altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Placeres

Un clásico de la relojería

El Vacheron Constantin Patrimonio Automático está inspirado en modelos de la manufactura de la década de los 50. Perfección circular, búsqueda de lo esencial y pureza estilística. Una belleza clásica por todos los ángulos que se observe. Por Luis Peyrelongue

Por: Luis Peyrelongue Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| Hacer mejor si es posible, y eso siempre es posible

Vacheron Constantin es una manufactura suiza que merece ser calificada como una de las mejores del mundo. Su historia es un colector de experiencias y grandes premios mundiales por su increíble capacidad de realizar obras maestras de relojería. No son gratis los ininterrumpidos años de existencia, desde 1755, conociendo soles de los últimos cuatro siglos, que la convierten en uno de los fabricantes de relojes más antiguos del mundo.

En este contexto, ha producido relojes insólitos de gran prestigio. Como ejemplo, el reloj de bolsillo Vacheron Constantin No. 402833 (1929), que era propiedad del rey Fuad I de Egipto, considerado uno de los relojes más caros jamás vendidos en una subasta, alcanzando los 2.77 millones de dólares, o el reloj de bolsillo Reference 57260 (2015), que actualmente ostenta el título del reloj mecánico con más complicaciones relojeras jamás fabricado, con 57 complicaciones relojeras. El lema de la empresa Vacheron Constantin es: “Hacer mejor si es posible, y eso siempre es posible”.

El reloj que te presento hoy es el Vacheron Constantin Patrimonio Automático ref. 85180/000R-9248, cuyo diseño está inspirado en modelos de la manufactura de la década de 1950. Una gran belleza por todos los ángulos que se observe.


| Perfección circular, búsqueda de lo esencial y pureza estilística

Su caja contiene un real tesoro de tecnología. Está construido en oro rosa de 18 quilates y mide 40 mm de diámetro, 8.55 mm de grosor y soporta una profundidad de 30 metros. El brazalete es de piel de cocodrilo Mississippiensis en color marrón oscuro. La hebilla es tipo ardillon en oro rosa.

La esfera tiene la sencillez de la pureza y una elegancia atemporal, construida también en oro rosa de 18 quilates. En ella, los marcadores de hora y las agujas tienen la forma de la suave curva de la esfera. El contador de minutos externo está hecho de pequeñas cuentas de oro pulido que reflejan la luz.

En la parte trasera luce la intensidad del arte relojero por excelencia, al mostrar el diseño del calibre 2450 Q6/3 de cuerda automática y un hermoso peso oscilante elevado, en oro de 22 quilates, inspirado en la icónica cruz de Malta de Vacheron Constantin. El calibre contiene 196 partes diferentes y 27 joyas. Late a una frecuencia de 28,800 oscilaciones por hora y produce una reserva de marcha de 40 horas. Sus funciones son: horas, minutos, apertura de calendario, segundero en el centro y dispositivo de segundos de parada. Desde luego, el sello distintivo de Ginebra.

Este es un clásico de la relojería: perfección circular, búsqueda de lo esencial y pureza estilística. Minimalismo en el juego de líneas y curvas, que irradia la elegancia de los modelos de la década de los 50. Te invito a que lo conozcas; te puedo garantizar que te encantará. Estamos en Peyrelongue Chronos, en el Centro Comercial Artz Pedregal. AN

También en esta edición

Compartir