altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

Patek Philippe no pierde el tiempo

La firma relojera ginebrina reafirma su dominio mundial con tres nuevos guardatiempos, ricos en Grandes Complicaciones.

Por: Alto Nivel Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Una historia de éxitos

A lo largo del siglo XX, Patek Philippe perpetuó su pasión por las Grandes Complicaciones y obtuvo diversas patentes vinculadas a optimizaciones técnicas. A principios de dicho siglo XX, presentó varias supercomplicaciones de bolsillo, como relojes con sonerías e indicaciones astronómicas. Al mismo tiempo, la firma ginebrina se dedicó a miniaturizar las Grandes Complicaciones para llevarlas en la muñeca, creando el primer reloj de pulsera con calendario perpetuo, allá por 1925.

Durante las últimas décadas del siglo XX, la manufactura volvió a destacar con dos relojes de bolsillo sin precedentes: el Calibre 89 (33 complicaciones), que sería durante más de 25 años el reloj portátil más complicado del mundo, y el Star Caliber 2000 (21 complicaciones).

El arte de miniaturizar la sofisticación técnica encontró su última expresión en el lanzamiento en 2001 del reloj de pulsera Sky Moon Tourbillon (12 complicaciones), seguido en 2014 del Grandmaster Chime, el reloj de pulsera Patek Philippe más complicado (20 complicaciones)

Patek Philippe creó su primer reloj de pulsera con calendario perpetuo, allá por 1925.

| Una filosofía exigente

En la actualidad, Patek Philippe dispone de una de las colecciones más importantes de Grandes Complicaciones en producción regular, las cuales van desde repeticiones de minutos a calendarios perpetuos, pasando por relojes astronómicos, tourbillons y guardatiempos que combinan varias de estas funciones.

El conocimiento transmitido de generación en generación y una investigación puntera son los principios defendidos por la manufactura. El primero reúne un máximo de complejidad técnica en un mínimo de grosor y de diámetro, para obtener cajas lo más finas posible –garantía de elegancia intemporal–. El segundo se refiere a que cualquier complicación, por muy elaborada que sea, resulte sencilla de utilizar. Los tres nuevos modelos Grandes Complicaciones presentados este 2020 ilustran esta filosofía.

Patek Philippe tiene una de las colecciones más importantes de Grandes Complicaciones, las cuales van desde repeticiones de minutos a calendarios perpetuos, relojes astronómicos y tourbillons.


| Repetición minutos tourbillon

REFERENCIA 5303R-001 

Este nuevo guardatiempos, destinado a los apasionados de relojes con sonería, se distingue por su geometría abierta, sin esfera, que permite admirar el mecanismo de repetición de minutos en funcionamiento; incluso, por vez primera, los martillos y los timbres. La preocupación por la transparencia se hace igualmente patente a nivel del tourbillon: puede apreciarse la parte posterior de su jaula a través del contador del pequeño segundero en la posición de las 6 horas.

La estética del calibre de carga manual ha sido sutilmente retrabajada para dar rienda suelta a su belleza, en particular mediante la presencia de detalles calados en algunas piezas, como si se tratara de un movimiento tipo esqueleto.

La caja de oro rosa destaca por su ancha ‘carrura’ cóncava y pulida (carrura, del francés carrure: ‘ancho’ [de la espalda]), así como por sus inserciones en oro blanco con decoración “hoja”, grabada en los laterales del canto y de las asas del brazalete. El cerrojito de oro blanco que permite activar el mecanismo de repetición de minutos, en el lado izquierdo de la caja, ostenta el mismo motivo. El círculo horario se presenta como un anillo de cristal de zafiro, lacado negro, con puntos empolvados de oro rosa.

Esta lección de construcción relojera también se distingue por la inimitable acústica de los relojes de sonería Patek Philippe.


| Cronógrafo Rattrapante

REFERNECIA 5370P-011  

Este modelo presenta un aspecto contemporáneo, gracias a una nueva esfera azul que hace revivir la tradición Patek Philippe de las esferas con esmalte Grand Feu [gran fuego]. Una obra de arte de un color inalterable, realizada a mano en una placa de oro de 18 quilates, con acabado brillante.

La hora y los minutos se indican con toda nitidez, gracias a las agujas “hoja” estilizadas, con revestimiento luminiscente, y a las cifras Breguet, aplicadas de oro blanco. Lo mismo ocurre con la medida de los tiempos cortos, de gran precisión y rapidez de lectura, gracias a las finas agujas centrales del cronógrafo y de la ratrapante, la aguja del contador 30 minutos instantánea de oro blanco y las escalas impresas en blanco que destacan sobre el fondo azul. El movimiento cronógrafo de tipo “dos tiempos”, con dos pulsadores para las tres funciones del cronógrafo y un pulsador integrado en la corona, en la posición de las 3 horas para la ratrapante, conjuga tradición e innovación.

La caja de platino pulido, con carrura cóncava y laterales ahuecados y satinados, va realzada con un brazalete de piel de cocodrilo color azul noche brillante, acompañado de un cierre desplegable de platino. Como todos los relojes Patek Philippe de platino, la nueva referencia 5370P-011 ostenta un pequeño diamante engastado entre las asas de pulsera en la posición de las 6 horas.


| Cronógrafo con calendario perpetuo

REFERENCIA 5270J-001 

Este reloj está dotado de una caja de oro amarillo, que conjuga una carrura cóncava y unas asas de pulsera con moldura de gallones. La esfera opalina plateada, con índices “bastón” aplicados y agujas “hoja” de oro amarillo, destaca por su legibilidad. Las indicaciones del calendario perpetuo presentan un diseño equilibrado, con fechador de aguja en posición de las 6 horas y doble ventanilla día/mes a las 12 horas. Se completan con dos pequeñas aberturas redondas para la indicación día/noche y el ciclo de los años bisiestos, además de una ventanilla para las fases de la luna. Las indicaciones del cronógrafo se distinguen por sus agujas con acabado arenado. La escala taquimétrica permite medir velocidades horarias, en conjunción con el cronógrafo.

El calibre CH 29-535 PS Q se distingue por su arquitectura tradicional (embrague horizontal, rueda de pilares y carga manual), así como por su mecanismo de calendario sumamente delgado (1.65 mm para 182 componentes).

La nueva referencia 5270J-001 va acompañada de un brazalete de piel de cocodrilo con escamas cuadradas, cosido a mano, color marrón chocolate mate y dotado de un cierre desplegable de oro amarillo. AN

También en esta edición

Compartir