altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

La flexibilidad laboral hoy ya no es una opción

Por: Sergio Porragas Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

La dinámica dentro de las empresas es cada vez más flexible, en especial después de haber experimentado cambios sin precedentes tras la pandemia. En marzo de 2020, ante la contingencia sanitaria por COVID-19, la mayoría de las organizaciones se vieron obligadas a implementar políticas laborales flexibles para evitar la propagación de la enfermedad en el lugar físico de trabajo, mientras buscaban dar continuidad a sus negocios.

El trabajo remoto pasó de ser una tendencia, a una realidad para todos. La vertiginosa transformación digital permite, ahora, la movilidad laboral y la búsqueda de talento más allá de las fronteras. La estructura organizacional pasó a ser menos rígida; de hecho, hay mucho más interés en el bienestar del trabajador como individuo y surgen nuevas formas de compensación.

La vertiginosa transformación digital permite, ahora, la movilidad laboral y la búsqueda de talento más allá de las fronteras.

No hay empresa que no esté ofreciendo —o por lo menos analizando— brindar programas de flexibilidad laboral, ya que estos traen numerosos beneficios; entre otros, la atracción y retención del mejor talento, mayor productividad, disminución de la rotación de personal y el abstencionismo, lo que representa la mejor inversión para los negocios y la mejor manera de desarrollarlos y sacarlos adelante.

| Motivación

El trabajo flexible, además, impulsa la motivación, en especial en estos tiempos en donde mucho talento está desgastado y puede renunciar a su trabajo. Asimismo, ayuda a crear un ambiente de trabajo más favorable, genera una mayor lealtad hacia la empresa y un mejor desempeño, ya que los empleados valoran que su trabajo les permita equilibrar su vida.

Además, la flexibilidad democratiza el trabajo. Ahora, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tienen la posibilidad de competir con las grandes por el mejor talento, ya que los colaboradores valoran cada vez más los beneficios y compensaciones flexibles, sobre el salario monetario. Así lo dice la encuesta que realizamos recientemente en OCCMundial, ya que son 46% los profesionistas que valoran la flexibilidad laboral sobre el salario monetario al momento de buscar un empleo.

La flexibilidad democratiza el trabajo. Ahora, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) tienen la posibilidad de competir con las grandes por el mejor talento.

Todos entendemos lo anterior, porque la flexibilidad ha sido parte de nuestras vidas a partir de marzo del 2020 y este beneficio llegó para quedarse en el mundo del trabajo, que antes solo existía en muy pocas empresas; de acuerdo con la encuesta, solo 8% de las empresas ofrecía flexibilidad laboral antes de la pandemia, pero ahora el 55% de los colaboradores asegura que en su empresa se implementaron estrategias de flexibilidad a raíz de la contingencia; pero otro 26% dice que nunca se han ofrecido este tipo de estrategias en su organización, lo que prende un foco rojo en la fuga de talento.

| Beneficios del home office

Con respecto a los beneficios de flexibilidad que ofrece la empresa en donde laboran, los profesionistas destacaron como principal beneficio el trabajo remoto o home office.

Además, reciben permisos por temas personales, flexibilidad de horarios y trabajo con base a objetivos.

Las ventajas para los colaboradores de implementar este tipo de estrategias son enormes; por ejemplo, permite el equilibrio entre la vida personal y el trabajo, mejora la productividad, reduce los niveles del estrés y, por lo tanto, mejora la salud mental, así como refuerza su compromiso; por su parte, las empresas, además de la productividad, ganan reputación; generan mayor satisfacción laboral, lealtad y, finalmente, mantienen buenos niveles de competitividad en el mercado.

Las ventajas para los colaboradores de implementar este tipo de estrategias son enormes: permite el equilibrio entre la vida personal y el trabajo, mejora la productividad, reduce los niveles del estrés y mejora la salud mental.

De esta manera, para que la estrategia de flexibilidad laboral tenga éxito, es importante definir  las metas que esperamos conseguir por parte de los empleados. Además, debemos establecer los canales y la frecuencia de comunicación, así como la forma y el momento de presentar avances y resultados. Por último, organizar reuniones periódicas, pues es importante la retroalimentación, compartir experiencias e ideas, establecer objetivos y conseguir mayor integración. AN

 

Sergio Porragas es director de Operaciones (COO) de OCCMundial

@OCCMundial

También en esta edición

Compartir