Regresar a edición Pantalla compelta Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

¿Nueva normalidad o triste realidad?

Aceptar la “nueva normalidad” implica renunciar a la normalidad anterior, que a todas luces era mucho mejor para la mayoría de la población, entre la cual me incluyo.

¿De qué nueva normalidad hablamos? De vivir pegados a un cubrebocas, de mantener una sana distancia, incluso de nuestros seres queridos, de vernos unos a otros como posibles transmisores del nuevo coronavirus, de cambiar nuestros hábitos laborales, sociales y familiares. Y lo que es peor: vivir con miedo o, en casos extremos, con pánico.

Si esa es la realidad que nos espera, más que nueva la percibo como triste y lamentable. Y eso es solo en el aspecto individual. Si la califico desde el punto de vista económico y de negocios, mis adjetivos podrían ser más negativos.

Y mira que los empresarios y directivos en nuestro país tienen gran expertise en crisis económicas, pues las han vivido de manera recurrente durante las ultimas décadas. Sin embargo, resulta difícil imaginar y enfrentar una economía nacional con una caída de 8.8% del PIB, como recientemente pronosticó Banco de México (Banxico) para este año.

Nunca hemos vivido una contracción de tal magnitud y, por tanto, desconocemos sus afectaciones de manera precisa, pero con esa cifra podría estimarse una pérdida de 1.5 millones de empleos.

A esa cantidad debemos agregar los nuevos trabajos que no se generarán para atender a los 1.3 millones de personas que cada año buscan incorporarse al mundo laboral. También hay que considerar la gran cantidad de trabajos que se perderán en la economía informal. ¿Y las consecuencias sociales? Mayor inseguridad, manifestaciones a favor y en contra de todo y de todos, y aumento de conflictos de toda índole serán una constante. ¿Esa será la nueva normalidad o nuestra triste realidad?

A pesar del oscuro escenario, nuestro país está conformado por grandes seres humanos y magníficos empresarios. Uno de ellos, sin temor a equivocarme, es Jorge Barbará Morfín, director general de la empresa mexicana Helvex, quien platicó en exclusiva con Alto Nivel.

Durante la entrevista, el directivo expone cómo la compañía (que por cierto está cumpliendo 70 años de su fundación) logró abatir crisis pasadas y salir fortalecida. Ahora el reto es mayor, pero los resultados podrían ser los mismos. Averigua por qué.

Ulises Navarro Director editorial

Suscríbete

Regístrate Iniciar sesión