despiadada guerra de precios.

Fue una pésima estrategia, recuerda el presidente del CNET, pues para regresar a las tarifas anteriores tuvieron que pasar cuatro años. Lo ideal es no tropezarse con la misma piedra. Pero Paula Colmenares, directora de Multindustrias de SAP, dice que la guerra ya comenzó y se observa en las acciones de promoción.

Desde los primeros días de abril, las ofertas de compra por anticipado con descuentos que van desde 15 a 25%, los preconsumos con servicios adicionales gratuitos y los bonos por servicios son una realidad. Estas acciones son positivas, pues no lastiman las tarifas y ayudan a la hotelería a captar recursos en momentos en que sus ingresos son muy limitados.

Más allá de las acciones mercadológicas que cada firma desarrolle, la clave del éxito estará en su creatividad y su comunicación, como señala Colmenares: “Quien tenga una descripción precisa de sus clientes será quien primero se recupere. Cualquier acción de promoción va más allá de enfocarla en un segmento de mercado. Si quieres ser efectivo, la comunicación y la promoción deben ser personales, considerando los gustos y preferencias particulares de cada huésped”. AN

Ver Edición completa

Alto Nivel edición mayo 2020

Continuar
halfbanner Publicidad
Publicidad
Comentarios