emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Lecciones

EXPERIENCIAS CULINARIAS A PRUEBA DE CRISIS

La fundadora de The Cooking Table nos dice cómo lograr un estándar de calidad en tus franquicias y por qué emprender en tiempos de incertidumbre

Por: María Arcia Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

¿Cómo lograr un estándar de calidad en tus franquiciados? De acuerdo con Miriam Vidal, CEO y fundadora de una franquicia llamada The Cooking Table, si tus socios no lo viven, no podrán entender lo que quieres transmitir.

Ella es una ingeniera mecánica eléctrica oriunda de Sonora, emprendedora y artífice de los llamados business center o coworking, concepto con el que logró establecer 60 franquicias en la República Mexicana. Hace seis años decidió hacer una pausa en su negocio de oficinas y darse la oportunidad de iniciar algo nuevo.


Así fue como nació The Cooking Table, cocinas equipadas en las que ofrece a los aficionados de la gastronomía un espacio para desarrollar diferentes actividades culinarias o relacionadas a la preparación de comidas, tales como: dar clases de cocina, realizar banquetes, catas, degustaciones o maridajes, convertirlas en dark kitchen, e incluso hacer sesiones fotográficas de alimentos o experiencias de marketing.

Hoy ya cuenta con siete sucursales de las cuales cuatro ya fueron franquiciadas y se ubican en Guadalajara, Jalisco; León, Guanajuato; Puerto Vallarta, y Ciudad de México. Mientras que las que están por abrir o inaugurarse estarán ubicadas en Mérida, Yucatán; Boca del Río, Veracruz; y Cancún, Quintana Roo.


“El modelo de franquicia viene de algo que yo ya tenía probado, aquí ya existen franquicias donde tú puedes ser inversionista y nosotros operamos y luego ya tú tendrás tu rendimiento mensualmente. Pero por ahora, dadas las nuevas circunstancias que estamos viviendo, las próximas aperturas van ya como franquicias de entregar llave en mano en 3 meses, luego la capacitación otros 3 meses y tú en tu entidad logística ya operas como líder, obviamente siempre de la mano de nosotros, eso es algo muy importante”, dice Miriam.

El estándar de calidad en una franquicia se puede convertir en un reto cuando tu negocio se expande a lo largo de un país tan grande como México. Sin embargo, la emprendedora lo ha sabido manejar muy bien. Entonces, ¿cómo hace Miriam para mantener la calidad de sus sucursales?


“Sí han sido muchos años de experiencia en todo lo de duplicar [negocios], creo que si ellos [los franquiciados], lo viven y realmente se enamoran del concepto, lo van a entender perfectamente y van a tener en cuenta los puntos que cuidamos para tener una gran calidad para el cliente final, entonces yo siempre les digo ‘no hablemos de mi negocio hasta que vengas y lo vivas’, porque al final damos  hablando de ese proyecto en especial. Es enamorarte, ¿quién no ha vivido las mejores charlas y mejores peleas, también, por qué no?, alrededor de la cocina”, expresa.

Luego de que sus socios vivan y entiendan su negocio, Miriam procede a darles “el A B C” sobre lo que se debe transmitir a los clientes a través de los servicios.


Oportunidad para emprendedores

A pesar de que The Cooking Table cuenta con otras tres vertientes de negocios, ahora mismo una que se encuentra en boga son las “dark kitchen” o cocinas ocultas, un espacio que puede ser utilizados por otros emprendedores para realizar comidas y entregar a domicilio.

“Por ejemplo, en mis cocinas tengo un emprendimiento de todo lo que es healthy wellness, es una chava que me renta la cocina, prepara alimentos y los entrega a domicilio con un calendario, en otra cocina tengo una marca ya establecida, donde me rentan para ser un laboratorio ya sea en sus pruebas de alimentación y todo lo demás… En León, Guanajuato tengo otra dark kitchen que se dedica a guisados, en lugar de invertir en una infraestructura que te conlleva a una cocina semi-industrial, tú nada más pagas tu renta y ya va incluido todo, entonces [este concepto] sí ha venido a darle esa facilidad al nuevo emprendedor”, explica Miriam.


Una ‘cocina oculta’, es aquella donde únicamente se prepara comida para llevar, es decir, en ellas desaparecen las sillas, mesas y meseros. Este concepto fue creado para satisfacer la demanda de alimentos en las plataformas de delivery.

Las pérdidas de los negocios culinarios en 2020 se ubicaron entre el 43% y 70% en comparación con sus ingresos en 2019, de acuerdo con los resultados de la encuesta Resiliencia de la Industria Restaurantes en Tiempos de COVID-19, publicados en noviembre 2020 por la Organización México Actúa, la Canirac, Buendía & Laredo.

En este sentido, el Chef Alonso Rico Saenz de la Universidad del Valle de México, Campus Lomas Verdes, explica que las “cocinas ocultas” se convirtieron en un área “casi inexplorada” que tuvo un gran potencial para los emprendedores, ya que representaron el hallazgo de nuevas oportunidades como: la creación de experiencias culinarias únicas a domicilio, desde el desarrollo de una guía con recetas paso a paso hasta la distribución de productos al mercado retail.


Ayudar a otros: “emprendamos en conjunto”

The Cooking Table, venía manejando un modelo de negocio que se conoce como “el inversionista ausente”, es decir, una persona que colocaba su inversión en alguna de las sucursales, pero que no se encargaba de manejar la logística del lugar, y quien posteriormente recibía su ganancia. Sin embargo, eso cambio este año.

“Yo creo que los que tenemos la fortuna de vivir el éxito de haber sobrevivido a todo esto [la pandemia], al seguir vigentes, debemos darle algo a la sociedad. Si te despidieron y tienes una liquidación, si entre tres miembros de familia nos juntamos y compramos una franquicia. Yo quiero darle a la sociedad herramientas para salir adelante con un trabajo y no irme con el que le sobra… A los jóvenes que quieran emprender, si se juntan hasta 10 y ponen un responsable de sucursal”, dice Miriam.

Uno de los aprendizajes que Miriam Vidal nos comparte es que emprendamos en conjunto.


Incertidumbre vs inversión

Depende mucho de cómo sea tu visión de la vida en general, pero si de algo está segura Miriam Vidal es que “los tiempos de caos siempre traen oportunidades y debemos estar muy alertas para poderlas aprovechar”.

“No conseguimos llegar a donde estamos sentados en nuestra casa, ahora se tienen herramientas para estar dentro o fuera de casa, todo es lo digital, y las oportunidades están ahí al alcance de la mano”.

Una pequeña dosis de paciencia

Si estás pensando en invertir o en desarrollar tu propio negocio por primera vez en tu vida la emprendedora recomienda que tengas paciencia.

También en esta edición

Compartir