emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Portada

CÓMO GENERAR UNA CULTURA DE INCLUSIÓN Y PERTENENCIA

La diversidad aporta valor a cualquier organización, crear una cultura incluyente es un esfuerzo constante que debe responder a las necesidades de los tiempos que vivimos actualmente.

Por: Redacción Emprende Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

En todos los ámbitos en los que el ser humano se desenvuelve, la inclusión y pertenencia son importantes, incluido el entorno empresarial. Desarrollar una cultura diversa que integre diferentes puntos de vista, formas de ser y de pensar genera mejores estrategias para todos dentro de la organización.

El camino para la creación de una cultura de inclusión y pertenencia debe partir de reconocer que la diversidad es una necesidad en el lugar de trabajo actual, no solo porque es lo correcto, sino porque incluir diferentes pensamientos genera los mejores resultados.

 


Vivimos en tiempos sin precedentes, con cambios disruptivos que nos empujan a transformarnos desde dentro. Esta transformación implica escuchar todas las voces, sin importar la raza, el género, edad o nacionalidad, con el objetivo de comprender los desafíos los que nos enfrentamos y qué nos está pidiendo el mundo de hoy y del mañana.

Una cultura inclusiva debe contemplar que cada empleado y/o colaborador tenga un sentido de pertenencia dentro de su lugar de trabajo para que así pueda alcanzar su máximo potencial. No todas las empresas nacieron sabiendo cómo, pero hoy en día, existen diferentes cursos, pláticas y talleres sobre diversidad e inclusión, además de adoptar actitudes y prácticas que promuevan entre cada miembro de la organización ese sentido de integración e inclusión.


El informe Megatendencias 2022 del Project Management Institute (PMI), la asociación mundial en dirección de proyectos, muestra que si bien las organizaciones han aumentado los esfuerzos por la diversidad, equidad e inclusión (DE&I), ha sido un desafío lograr que sean eficaces debido a los cambios integrales que se requieren.


Sin la “E” y la “I” (de equidad e inclusión, respectivamente), no hay “D” (diversidad). La diversidad debe tener muchas dimensiones, y la verdadera equidad e inclusión significa crear condiciones que den la misma oportunidad a todos de contribuir, crecer y prosperar.

El camino para una cultura de inclusión y pertenencia debe tomar en cuenta lo siguientes puntos.



Toma conciencia de que vivimos en un mundo diverso, con ideas y formas de pensar que retan a los convencionalismos sociales y dan libertad a la creatividad.

También en esta edición

Compartir