emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

4 EJES QUE CAMBIARÁN TU RELACIÓN CON EL VALOR DEL TIEMPO

Un verdadero líder nunca está ‘ocupado’, sabe que el tiempo debe ser utilizado para estar ‘enfocado’. Conoce aquí cómo lograrlo.

Por: Sofía Barrero Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Hace 10 años, tuve la oportunidad de trabajar con un despacho de desarrollo inmobiliario en CDMX.

El CEO era un arquitecto que contrató la Consultoría de Negocios y Visibilidad para ayudarlo a ganar un proyecto que promovía la verticalidad en la ciudad. Acordamos que trabajaríamos una inmersión de tres meses, y que cada sesión semanal duraría dos horas, sin interrupciones.

Honestamente, pensé que sería un proceso difícil, incierto. La mayoría de los empresarios cuando se requiere un espacio para la planeación estratégica siempre están ocupados, tienen prisa, llegan tarde y no pueden despegarse de su empresa; muchas veces debido a que el trabajo está centralizado en ellos y no tienen una organización interna bien orquestada. ¿Qué crees que pasó?


El valor del tiempo

Para mi sorpresa, los temores por desorganización nunca sucedieron. Este cliente y su empresa nos dio una lección sobre cómo enfrentar lo que en México diríamos “el coco de los emprendedores”, es decir, la gestión y el valor del tiempo como clave del éxito y equilibrio.

Enrique, su nombre, no era un hombre muy ocupado, era un hombre muy enfocado. Era genial trabajar en orden, con pausas, con dirección, con tiempo de alta calidad. El coach Tim Ferris dice que el estar ocupado “no es una insignia de honor, es un signo de debilidad. Se necesita disciplina para no estar ‘ocupado’ y saber qué hacer con nuestro tiempo”.

Estoy convencida que aprender a administrarlo, es una materia que nos deberían inculcar en casa, y reforzar en nuestra formación estudiantil y laboral. Y en específico, en los emprendimientos.


Activo a cuidar

Dicen que como valoras tu tiempo, es como valoras tu vida. Y aún así mucha gente lo pierde en actividades de baja calidad que no les ayuda a alcanzar sus verdaderos objetivos.

Si lo valoráramos y administráramos, podríamos lograr todo lo que nos propusiéramos, pero en lugar de eso, la gran mayoría, se entrega a formas improductivas que los deja quebrados, infelices, y dando vueltas sin saber bien qué pasos seguir.

No sabemos apreciar el recurso más escaso. Decimos que sí a cosas que no tendríamos que hacer; regalamos nuestro talento, atención y esfuerzo.

Por ello, aquí te muestro los cuatro ejes a trabajar para optimizar este recurso vital.


Es tal vez el mejor consejo que te podría dar como amiga y como consultora de emprendimientos.

Imagina que tu tiempo vale mil pesos la hora (por decir una cifra). Te volverás 100 más productivo. ¿Por qué? Porque te darás cuenta de que te sales muy caro realizando actividades de bajo valor que no te acercan a tus objetivos. Escribe un recordatorio diario: el tiempo es finito y mi vida muy valiosa.


Con honestidad, tú crees que, si te enfocaras en lo importante, ¿no lograrías los objetivos de tu emprendimiento? ¿Te has dado cuenta de que estar ocupado, es como estar en piloto automático, que no te permite ver cómo se te escurren las horas?

Es muy común creer que “estar ocupado”, es estar haciendo cosas importantes. Pero en realidad suelen ser distracciones y una postergación de lo que realmente importa.

Simplemente nos gusta sentirnos ocupados. Tim Ferris, gurú actual de la gestión del tiempo, en su libro “La Semana Laboral de 4 horas”, lo resume así: “El multitasking y el estrés son el enemigo. Son una señal de que estás desviado. Significa que ha sido perezoso, indisciplinado, y has dejado que demasiadas tareas sin importancia te alejen de lo que realmente importa. Las personas extremadamente exitosas no toleran el trabajo pesado ni las distracciones”.

Por ello, considero que estar estresado crónicamente, sufrir multitasking y trabajar hasta tarde, son síntomas de que algo estamos haciendo mal.


Es de llamar la atención que algunas personas les toma diez años alcanzar un objetivo, mientras otras lo realizan en uno. Quienes tienen grandes resultados, algo están haciendo diferente. Cuando se habla de administrar el tiempo, no sólo se refiere a la organización de actividades diarias, sino a mantener la perspectiva global.

En inglés core significa centro, núcleo. Y en los emprendimientos se refiere a las actividades clave que necesitas identificar para no perder el tiempo. Es importante que desarrolles la habilidad de preguntarte diariamente: ¿esto me hace más productivo o más ocupado? Ahí sabrás si estás optimizando tu tiempo. Tienes una misión y no debes estar dispuesto a perderla con cosas que te alejan del objetivo.

Si sólo pudieras lograr una cosa en este día, ¿qué sería?. Trabaja en orden de prioridades tanto como te sea posible, de preferencia, lo más difícil por la mañana, temprano, con el celular apagado, respetando un mínimo un lapso de 45 minutos, sin interrupciones. Te sorprenderás cómo avanzas sustancialmente.


Aprendí un método increíble llamado el Queen Bee Role –QBR-  del libro Clock Work, que usualmente comparto con la gente y clientes para que identifiquen cuál es la actividad clave, la que el autor denomina el rol de la abeja reina, que si no la hicieras, se moriría tu emprendimiento. Por otro lado, identifica cuáles deberían recortar, eliminar, delegar.

Recordemos que la reina sólo tiene una actividad clave, sin ella no se organizaría el panal. ¿Cuándo has visto una abeja apurada? Solamente está enfocada. Entonces, ¿cuál es tu actividad clave? En la medida que tengas claridad de esto, del valor del tiempo, de la planificación antes de operar, y de sólo entregarte con foco y concentración a las actividades clave, podrás ver la luz al final del túnel del emprendimiento. Date tiempo para integrar en tu vida el valor del tiempo.

Escríbeme si tienes dudas: [email protected]

Sofía Barrero es fundadora de @Introsphera Consultoría

También en esta edición

Compartir