altonivel
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

Un vistazo al futuro de los negocios del 2025

“La cuarta revolución industrial”, y la recesión derivada de la crisis sanitaria y económica han propiciado la reinvención del sector empresarial. Después de sobrevivir en medio del caos, las empresas deben enfocarse en las megatendencias, que son las fuerzas transformadoras y globales que detonarán el mundo futuro.

Por: Sylvia Hernández Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

| El valor de la estrategia prospectiva de negocio

¿Es posible predecir el futuro en el mundo de los negocios? ¿Cuáles son los “poderes” que se necesitan para conocerlo? Concuerdo con el pensamiento de Jim Dator, profesor y director del Hawaii Research Center for Future Studies, de la Universidad de Hawái: el futuro no se puede predecir porque no existe. Lo que sí podemos hacer es imaginar futuros alternativos e influir en ellos a través de la planeación estratégica.

Muchos líderes tienden a solidificar su idea de negocio y luego comienzan a pensar en su futuro, lo que incrementa la posibilidad de fracaso y altos riesgos en términos de recursos y viabilidad. Antes de comprometerse con un proyecto de transformación o con la creación de un nuevo modelo de negocio, es indispensable un análisis prospectivo que permita entender los escenarios posibles, plausibles, probables y preferibles. Desarrollar la capacidad de imaginar un escenario de futuro preferible o conveniente permitirá plantear la estrategia y los planes de acción para influir en su viabilidad. De la misma manera, tener la habilidad de imaginar un escenario posible, pero no deseable, permitirá crear un plan anticipado de blindaje.

| Cuatro escenarios para la evolución del sector empresarial

  • Neoglobalidad empresarial: un escenario de transformación empresarial y cambio continuo, detonados por la crisis pospandémica y la era exponencial tecnológica, donde nacen nuevas fuentes de ingresos debido a la digitalización, las nuevas preferencias de los consumidores (que valoran las experiencias, la salud y las causas sociales) y un entorno geopolítico complejo que incentiva la volatilidad corporativa. En este escenario, el desafío constante es garantizar resultados comerciales estables, debido a la interconectividad de los mercados y la hipercompetencia en la gran mayoría de los sectores empresariales.
  • Consumidores en poder de la data: este escenario refleja un panorama empresarial global y abierto; sin embargo, es desafiado por un cambio distintivo en el comportamiento digital de los nuevos “consumidores inteligentes”, que retoman el control de sus datos y seleccionan empresas que respeten su privacidad. Esto origina una nueva dinámica competitiva, desafía a los jugadores digitales y limita las oportunidades de las plataformas digitales intersectoriales. Para mantener nuevas fuentes de ingresos, las empresas deben colaborar y crear ecosistemas seguros en los que sus clientes puedan confiar.
  • Populismo en auge. En este escenario crecen los liderazgos populistas y extremistas de izquierda o de derecha, detonando un entorno internacional cada vez más difícil. Esto propicia que muchos países retrocedan hacia el proteccionismo. La regulación y controles de los gobiernos para el sector empresarial se endurece, frenando la innovación en muchos sectores, primordialmente en el alimentario, el financiero y el de comunicaciones. Dado el estancamiento del crecimiento económico, las empresas se centran en modelos operativos lo más eficientes posibles. Las grandes empresas regionales de alta influencia económica dominan el panorama empresarial y el emprendimiento se torna marginal.
  • Fuerza empresarial “global”. Este escenario plantea mercados abiertos a la globalidad, pero con una perspectiva hacia lo local o regional, detonada por las crisis sanitarias, migratorias y económicas enfrentadas. Esto conlleva la búsqueda de la máxima capitalización de la ventana global en términos de comercialización, conectividad y expansión, pero privilegiando el fortalecimiento local. El denominador común en todas las regiones es el fuerte impulso de los gobiernos hacia la creación de un entorno local innovador, fomentando empresas disruptivas y privilegiándolas contra la competencia internacional.

| ¿Listos para desafiar el 2025?

Los cambios constantes que vivimos como sociedad y como organizaciones son señales claras de que las personas y las compañías debemos aprender a reinventarnos repetidamente. Los líderes de negocio deben cambiar la perspectiva dominante del hoy por la visualización del futuro. ¿Está listo el sector empresarial para desafiar el 2025? Las empresas que quieran sobrevivir deberán empezar a encontrar la respuesta y el camino desde hoy. AN


Mtra. Sylvia Hernández Benítez

Business Strategy Advisor Business Transformation, Corporate Strategy, Strategic Innovation, Marketing & Communications LinkedIn: Sylvia Hernández Twitter: @SylviaHB02 IG: @shb_trendlover

También en esta edición

Compartir