altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
En Portada

T7 Group: soluciones que llegan antes que el problema

Para esta empresa mexicana no deberían existir horas sin servicio ni fallas en los sistemas de las empresas. “Hay que borrar la palabra downtimes en toda la industria para crear nuevas oportunidades de negocio”, dice su CEO y fundador, Vicent Molina.

Por: Ulises Navarro y Claudia Cerezo Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Vicent Molina

Director General de T7 International Group

| ¿Adiós a se “cayó el sistema”?

Imagina que, de pronto, las redes sociales, los servicios bancarios, la telefonía celular y los suministros de gas, petróleo y electricidad dejan de funcionar, como ya ha ocurrido; y lo mismo todos los servicios que dependen de tecnología, informática y comunicación digital, incluidos los domésticos, de salud pública, empresariales e industriales. La vida sería un caos total.

¿Quién puede hacer algo para evitar un blackout de ese tamaño? T7 International Group. Con amplia experiencia en telecomunicaciones, Vicent Molina fundó T7 en México, hace casi 20 años. Acostumbrado a enfrentar grandes retos y condiciones adversas, con esa garra Vicent creó una compañía enfocada en el desarrollo innovador y la implementación de servicios dirigidos a lograr una operación 100% estable y automatizada. En el lenguaje de T7 no caben las expresiones “Se cayó el sistema”, “No hay línea”, “En un momento le atenderemos”.

T7 Group tiene una amplia experiencia internacional en el sector público, privado y militar. T7 es un sastre que va a la casa de cada cliente, toma tallas y confecciona trajes a la medida, a su gusto y necesidades. Con este modo de trabajar ha resuelto problemas de empresas que, literalmente, se morían de frío en el borde del Polo Norte o que estaban perdidas en una zona remota del Océano Pacífico. 

Su cartera se compone de más 700 proyectos ejecutados, que se traducen en millones de dólares de ahorros para diversas empresas en todo el mundo. Alto Nivel platicó con Vicent Molina, CEO y fundador de la compañía mexicana.

| Vicent, ¿cómo nace T7 Group?

Cada día el mundo se ha vuelto más digital y dependemos cada vez más de las redes sociales, las aplicaciones de los bancos, de los servicios de internet móviles, etcétera. Nosotros comenzamos a diseñar nuestra propuesta hace casi 20 años. Surgimos de la necesidad de las empresas de solucionar sus problemas de telecomunicaciones. Este mercado es muy cerrado, porque solo hay tres o cuatro proveedores a nivel mundial. Nuestra primera propuesta fue crear soluciones de nicho. 

Por lo general, los grandes vendors de telecomunicaciones se enfocan en vender hardware y software. Nosotros atendemos las necesidades de los usuarios finales: el paciente que está comprando medicina en una farmacia o el cliente de un banco que está llamando al call center para solicitar un servicio. Para T7 Group es común conducirse en entornos de “lenguaje máquina”, pero al cabo las personas son los principales beneficiados de cualquier ecosistema tecnológicamente saludable. Aunque también las empresas: si una institución financiera logra ofrecer a sus clientes servicios que nunca fallan, es decir, con zero outages, existe una alta probabilidad de que individuos y empresas prefieran esa institución financiera sobre cualquier otra. 

Somos una empresa internacional que inició operaciones en el Caribe; hace siete años regresé a México y fundé T7 International Group, con oficinas en Houston y Ciudad de México, y ahora estamos iniciando operaciones en Europa.

| ¿Qué tan compleja ha sido la expansión de la compañía? 

Ha sido un camino complicado, porque el 97% de las patentes que se crean en México provienen de empresas globales, de otros países, que patentan sus soluciones y productos de hardware y software para protegerse.

Sin embargo, nosotros desde un inicio hemos invertido y trabajado con los institutos de matemáticas de la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional, y con universidades de Texas, porque nuestras soluciones se basan mucho en algoritmos matemáticos, en inteligencia. Esto nos ha permitido crear tecnología patentada que ahora excede las expectativas de nuestros clientes.

No ha sido sencillo trabajar con modelos matemáticos, porque no se puede predecir lo que va a pasar, si no se conoce la historia de lo que ha ocurrido. Ha sido un gran reto trabajar con matemáticos, que no saben nada de comunicaciones, switches y ruteadores, para desarrollar algoritmos para cada producto, solución y caso de uso. Otro reto fue integrar la parte de ingeniería a la inteligencia humana, para acercarnos a la realidad de lo que sucede dentro de los entornos tecnológicos.

Reunir tanto talento humano y hacer que trabaje sobre una misma línea y un mismo objetivo es una tarea complicada, pero esa es la diferencia que tenemos frente a empresas que solo hablan de un algoritmo, inteligencia artificial o regresiones lineales de tiempo, como los bancos, que calculan todo. 

Estamos capacitados para identificar cuándo ocurrirán detrimentos en los entornos –lo que llamamos pérdidas aceptadas– y lo podemos hacer para cualquier empresa, desde un banco hasta una empresa de energía, como Colonial Pipeline, que en mayo cerró un oleoducto vital en Texas, por un ataque cibernético. Todo este tipo de downtimes afectan no solo el negocio, sino a muchísimas personas en una comunidad. Imagina que la red de un hospital tuviera interrupciones mientras un médico está practicando una cirugía a distancia…

| ¿Cuál es el secreto del éxito de la compañía?

