emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Portada

¿ERES CANDIDATO PARA TENER UNA FRANQUICIA?

En las franquicias deberás sacrificar cierta independencia como emprendedor. ¿Crees que cumples con el perfil para convertirte en franquiciatario? Contesta las siguientes preguntas antes de invertir.

Por: Entrepreneur Staff Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Las franquicias ofrecen la oportunidad de ser dueños de un negocio bajo un modelo ya probado y reconocido por el público desde hace años. Es cierto que brindan mayores posibilidades de éxito, ya que transmiten todo el know how y años de experiencia de sus fundadores. Sin embargo, no son para todo el mundo.

Cuando adquieres el derecho de explotar una franquicia te conviertes en un franquiciatario. Deberás firmar un contrato, que incluye el uso de una marca y la operación de un negocio de acuerdo con los conocimientos que te sean transmitidos.

Como franquiciatario adquirirás derechos, pero también ciertas obligaciones, así que antes de realizar cualquier inversión, analiza si cumples con el perfil para manejar este modelo de negocio.


El perfil del franquiciatario es el conjunto de características que debes reunir si estás interesado en una franquicia, las cuales debes cumplir en su totalidad.

Generalmente, las características de un posible franquiciatario cambian de una marca a otra, pero, casi siempre, los aspectos a analizar como son: la edad, el grado académico, el sexo, el nivel socioeconómico, la disponibilidad, el conocimiento que posea del mercado, entre otros.


¿Por qué es importante analizar tus respuestas? Es primordial que sepas que al optar por desarrollarte en este modelo de negocio mantendrás una relación jurídica y comercial con el propietario de la marca comercial que elegiste.

Cada marca tiene una metodología y manuales de operación que deberás seguir al pie de la letra para tener los mejores resultados tanto para tu negocio, como para la marca con la que te asocias.

Se trata de relaciones a largo plazo (de entre cinco o 10 años, renovables), donde se busca recibir beneficios (el know how, el respaldo y uso de una gran marca, marketing institucional) a cambio de algunas obligaciones (seguir las reglas, pago de cuotas, regalías).


Haz cuentas

Además de contar con el perfil, debes saber el nivel de inversión al que puedes acceder. Tienes que estudiar si tus costos de inversión concuerdan con la franquicia por la que optaste.

Hazte las siguientes preguntas.

  • ¿Qué productos o servicios quieres vender? Es necesario que tengas conocimiento de lo que hace o produce la franquicia que te interesa. De esta forma evitas comenzar con una empresa que luego dejará de interesarte.
  • ¿Cuánto dinero tienes para invertir? Es uno de los factores más importantes. Puede suceder que optes por una franquicia que cumpla con todas tus expectativas, pero que pida una inversión mayor a lo que pensabas. Antes de incurrir en préstamos, revisa otras opciones.
  • ¿Cuál es el costo total de la compra? Comprar la franquicia no es el único gasto en el que vas incurrir. Debes averiguar cuál será la inversión que debes hacer en publicidad, capacitación, inventario y seguros.
  • ¿Está bien establecida la franquicia en la que invertirás? Debes averiguar el tiempo que lleva de existencia la franquicia por la que quieres optar: si son muchos o pocos años, si es una marca nueva, cuántas franquicias abiertas tienen, y dónde están ubicadas.

  • ¿Son estables las franquicias disponibles? Busca los antecedentes de los creadores de la empresa en la que invertirás. Es necesario que sepas si están involucradas en algún litigio o quiebra.
  • ¿Cuál es la historia de la franquicia? Investiga si la mayoría de sus franquicias han tenido éxito. Consigue los nombres de otros franquiciatarios, llámalos y pregúntales sobre sus experiencias.
  • ¿Cuál es el tipo de formación que entregará la franquicia? Indaga sobre la existencia de manuales y materiales de apoyo. Pregunta sobre el tipo de formación que se te dará, y el apoyo que recibirás.
  • ¿Cuáles son los términos del contrato? Revisa si es posible vender la franquicia a otra persona si así lo deseas, o si el contrato se renueva automáticamente en el momento de expiración.

Como negocio probado, las franquicias son un modelo que ha demostrado ser una alternativa para reactivar la economía. Tras contestar estas preguntas seguramente tienes ya más claro si emprender con un negocio de este tipo es para ti.

También en esta edición

Compartir