cinepremiere
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Por un puñado de historias

Tras su reinado en el MCU, los hermanos Russo retoman un proyecto con tintes de western que los regresará a sus raíces independientes. Misión de rescate es la culminación de un sueño que tuvieron hace casi diez años y tan sólo el primer relato de su nuevo futuro.

Por: Sergio López Aguirre Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Joe y Anthony Russo pertenecen a aquella generación de cineastas independientes que a principios de los 90 perfeccionaron el cine do it yourself (hazlo tú mismo). Su primera película, Pieces, que filmaron en 16mm entre 1994 y 1996, es prácticamente inconseguible por una sencilla razón: “Usamos muchas canciones sin permiso… había música de Led Zeppelin, Funkadelic y otras grandes bandas. No sabíamos que teníamos que pagar por usarlas”, le dijo Joe Russo a Vanity Fair en 2019.

Steven Soderbergh fue una de las pocas personas que logró ver Pieces cuando ésta hizo su debut en el festival de cine Slamdance. Al final de la función, el director se acercó a los jóvenes y comenzó una relación que le llevaría a producir el segundo largometraje de los hermanos. Así, en 2002, los Russo estrenaron Bienvenidos a Collinwood, un filme cómico que les abrió su primera puerta en Hollywood.


A pesar de que, a partir de entonces, la pareja forjaría una carrera sólida dirigiendo en televisión (Arrested Development y Community son dos ejemplos notables), no sería sino hasta 2012 que finalmente se acercaron a su sueño cinematográfico: dirigir una cinta de acción.


La película estaría basada en la novela gráfica Ciudad, sería protagonizada por Dwayne Johnson y contaría la historia de un hombre contratado para rescatar y proteger a una niña en Ciudad del Este, Paraguay, de una banda de criminales y policías corruptos. Sin embargo se atravesó algo en el camino: Kevin Feige había visto sus episodios de Community y los eligió para que se hicieran cargo de Capitán América y el Soldado del Invierno. El resto, como dicen, es historia.


| EL HÉROE IMPERFECTO

Ahora que el MCU está en el pasado, y que los hermanos se han hecho de suficiente nombre como para poder hacer prácticamente lo que quieran, es hora de retomar aquel proyecto de ensueño. Ciudad al final se terminó convirtiendo en Misión de rescate, la locación se modificó a Daca, Bangladesh, y el protagónico cayó finalmente en manos de Chris Hemsworth. No obstante, el cambio más grande a sus planes originales es que la cinta ya no fue dirigida por ellos. En lugar de eso, le dieron la oportunidad al coordinador de stunts de varias aventuras del MCU, Sam Hargrave, de filmar su primera cinta.


“Él es una de las pocas personas en el planeta capaz de hacer que la gente se sienta cómoda trabajando bajo condiciones difíciles”, nos dice en exclusiva Anthony Russo, sobre el hecho de que el filme se rodó fuera de Estados Unidos, con un elenco y crew extranjero, además de un reparto infantil que debía ejecutar complejas secuencias de acción. “Eso creo que es un crédito que se le debe reconocer, además del largo camino que ha transitado en el cine, como doble, como coordinador de dobles, como director de segunda unidad y ahora como realizador”.


Algo que ha caracterizado el trabajo de los Russo es su habilidad para mezclar diferentes géneros en un mismo producto. Bienvenidos a Collinwood es una heist movie con comedia; Capitán América y el Soldado del Invierno es una de espionaje y acción, y Misión de rescate es un western disfrazado de una explosiva película de acción, con elementos de los clásicos de Sergio Leone o Sam Peckinpah.

“Creo que desde siempre nos ha gustado mezclar géneros. Nos gusta que los héroes tengan conflictos, pero también los villanos. Fue algo que quisimos hacer con Thanos, por ejemplo. Queríamos un villano que tuviera algo de altruismo también. Y para que los héroes sean creíbles deben de tener fallas, ser imperfectos. Creo que algo muy bueno del western es que el ambiente es tan básico y a la vez tan hostil, que ayuda a la idea del héroe imperfecto, pues el escenario mismo resulta amenazante”, concluye Anthony.


Misión de rescate es resultado y muestra de la posición que ocupan los Russo en la industria de hoy. Aunque dedicaron muchos años de su carrera a llevar héroes de cómics a la pantalla, su espíritu independiente sigue vivo. Con esa red de seguridad que les ha dado el éxito obtenido, los hermanos crearon su empresa productora AGBO, para hacer filmes cuya historia sea la verdadera estrella. “Estamos hoy en un negocio que ya trabaja de manera distinta”, concluye Anthony, cuando le preguntamos sobre la alianza con Netflix que le permitirá a Misión de rescate llegar al público. “Las películas ya no llegan a las audiencias de la misma forma que lo hacían cuando empezamos. Pero creo que si los cineastas continúan haciendo cintas que valgan la pena, éstas siempre, de alguna forma u otra, encontrarán una audiencia”.

También en esta edición

interstitial
halfbanner Publicidad

Compartir