altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

Mitsubishi: filial de México va por el Top 10 mundial

En febrero de este año Mitsubishi Motors de México cumplió dos años de constituirse como filial de la corporación japonesa. Hoy la marca tiene un ADN, un equipo directivo, una red de distribuidores y una financiera propios, y está lista para ingresar al Top 10 de la corporación a nivel global.

Por: Ulises Navarro Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Jorge Vallejo

Presidente y CEO de Mitsubishi Motors de México


En mayo pasado, Mitsubishi Motors de México tuvo un crecimiento de 149.1% en sus ventas respecto al mismo mes de 2020 y de 35% respecto a abril de este mismo año. Esta es una muestra del crecimiento que Jorge Vallejo, presidente y CEO de Mitsubishi Motors de México, espera concretar en los siguientes años. Aquí, la entrevista que Alto Nivel sostuvo con el directivo.

AN Jorge, ¿cómo ves el panorama actual de la industria automotriz en México?

Sigue siendo sumamente retador, pero no solo por la pandemia. Además del impacto que provocaron la suspensión de operaciones a nivel global y local, los recortes en la producción y los retrasos en el surtimiento de piezas, debemos generar una serie de políticas para la reinstalación de la producción y fortalecer nuestros procesos para alcanzar los contenidos regionales de los tratados de los cuales formamos parte. Si a estos retos añadimos la importación de autos usados, la cual seguimos padeciendo, el panorama es complicado. Sin embargo, confío en que, como siempre, la industria mexicana saldrá favorecida y seguirá siendo ejemplo de buen desarrollo, manufactura, infraestructura, capacitación, buena mano de obra, tecnología y productos, dignos de ser exportados a los mercados internacionales.


| Muy buenos resultados

AN ¿Cómo se ha desarrollado el negocio de Mitsubishi desde 2019?

Desde 2019 estamos operando como una filial directa del corporativo de Japón [la marca antes se distribuía a través de Fiat Chrysler Automobiles]. Desde entonces desarrollamos una identidad propia basada en tres valores fundamentales: civismo, sustentabilidad y evolución; con un grupo directivo y una red de distribuidores enfocados exclusivamente a trabajar para la marca. Hoy tenemos un ADN propio, un equipo, una red de distribuidores, un marketing específico y hasta nuestro propio brazo financiero: Mitsubishi Motors Financial Services. Tenemos una alineación total, lo que nos ha permitido crecer nuestras ventas mes con mes, En algunos meses hemos alcanzado hasta 1.5% de market share. Para venir de un primer año como filial y un segundo año con pandemia, los números son muy buenos. Este 2021 es nuestro tercer año como empresa filial y esperamos que las condiciones nos permitan consolidar nuestra operación. Este año apostaremos por nuevos productos para, precisamente, consolidarnos como marca. La calidad de nuestros vehículos es avalada por 104 años de historia. Hoy, Mitsubishi Motors de México es la filial número 11 para el corporativo, pero en los próximos años espero que nos coloquemos dentro del Top 10, porque eso significaría una visión más estratégica del corporativo sobre nuestras operaciones, más lanzamientos, mayores ventas y generación de muchos desarrollos.


AN ¿Cuántos distribuidores tienen actualmente?

Poco más de 50, pero para 2022 esperamos contar con 65 distribuidores. Sin embargo, no medimos nuestro crecimiento por el número de distribuidores, sino por su rentabilidad. Queremos tener un buen número de distribuidores rentables, que sean económicamente viables y que estén contentos con la marca. El mejor distribuidor es el que más rentable es con base en una operación estructurada y sana. En este momento estamos en una etapa de consolidación y seguiremos creciendo nuestra cobertura a nivel nacional; ahora tenemos una cobertura de 90% en el territorio mexicano. La historia que nos antecede es muy rica. Cuando tuve la fortuna de conocer la marca, su gestión y su esencia, me sorprendió mucho la calidad del producto. Los vehículos de Mitsubishi están hechos para la vida; por eso la lealtad del consumidor sigue privilegiando la compra de nuestros autos. El reto principal es llegar a un mercado más amplio y dar a conocer nuestra calidad a través de herramientas digitales y de publicidad. En México tenemos la fortaleza de tener una empresa financiera a través de la cual estamos alcanzando entre 40 y 45% de penetración en menos de dos años [Mitsubishi Motors Financial Services nació en agosto de 2019]. A nivel global, nuestra financiera es benchmark (punto de referencia) en penetración. Otro diferenciador es nuestra garantía con una cobertura defensa a defensa (tren motriz, carrocería, sistemas eléctricos y electrónicos, interiores y exteriores) durante siete años, sin límite de kilometraje. En términos generales cubre defectos de fábrica por calidad de materiales o mano de obra, siempre y cuando no sean exclusiones de garantía y se cumpla con los mantenimientos en tiempo y forma.


AN ¿Qué beneficios tiene el nuevo tratado para la industria automotriz en México?

Muchísimos. El primer gran triunfo fue mantener el tratado entre los tres países. En segundo lugar, a pesar de los ajustes en los contenidos regionales [anteriormente, el TLCAN solicitaba 62.5% de contenido regional y hoy se pide el 66%, cifra que irá incrementándose cada año de manera gradual hasta llegar a 75%], con esta medida la mayoría de las marcas logrará consolidar su cadena de proveeduría. Efectivamente, el nuevo tratado impuso estándares muy altos, pero reforzará las cadenas de valor de la región. Además, aunque las reglas de origen automotriz son más estrictas y hay nuevos requisitos, tener reglamentaciones uniformes es positivo, pues ofrece certidumbre jurídica y aplicación homogénea. Creo que T-MEC refrendará el liderazgo que tenemos a nivel mundial, y además podremos seguir generando inversiones, plataformas y desarrollos tecnológicos conjuntos. La industria automotriz mexicana está conformada por empresas muy serias y cumplimos cabalmente con las normativas, para seguir creando no solo riqueza económica, sino social, cultural, laboral y personal. Todas las marcas trabajamos junto con las comunidades para seguir creciendo, generando inversión y creando valor para la sociedad. AN

También en esta edición

Compartir