altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Industria Automotriz. La recuperación será lenta

La industria automotriz atraviesa por una de las peores crisis de su historia. La pandemia de la COVID-19 y la recesión económica vinieron a empeorar la situación, principalmente la de las concesionarias de automóviles. En octubre pasado, las ventas de automotores nuevos cumplieron 41 meses de caídas desde junio de 2017.

Por: Sergio Castañeda Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Adecuarse a la nueva realidad

Durante su participación en el Foro Automotor AMDA 2020, Guillermo Prieto Treviño, presidente ejecutivo de la AMDA, reconoció el esfuerzo de los más de 2,400 negocios familiares que representan las agencias-distribuidoras, algunas ya con miembros de la tercera o cuarta generación y que representan a más de 40 marcas en nuestro país en un mercado muy competitivo. Las cuales no han detenido su trabajo ningún día desde que inició la pandemia, debido a las permanentes gestiones de la AMDA, amén del sentido común y de que es impostergable, trabajar y alinear intereses con las plantas armadoras y con toda la cadena del sector.

No obstante, advirtió el directivo, el modelo de negocio actual ya no podrá seguir vigente por mucho tiempo, por lo que la industria se debe adecuar a las nuevas realidades y no será fácil en el corto plazo ante un ambiente tan complejo.

Es fundamental, dijo Prieto Treviño, cuidar el capital humano en este nuevo entorno y adaptarse a las tendencias de la industria a nivel nacional e internacional. “A pesar de las dificultades actuales saldremos adelante como sector. No hay duda de que el mercado se recuperará nuevamente, pero nos va a tomar tiempo”.

Hoy más que nunca, sostuvo el presidente ejecutivo de la AMDA, debemos estar unidos, pues esta industria es muy importante para la economía del país. “Somos el principal generador de divisas, representamos el 4% del PIB nacional, el 20% del PIB manufacturero y generamos más de dos millones de empleos en toda la cadena del sector”.

El modelo de negocio actual ya no podrá seguir vigente por mucho tiempo

| Muy lejos del 2016

Guido Vildozo, directivo de IHS Markit, coincidió con Prieto Treviño en que la recuperación del mercado interno será lenta. “El 2020 nos está marcando el piso que vamos a ver el próximo año; creemos que estaremos caminando hacia un mercado de entre 1.03 y 1.05 millones de unidades vendidas en 2021. Para 2022 y 2023 estaremos cerca de las 1.3 millones de unidades, cifra similar a la del 2019, pero lejos de las 1.6 millones de 2016”.

Durante su participación en el Foro Automotor AMDA 2020, el especialista del sector reconoció que existen ciertos riesgos que podrían complicar las cosas en 2021. “El ámbito político pesa mucho: tenemos unas elecciones el próximo año que van a determinar cómo se acomodará el tema de inversión en México y la generación de empleo formal, que son críticos para apoyar el comportamiento de la industria”.

Otros factores negativos son: el incremento de contagios de la COVID-19 que modifica el semáforo sanitario y restringe la movilidad y las actividades económicas, una tendencia incremental en precios, el deterioro de perfil del consumidor que disminuye el mercado potencial para el otorgamiento de crédito y la venta de vehículos nuevos, y una recuperación económica insuficiente que retardaría el regreso a los niveles previos del mercado.

La buena expectativa para la producción de automóviles en México, es la de regresar a los niveles previos a la pandemia dentro de un par de años, no antes.

| Cambio de dirección

Los segmentos de automóviles más afectados, los que recibieron el golpe más duro de la pandemia, fueron: subcompactos y compactos, los de mayor volumen de ventas en el país.

“El sector bancario no se sentía muy cómodo prestando en estos dos segmentos, aunque vimos un repunte fuerte en los segmentos de pickups (tanto medianas como grandes) y SUV, principalmente pequeñas (Nissan Kicks, Honda HR-V, entre otras), que a partir de este año será el tercer segmento con mayores ventas en México y se espera que continúe sobre esa línea en el futuro. No tenemos claro si el ajuste a la baja que hemos visto en el segmento de subcompactos será permanente, si podremos regresar a los números que traíamos, debido a que ciertas partes de la economía han quedado impactadas a causa de la desigualdad que está generando la COVID-19”, explicó Vildozo.

| Atentos a EU

En cuanto a la producción de automotores en México, el panorama no es muy diferente al del mercado interno. “Nuestra expectativa es que podríamos estar regresando a los niveles previos a la pandemia dentro de un par de años, no antes; me parece que pensar que en 2021 estaremos en esos niveles es dificil, si consideramos que el mercado de EU ha sufrido también una contracción y esto afecta la exportación a ese país”, comentó Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

No obstante, destacó, la tendencia que hemos tenido en estos meses posteriores al cierre por la pandemia permitirá que la producción y exportación sigan creciendo, y no perdamos participación en EU, que hoy oscila entre el 14 y 16%.

“La producción de México va en línea con la exportación. El año pasado exportamos el 89% de nuestra producción y en 2020 estamos exportando el 86% (el 80% a EU). De ese 86%, el 67% son camiones ligeros, es decir, SUV y pickups, que son los segmentos que tienen mayor dinamismo en EU y que han estado impulsando el retorno a la producción; así que mientras el mercado de ese país mantenga este regreso paulatino, seguiremos recuperándonos y creciendo“, concluyó Cuevas. AN

También en esta edición

Compartir