emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Inversiones

¿CÓMO CONVERTIRSE EN ÁNGEL INVERSIONISTA?

El primer paso para ser un ángel inversionista es romper paradigmas y comprender siete conceptos clave. Aquí te explicamos.

Por: Javier Hasbun Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

El proceso de convertirte en ángel inversionista no es simple porque nuestra mentalidad en general es de corto plazo. ¿Qué rentabilidad tiene? ¿Cuándo reparten dividendos? Son dos preguntas que tenemos que eliminar de nuestra mente si queremos convertirnos en ángeles.

¿Qué es un inversionista ángel? Es un inversor que además de su capital coloca su tiempo y red en funcionamiento de la startup. Si bien suena simple no lo es, hay que modificar muchos paradigmas y comprender bastantes siglas, generalmente en inglés, de la industria para poder operar en ella. A continuación, te comparto los principales conceptos.


Se debe diversificar el portafolio para que de 10 resulte al menos una que pague las pérdidas de las otras nueve y me entregue esa rentabilidad de cada una, es decir tengo que buscar compañías que me puedan retornar al menos 30 veces mi inversión, esto refiriéndose a startups en etapas tempranas.


Segundo, es obtener el dealflow (conjunto de propuestas de inversión) de calidad, donde la clave es el equipo emprendedor. Es mejor una mala idea con un buejn equipo que puede pivotar y lograr el éxito que una muy buena idea con un mal equipo que se pelee y fracase.

Por otro lado, el promedio de la cantidad de empresas en las que se invierte, de las que postulan es de 0.5%, por lo que si recibimos pocas, vamos a terminar invirtiendo en malas startups. La clave es tener buena materia prima para que con nuestro Smart podamos acelerarlas al siguiente nivel.


Tercero, dilución. ¿Qué pasa cuando levantan la siguiente ronda de inversión, me devuelven mi dinero? Jaja NO, te diluyes, pero lo que antes valía uno, ahora vale 10, por lo que tienes un poquito menos, pero vale mucho más.

Cuarto, Due Diligence (DD). Se refiere a la investigación que se hace sobre una persona o empresa previamente a la firma de un contrato o inversión. Siempre debes verificar que lo lindo que dice el emprendedor tiene algo de cierto, para ellos debes conocerlo un poco, pedir referencias, conversar con clientes, lo que esté a tu alcance y depende del monto de inversión, si vas a invertir 10,000 ¡no puedes gastar 5,000 en el DD!


Quinto concepto: valorización. En este punto es clave asesorarte por empresas o bien utilizar mecanismos de inversión como Notas Convertibles que envíen ese problema a la siguiente ronda; en simple, es una deuda que se convierte en acciones bajo ciertas variables.

El inversor bajo este instrumento le dice al emprendedor no creo en tu valorización hoy, por lo que dejemos que los KPI futuros o el siguiente inversor coloque el precio en el futuro y por supuesto yo ingreso con descuento al haber confiado antes.


Term Sheet. Como sexto término, se define como las reglas del juego o pacto de accionistas; como vamos a “casarnos”. Sí, las inversiones son como un matrimonio; estaremos hasta que la muerte o exit nos separe.

En qué condiciones operaremos, como ingresa la inversión, directorio, flujos de información, reuniones, condiciones de salida, vetos, próximas rondas, entre muchas otras.


Finalmente, el concepto crucial: Exit. El emprendedor debe ser capaz de al menos divisar cómo te va devolver el dinero, quien te va comprar o vamos a salir a bolsa (IPO) porque no hay nadie que haga lo mismo.

La mayoría de los emprendedores no tiene idea de esto cuando comienza su emprendimiento, pero deben al menos divisarlo, para ver si hay luz al final del túnel. Aquí es donde todo hace sentido y se transforma en un círculo virtuoso, inversores exitosos hacen nuevos fondos para continuar potenciando la industria.

Aquí puedes obtener más información de nuestro programa para inversores ángeles o corporaciones que quieran abrir la mente de sus ejecutivos y socios.

Javier Hasbun es Partner de Digital Ventures y Managing Director de Venture Capital

 

También en esta edición

Compartir