Nuestras soluciones han sido creadas para predecir el futuro. No es cosa de magia; es un asunto de algoritmos inteligentes y matemáticas avanzadas, a través de los cuales una aplicación no humana es capaz de tomar decisiones para evitar colapsos futuros, basándose en campos previos de experiencia.

T7 Group es el alter ego de todos los sistemas que pueden prevenir fallas en un sistema. Nadie en el mundo tiene estos esquemas de solución. Es la respuesta a las crisis de nuestros tiempos a la enésima potencia. Estamos avalados por el U.S. Patent and Trademark Office. Somos un equipo de mentes brillantes enfocadas en crear, en el terreno cibernético, un bulk de acciones que se sintetizan en escuchar, aprender y solucionar con la información específica de cada negocio. 

Se trata de conocer cómo trabaja un entorno tecnológico, reconocer sus áreas de oportunidad, así como sus niveles de sensibilidad, de manera que antes que se presente un problema, podamos tomar decisiones inteligentes y autómatas para solucionarlo o, mejor dicho, anticiparlo.

| ¿Podrías darnos un ejemplo de cómo han trabajado con algunos clientes?

Tenemos un cliente –una cadena muy importante de banca y retail– para el que detectamos, con mucha precisión, las variaciones de tráfico de la red. Podemos decirle, por ejemplo: “El lunes, a las 9:30 de la mañana, el banco estará operando cierto número de transacciones; sin embargo, estás 15% por debajo. Vamos a revisar qué está pasando”. Ahí empieza nuestra solución de inteligencia y de los autómatas que hemos construido para revisar todo el entorno y detectar en dónde está la falla, por mínima que sea y sin importar el lugar donde se encuentre.

Nuestro objetivo es resolver las necesidades tecnológicas de nuestros clientes, ofreciendo un servicio de soporte que garantice que el entorno gestionado no tenga interrupciones (zero outage), mediante un conjunto de recursos tecnológicos y humanos listos para superar cualquier obstáculo.

El nivel de sensibilidad de nuestras soluciones es enorme. Los bancos mejor rankeados tienen downtimes en promedio de hasta 40 horas al año. Si a esto se agregan las transacciones perdidas, los reclamos de los clientes y su abandono, etc., el problema se vuelve es muy grave.

Directores de Sistemas, Operaciones e Infraestructura gastan anualmente muchísimo dinero en minimizar los downtimes dentro de sus organizaciones.

Tenemos mucha experiencia en sectores como banca, energía, sistemas de aguas, distribución y logística, militar, con soluciones listas para abatir este problema. Es ahí donde entramos nosotros.

| ¿Pueden ser fallas técnicas, humanas o provocadas internamente?

Nuestros desarrollos se enfocan en reducir al máximo tanto fallas humanas como de sistema.

Tenemos un robot que evita que las personas incidan en las operaciones sensibles de cualquier empresa, el cual es capaz de reaccionar cuando ocurre alguna falla inusitada o programarse para que, antes de que esta suceda, ejecute acciones para corregir el rumbo. Es decir, nuestro sistema es tan sensitivo y preciso que podemos decirle al cliente que su servicio se va a caer a las tres de la tarde. Entonces, le damos instrucciones al robot para que ejecute acciones y el servicio no se caiga. Este robot se llama ViA73®.

En realidad, somos una empresa que ensambla talentos excepcionales. Tenemos fama de contratar a los más brillantes. Puedo asegurar que nuestro talento está conformado por genios y líderes reconocidos en cibernética, matemáticas, analítica, inteligencia artificial, etcétera. 

T7 Group se ha convertido en un verdadero reactor de genios informáticos, matemáticos y científicos de datos, que trabajan en el desarrollo e implementación de soluciones para todo tipo de entornos tecnológicos. Estas soluciones soportan prácticamente toda la interrelación de proveedores de servicios y usuarios finales.

| “Somos capaces de determinar en qué momento del día va a ocurrir una falla, ya sea en un cajero automático, un servidor, una aplicación o un data center completo como el de Facebook”

| ¿Qué mensaje le das al mercado?

Que somos un socio tecnológico, un aliado, que puede ayudarlos en todas las áreas de su empresa y que siempre les dirá la verdad. Nuestro objetivo es que los clientes finales sean más leales a las empresas. Estamos interesados en “los clientes de nuestros clientes”.

Somos una empresa agnóstica; es decir, podemos integrar en un solo ecosistema todos los equipos, todos los softwares, todos los servicios; todo de lo que depende una empresa.

La invitación de T7 Group es a no resignarse a los impactos que las empresas registran por cada downtime. No hay pérdidas aceptables, por lo menos, en nuestra visión.

En T7 Group no nos intimida el tamaño del problema, lo que nos importa es lo que podemos aportar para la solución y superar las expectativas de nuestros clientes. AN

También en esta edición

Compartir