altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Golden Book 2021

México necesita certidumbre jurídica y seguridad

Por: JOSÉ EDUARDO GONZÁLEZ GÓMEZ TAGLE Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

En 2020 los países de todo el mundo demostraron de que estaban hechos, tanto en terminos economicos como politicos, algunos con dirigentes que sin titubeos tomarón medidas agresivas ante la pandemia, o a los que continúa estallando el virus frente a sus ojos.

Ha sido el año en el que ganó el que menos perdío, así como los que venían apostando a la industria 4.0 referente a la tecnología, comunicación, compras a través de medios digitales y contenido streaming, marcaron la diferencia.

La soberbia de gobernantes y la codicia de grandes empresarios ha cobrado vidas, dejando daños irreparables, empresas con despidos masivos y recortes en salarios con tal de no cerrar sus empresas, son solo algunos de los efectos de la pandemia y su obligado confinamiento, que tocará fondo en el momento que la vacuna circule en la sangre de los ciudadanos.

Las consecuencias, que siguen vigentes en nuestro estudio se refieren a graves caídas en las bolsas de valores y posteriormente a cada una de las economías más importantes del mundo, ello lo vemos reflejado indudablemente en las cifras publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) “proyecciones de crecimiento de perspectivas de la economía mundial” al mes de octubre, pues ahí se indica que el PIB mundial para este año cerrará en contracción, cerca del -4.4%.

| Una contracción nunca vista

Nuestra economía nacional ha padecido desplomes nunca antes vistos en su historia, cifras records con escenarios negativos como el -17.3% en el segundo trimestre del año, más de un millón de casos confirmados de covid-19, más de 120 mil fallecidos a causa de este y la decadencia del ineficiente sistema de salud, además, tasas de desocupación de 5.4% o 15.7 millones de personas sin empleo (de acuerdo con cifras del INEGI) y altas fluctuaciones en el tipo de cambio, rompiendo incluso la barrera de los 25 pesos por dólar, desgraciadamente el escenario es poco alentador al día de hoy, no por lo que ha sucedido, sino por la ausencia de acciones y medidas gubernamentales, que al parecer jamás llegarán.

En el décimo mes del 2020, el Banco Mundial (BM), informó sobre un drástico ajuste en la proyección del comportamiento de la economía mexicana, empeoró la estimación colocando una pronunciada caída del 10%, una diferencia comparadacon las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que indican 9 puntos porcentuales de hundimiento en el Producto Interno Bruto (PIB) de México, una ligera mejoría con lo previsto hacia junio que era del 10.5% por este mismo organismo.

A tal efecto, pasando este periodo y posicionándonos en el año 2021, tenemos que ambos organismos plantean crecimientos positivos en el PIB, el BM estima un crecimiento del 3.7%, mientras que, por otra parte, el FMI formula una cifra del 3.5% con una expectativa de crecimiento sexenal de apenas 0.2%.

El PIB podría crecer este año entre 2.8 y 3%.

| Que podemos esperar para este año

Para la inflación, el BM prevé una expectativa de 3.53%, la SHCP la postula en un nivel del 3%, dentro de los límites y objetivos establecidos por el Banco Central (del 2 al 4%). Referente al PIB, los expertos de la encuesta establecieron un crecimiento anual de entre 2.8 y 3%, así como un tipo de cambio ubicado en los 22.68 pesos por unidad de dólar. Así mismo, uno de los pilares fundamentales, el comercio exterior, ha tenido un gran desempeño, por ejemplo, al pasado mes de septiembre se registró un superávit de 4,385 millones de dólares, cifra inferior evidentemente a los 6,116 millones de dólares alcanzados en agosto, no obstante, dicho comercio exterior presentó un crecimiento anual en las exportaciones del 3.7% de acuerdo con datos del INEGI.

Indudablemente Estados Unidos, nuestro mayor socio comercial, juega un papel fundamental en el panorama económico mexicano, pues con el triunfo demócrata de Joe Biden se espera un mayor dinamismo, apertura y obligada certidumbre, que finalicen las medidas “restrictivas” que aplicaba el aún presidente Donald Trump, como amenazas arancelarias, barreras a la inversión y principalmente temas migratorios. A pesar de que la relación multilateral podría verse muy beneficiada si se trabaja en conjunto, existen ciertos obstáculos como la incertidumbre en el sector energético y ambiental, pues las estrategias del gobierno de México son extremadamente distintas. AN


José Eduardo González Gómez Tagle

Presidente del Colegio de Economistas.

También en esta edición

Compartir