altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Golden Book 2021

Pequeño comercio: sin ganancias y a punto del cierre

La pandemia y la recesión económica le están dando una verdadera tunda al pequeño comercio del país. Se estima el cierre de entre 250,000 y 300,000 negocios en 2020 y si la segunda ola de la pandemia es igual de fuerte que la primera, el panorama será catastrófico.

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Consumo a la baja

La caída del poder adquisitivo de la gente como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 y la recesión económica es el principal factor que explica la baja del consumo privado en México en un mínimo de 30% en el 2020. Y el más afectado hasta ahora ha sido el pequeño comercio, conformado por un millón 250,000 negocios. En el primer trimestre de la pandemia (marzo-mayo) se cerraron más de 150,000 comercios, entre tiendas de abarrotes, fondas, restaurantes, cafeterías, tlapalerías, y se espera que para el cierre de año alcancen los 300,000, es decir, se terminaría con menos de un millón de pequeños negocios en todo el país, de acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Y todo parece indicar que esta tendencia se mantendrá en 2021. El presidente de la ANPEC, Cuauhtémoc Rivera, reconoció que  el nuevo rebrote, la segunda ola de la COVID-19, los agarró con la guardia abajo.

“Esta tendencia de cierres se está avivando, porque se está contrayendo muy fuerte la actividad comercial por la baja en las ventas. En noviembre más de 14 entidades del país mostraban un rebrote y tres o cuatro más habían regresado a semáforo rojo, lo que hizo que muchos negocios volvieran a temblar. Estimamos que el 10% de los negocios está pensando en cerrar por este repunte y la posibilidad de que varias entidades den marcha atrás a la reactivación económica”.

| Preocupa segunda ola de COVID-19

Hasta ahora, las regiones del país donde el pequeño comercio ha sido más afectado por la pandemia y la recesión económica son: el centro y sureste, principalmente en pueblos y comunidades de estados como Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco y Oaxaca, donde el pequeño comercio tiene más cobertura, penetración y peso en la economia. “Esta crisis ha pegado más fuerte donde hay más marginación, necesidad y pobreza”, subrayó Rivera.

Hoy, sostuvo el presidente de la ANPEC, hay mucha preocupación de que haya una segunda ola de la pandemia, dado que, por parte de la autoridad, hay muchos mensajes encontrados, muchas falsas expectativas.

“Regresar al semáforo rojo, a la confinación, a las restricciones comerciales, le va a doler mucho a la población y al pequeño comercio. Lamentablemente, existen todas las condiciones para que la segunda ola de la COVID-19 prospere este invierno con mucha fuerza. De ahí, la urgencia de un plan nacional de prevención para la reactivación, aunado a la vacuna que oriente correctamente a la población y dé certidumbre a una eficiente nueva normalidad”, comentó.

Hoy, aseguró Rivera, los comerciantes se están tronando los dedos para que este fin de año se incrementen las ventas, pero el comportamiento del consumidor nos hace pensar que esto no sucederá, que la temporada navideña, incluyendo el Buen Fin, van a pasar de largo, porque va a prevalecer la incertidumbre y el temor a gastar.

Se espera que para finales de año cierren 300,000 pequeños negocios, terminando con menos de un millón en todo el país.

| El recuento de los daños

Y los resultados de la 13ª Encuesta “Por una reactivación económica”, realizada del 12 al 23 de octubre en Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Colima y Tabasco, son contudentes: el 95.74% de los negocios encuestados no presentaba ganancias con respecto a marzo (cuando comenzó la pandemia en México), el 7% estaba al punto de cierre y 75.35% tenía ventas a la baja en un promedio del 30-50%.

“El sector a duras penas se ha mantenido a flote durante siete meses”, subrayó el presidente de la ANPEC.

De acuerdo con el estudio, los productos de consumo obligado que se han encarecido son: huevo, arroz, refrescos, jitomate, aguacate, cebolla y limón. Por otro lado, los productos esenciales que vieron alicaídas sus ventas, pasando a ser de “segunda necesidad”, son los de aseo personal e higiene, confitería, embutidos, lácteos y abarrotes.

“Destaca y preocupa que el 96.83% de los pequeños comerciantes sostuvo que un 50% de sus clientes han disminuido su consumo y la calidad de los productos que compran; 88.17% respondió que su clientela consume a diario, por lo que 89.80% mostró preocupación al observar que a sus clientes no les alcanza para la canasta básica”, agregó Rivera.

| Reorientan gasto

De acuerdo con la ANPEC, el tícket promedio mensual del pequeño comercio antes de la pandemia era de 30,000 pesos mensuales, lo ideal para un negocio acreditado. Hoy, con la pandemia, se ha caído a 20,000, 25,000 pesos. “La salud financiera del consumidor está muy maltrecha y ya venía así desde el 2019. Hoy, con la pandemia, los consumidores están reorientando su gasto, están adquiriendo alimentos y productos esenciales, y algo de servicios básicos, como la energía eléctrica, el gas, el agua, la conectividad (telefonía e internet) y el transporte para aquellos que tienen que moverse para poder encontrar un ingreso. Y párale de contar”, explicó Rivera.

Con relación a las nuevas regulaciones, 68.09% del pequeño comercio en México no está de acuerdo con la prohibición comercial de Oaxaca y Tabasco que se buscó extender al resto del país y el 83.40% expresaron que con la prohibición comercial de productos de alta demanda a los jóvenes menores de 18 años no se resolverán los problemas de sobrepeso y obesidad; en cambio, 91.65% respondió que lo que sí provocará será una mayor informalidad y más pobreza.

El 72.04% sostiene que habrá más cierres de pequeños negocios y pérdida de empleos. El Covid-19 ha empujado a que el 78.41% del pequeño comercio fíe a un 20% de sus clientes. El 80.02% dijo que en esta época de pandemia los giros de negocios que más han florecido son los de alimentos y salud (productos anticovid).

Las regiones del país donde el pequeño comercio ha sido más afectado son: el centro y sureste, principalmente en pueblos y comunidades de estados como Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco y Oaxaca.

| Aumentar impuestos, tiro de gracia

Las bajas ventas han provocado el cierre de más de 150,000 pequeños negocios. Elevar la carga fiscal sería el tiro de gracia a la actividad comercial en México, cifra que se sostiene tomando en cuenta que el 86.48% de los pequeños comerciantes entrevistados consideran como una medida fuera de lugar e insensible que se pretenda aumentar los impuestos.

El 74.80% del pequeño comercio desaprueba, en lo general, los resultados obtenidos por el Gobierno hasta ahora. Incluso el 66.28% de los pequeños comerciantes considera poco atractivos y no suficientes los microcréditos de 25,000 pesos ofrecidos por el gobierno.

El flagelo de la inseguridad también fustiga al pequeño comercio: robo hormiga, asalto a mano armada y extorsión en un 47.62%.

Finalmente, el 51.55% no cree que la vacuna sea la única solución para una reactivación económica. “Lograremos mover nuestra economía desde la prevención: distanciamiento social, uso del cubrebocas, movilidad esencial y escalonada, sanitización, lavado constante de manos. Las mismas medidas que el 98% de los puntos de venta aplican actualmente, ya que conforman nuestro nuevo estilo de vida y es lo que ha permitido seguir trabajando”, concluyó Rivera. AN

También en esta edición

Compartir