altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Reportaje

No le muevan al chocolate

Se puede dejar de fumar, beber y hasta de amar, pero dejar de disfrutar del chocolate, jamás.

Por: Ulises Navarro Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| No es el momento

Podemos estar de acuerdo o no con la nueva Norma Oficial Mexicana NOM-051, la cual promueve y pretende hacer más estricto el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas.  Más allá de las discrepancias entre autoridades y empresas involucradas, se debe considerar la afectación que pueda traer a sus industrias, sobre todo en momentos como los actuales, en los que los negocios están pasando por momentos muy amargos.

Actualmente, los productores de chocolate realizan grandes esfuerzos para demostrar que este alimento representa toda una cadena de valor que inicia en el campo y termina al llegar al paladar de quien lo consume. También promueven la importancia de una industria que forma parte indiscutible de nuestra cultura, que marca tendencias y que se rige con los más altos estándares de calidad e innocuidad, favoreciendo así el consumo informado y responsable.

La baja producción del cacao en México, es grave pues se ha reducido en 46 %.

| La unión hace la fuerza

La Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares (Aschoco), que representa al 90% de la industria, trabaja todos los días para impulsar la producción del cacao, chocolate y confitería, resaltando los momentos de alegría, tradición y fomentar su crecimiento sostenible. “Buscamos que los consumidores estén informados y se promueva el consumo responsable”, señala Alicia Páramo, directora general de la asociación.

El cacao, a partir del cual se elabora el chocolate, se cosecha solo dos veces al año y su primera fecha de recolección es el 2 de septiembre, cuando los cacaoteros reciben el fruto de su trabajo. De hecho, fue por esta razón que se eligió este día para conmemorar de manera oficial el Día Nacional del Cacao y el Chocolate en México.

| Retos de la industria

El cacao forma parte de nuestra cultura y su historia se remonta al año 1500 a.C., pues los olmecas ya utilizaban y valoraban los beneficios de este alimento. Sin embargo, hoy en día la industria enfrenta importantes retos, como la baja producción del cacao en México, que de 2003 a 2016 se redujo en 46.24%, entre otros factores por los mitos acerca del consumo del chocolate y el desmedido precio del azúcar, que afecta principalmente a los campesinos.

A pesar de que México es cuna del cacao, actualmente ocupa el lugar número 13 en la producción mundial, ya que su aportación representa solo el 0.5 % del total a nivel mundial.

Es imperativo cambiar estas cifras, considerando que México cuenta con condiciones propicias para aumentar su cultivo y replicar los modelos exitosos de los estados más prolíferos: Tabasco, que aporta 68.8%, y Chiapas, con 31.1%, además de Guerrero y Oaxaca.

El reporte del INEGI más reciente indica que anualmente se cultivan 45,376 toneladas de cacao a cielo abierto, distribuidas entre estos estados, las cuales representan a 30,000 productores a nivel nacional.

México es cuna del cacao, pero ocupa el lugar número 13 en la producción mundial.

| Consumo y beneficios

Está comprobado que el cacao es un alimento saludable. Por ello, su consumo moderado puede ser incluido en la dieta habitual, ya que es fuente de glúcidos y fibras, proteínas, vitamina A, B, B2, hierro, potasio, magnesio, calcio, fósforo y flúor.

El cacao ayuda a regular las funciones cardiovasculares y cerebrales, protege contra enfermedades cardiacas, disminuye los niveles de azúcar en la sangre, contribuye a la protección antioxidante, desacelera el envejecimiento, incrementa la función inmune y protege contra el Alzheimer, entre otros beneficios por los cuales debe ser valorado.

El consumo per cápita de cacao en nuestro país es de apenas 750 gramos al año, en comparación con naciones como Brasil, que registra 1.6 kilogramos, y Suiza, con un promedio de 11.9 kilogramos. Esta disparidad en las cifras nos lleva a replantear la necesidad de impulsar su ingesta, considerando los beneficios y el aporte a la salud de este producto orgullosamente mexicano. AN

También en esta edición

Compartir