emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

¿CÓMO DESARROLLAR EL LIDERAZGO DE TUS COLABORADORES?

En México el 80% de las empresas carece de líderes y solo el 8% instrumenta programas de capacitación y entrenamiento directivo en sus equipos de trabajo.

Por: Nancy Martínez Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Empecemos por saber que un líder es aquella persona que tiene el carisma y la influencia sobre un grupo de personas ayudándoles a lograr sus objetivos. El líder desarrolla las capacidades de cada individuo aprovechando sus habilidades para tareas específicas.

 


Un buen líder debe contar con habilidades como autonomía, capacidad de adaptación, inteligencia emocional y se hace responsable de los resultados obtenidos. Estas habilidades se pueden aprender, desarrollar y adquirir, no solo para tus colaboradores, sino también para ti, pues para pedir resultados se debe predicar con el ejemplo y para desarrollar líderes, tú debes ser un buen líder y así crearás equipos de alto rendimiento.

Un equipo de alto rendimiento se trata de grupos que trabajan de la mano para lograr los objetivos y no dependen de que una persona esté detrás de ellos diciéndoles qué hacer y cómo hacerlo, para esto debemos conseguir que un líder los motive a hacer que las cosas sucedan.


Para promover esta forma de trabajo, orientados al logro de objetivos, requiere que nosotros como principales líderes capacitemos a más líderes por cada área, y no les pongamos a un jefe que solo grite y exija resultados sin antes enseñar a su equipo a trabajar en conjunto. Fomentemos esta manera de trabajo creando liderazgo en nuestros colaboradores.


10 básicos para crear líderes

Ahora que ya conocemos la importancia y los beneficios de contar con líderes en tu equipo de trabajo conozcamos ¿Cómo desarrollar liderazgo en nuestros colaboradores?

Antes que nada, primero debes visualizar tu equipo de trabajo, si eres el líder de un equipo, si eres parte de un equipo que no cuenta con un líder o si tienes varias áreas bajo tu cargo. Visualiza ¿cuántos líderes quieres en tu equipo?, ¿qué habilidades necesitas de cada uno? y ¿qué buscas lograr con estos líderes? Cuando tengas claro estos puntos entonces ¡pon manos a la obra!


1. ¡Capacítalos! Muestra a tus colaboradores que no tienen que estar peleados con su trabajo por sobrevivir, al contrario, el trabajo es el empuje para el logro de sus objetivos personales. Trabajar feliz brindará mejores resultados que solo trabajar por obligación.

2. Establece objetivos: ¿qué objetivos o metas deseas lograr con cada equipo de trabajo?

3. Forma equipos: para formar un equipo fuerte y de alto rendimiento éste tiene que poseer cualidades que se complementen unas con otras y así formar un equipo poderoso.

4. Define roles: ya que tengas definidos tus equipos debes determinar qué rol desempeñará cada uno de ellos. En este punto es importante que consideres darles a todos una visión global de lo que cada individuo y grupo deben lograr, estar sintonizados y entender que son un equipo en busca de los mismos objetivos y no en competencia.

5. Elabora un plan de liderazgo: ¿qué equipo debe lograr qué objetivo?, ¿cómo lo podría lograr? y ¿cuándo lo tiene que lograr?


6. Acompaña a cada líder en su proceso de aprendizaje y enseñanza con sus equipos de trabajo, pues así estarás al pendiente de que el liderazgo se lleve de manera eficaz.

7. Mantén talleres de entrenamiento, ofrece a tus colaboradores espacios donde puedan desarrollar sus habilidades y que puedan seguir mejorando su liderazgo, pues siempre se puede ser mejor.

8. Confía en tus equipos, si les das la oportunidad y las herramientas necesarias para desarrollar su talento no tienes de qué preocuparte, pues ellos harán lo necesario para su crecimiento.

9. Determina sesiones de Feedback: esto ayudará a visualizar si algo no se logró de qué forma lo podemos solucionar.

10. Establece un sistema de recompensas: es conveniente que se reconozca y valore el esfuerzo que tus colaboradores hacen, por eso incentivarlos a seguir en una mejora continua ayudará a que exista una armonía en el ambiente laboral; por ejemplo, si un equipo logró sus objetivos en tiempo y forma, dales un día libre, una comida, o una semana de home office, etc.

Ojo: la recompensa se maneja en equipo, pues las metas se lograron en conjunto, evita crear competencia dentro de los mismos.


Para finalizar, no te acomplejes con ser el líder perfecto o con formar líderes excepcionales, recuerda que nadie es perfecto y todos cometemos equivocaciones, pero lo importante es que aprendamos de éstas. Diviértete en el proceso de mejora, goza de los beneficios y nunca dejes de aprender, al final del camino estarás satisfecho de los logros que has alcanzado y del impacto positivo que generaste en todas esas personas que te siguen.

Espero que este artículo te ayude y te motive a crear ambientes productivos, positivos y resilientes, valorando siempre a los que hacen posible el funcionamiento de cualquier organización… ¡Los colaboradores!

Si tienes alguna duda o necesitas asesoría para desarrollar el liderazgo de tus equipos contáctame, yo te puedo ayudar a generar grandes cambios en tu organización.

 

Nancy Martínez es CEO de LIVE 13.5°

También en esta edición

Compartir