altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

La combinación perfecta para tener el empleo mejor pagado

Estamos en medio de la cuarta revolución industrial, momento de cambios marcados por la presencia de la tecnología en todos los ámbitos: económico, político, social, cultural, familiar y laboral.

Por: Sergio Porragas Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Nuevas habilidades

La digitalización y aprovechamiento de la tecnología en los procesos industriales, administrativos, comerciales y de servicios de las organizaciones requiere hoy, y de cara al futuro, además de la formación profesional y la experiencia, de una nueva combinación de habilidades en los colaboradores para que eleven sus niveles de empleabilidad.

El último informe presentado en el Foro Económico Mundial de Davos (WEF) sobre el Futuro del Trabajo señaló que la digitalización de la industria supondrá la desaparición de 7.1 millones de empleos y la creación de 2.1 millones de nuevas posiciones para el año 2020, la mayoría relacionadas con las nuevas capacidades y habilidades digitales (ingenieros, informáticos y matemáticos, principalmente).

Para mantenernos en los puestos laborales más competitivos y mejor pagados, no solamente es necesario contar con capacidades y habilidades digitales, así como competencias técnicas y de especialización de la industria y del puesto laboral; también se requerirán habilidades sociales como la persuasión, la inteligencia emocional y la capacidad de enseñar a otros.

Es así que debemos formarnos y mantenernos actualizados en los tres tipos de habilidades y competencias esenciales: digitales, técnicas o de especialización y sociales.


La persuasión y la inteligencia emocional son habilidades sociales fundamentales.


| Mantenerse vigentes 

Un buen manejo de estas habilidades no es tarea sencilla; tan es así que, a pesar del enorme número de personas que buscan empleo en nuestro país, las empresas hablan de escasez de talento humano capacitado para cubrir sus necesidades.

Evidentemente, los estudios académicos nos brindan de manera continua las habilidades técnicas y de especialización que se requieren y nos permiten mantenernos vigentes a través de la educación continua y certificaciones.

En cuanto a las habilidades digitales, las adquirimos con la vida y la experiencia misma, así como a través de la formación académica, especialmente en carreras relacionadas. Para las generaciones que no nacimos con la tecnología, baby boomers y generación X, las habilidades digitales suponen un reto y esfuerzo adicionales, por lo que debemos mantenernos en constante aprendizaje.

Por otro lado, las habilidades sociales o “habilidades básicas o blandas” toman un papel muy relevante en el futuro del trabajo, no solo para cumplir un propósito individual, sino para satisfacer nuestro rol en una sociedad globalizada que requiere la formación sólida e integral de profesionales que aporten propuestas ante la incidencia de fenómenos naturales, sociales, culturales, políticos y económicos.


Las habilidades digitales requieren de un constante aprendizaje.


| Autoanálisis

Es así que, si deseas elevar tu empleabilidad y competitividad para brindar resultados tangibles en tu organización y crecer profesionalmente, es necesario formarte en los tres tipos de habilidades. Realiza un autoanálisis para conocer en cuáles están tus mayores retos y toma acciones; los cursos y certificados son de gran valor, pero puedes buscar experiencias en tu comunidad para reforzar, sobre todo, las habilidades sociales e interpersonales, al mismo tiempo que haces algo por los demás. AN

 

Sergio Porragas

Director de Operaciones de OCCMundial

También en esta edición

interstitial

Compartir