emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

LECCIONES PARA UNA MEJOR CULTURA LABORAL

Para todas las organizaciones es importante crear una cultura empresarial sólida que atraiga a los candidatos de alto potencial y retenga a sus mejores talentos.

Por: Manuel Aldrete Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Una cultura laboral positiva es la clave del éxito de corto, mediano y largo plazo de una compañía, ya que está directamente vinculada a un fuerte compromiso por parte de los colaboradores y principales stakeholders o grupos de interés, lo cual se refleja en la productividad y rentabilidad sustentable de la misma.

Para todos los que conforman una compañía, la cultura laboral es primordial, y las cifras y numerosos estudios, así lo respaldan. Por citar alguno, un estudio realizado por la empresa estadounidense de reclutamiento Jobvite reporta que una tercera parte de quienes buscan empleo están dispuestos a recibir 10% menos de salario por un trabajo que les apasione; mientras que 32% de ellos se conformará con un trabajo de menor salario si la cultura corporativa está alineada con sus objetivos profesionales y personales.


Hoy, en nuestro 110 aniversario, Whirlpool es una empresa cuya misión es ser líder global en electrodomésticos de cocina y lavandería. Este año fuimos seleccionados una vez más como la marca de confianza en línea blanca de los consumidores, nuestros productos son multipremiados por sus diseños e innovaciones y nuestras prácticas laborales son reconocidas en todos los países donde impactamos.

Si bien, estoy muy orgulloso de la compañía a la que pertenezco, a lo que quiero llegar es que el corazón de estos éxitos es nuestra gente. Cada uno de los colaboradores es la clave para enfrentar los grandes retos y obtener resultados extraordinarios. Para optimizar nuestra cultura laboral nos enfocamos en cuatro pilares que para nosotros han sido sinónimo de éxito.

Los comparto como lecciones que hemos vivido y que pudieran ser útiles desde nuestra perspectiva, tanto a compañías que gustan de emprender con nuevas ideas para robustecer su propia cultura laboral; así como a las pequeñas y medianas empresas que están en camino de lograr su crecimiento y consolidación.

 


Mientras mejor desarrollado esté nuestro personal, la empresa tendrá un mayor crecimiento. Según un estudio de LinkedIn, 94% de los empleados está dispuesto a quedarse en una compañía que invierte en su desarrollo personal y profesional. En Whirlpool nos enfocamos en dos aprendizajes: el reskilling, es decir, aprender nuevas habilidades para poder hacer un trabajo diferente y moverse a otras áreas donde mejore la situación laboral; y el upskilling, el proceso de enseñar y aprender nuevas habilidades respecto a un tema que se domina.

Por poner un ejemplo, organizamos una capacitación para digital experts donde tuvimos excelentes resultados en número de aprendices, asistencia y horas de aprendizaje. Esto nos permitió implementar cinco proyectos estratégicos basados en la transformación digital.


Una empresa se fortalece con una diversidad de personas: los nuevos talentos retan las formas de hacer las cosas y revitalizan los procesos. Valorar desde una perspectiva de inclusión, la diversidad de los nuevos talentos, por ejemplo: los nativos digitales y las habilidades técnicas y blandas con las que impulsan el desarrollo de la compañía, para nosotros, es tan importante como apoyar a aquellos colaboradores en quienes vemos un alto desempeño y potencial para dar continuidad y llevar a nuestra empresa a un nuevo nivel.

Hay diversas maneras dinámicas y efectivas de potencializar el talento en una empresa, en nuestro caso una de las acciones que tomamos fue implementar el programa Digitalent, un programa de talento donde se inscribieron alrededor de 300 participantes y fueron asignados a ocho proyectos digitales estratégicos, con la idea de comenzar una nueva generación de desarrollo de jóvenes talentos para posiciones dentro de la empresa.


Una empresa con objetivos claros y una declaración de visión y propósito viable, inspira y hace que sus colaboradores quieran seguir trabajando en ella dando su máximo potencial. Nuestra visión es clara: mejorar continuamente la vida en el hogar. Sabemos que para realizarla y cumplir nuestra misión de ganar confianza y crear demanda necesitamos estar centrados en el cliente y contar con la mentalidad digital que exigen estos tiempos de transformación. Para ello, la comunicación ha sido el hilo conductor a través del cual se trabaja para que toda la organización tenga un claro entendimiento y viva el propósito de la compañía.

Sobre esto cito el mismo caso de Digitalent, proyecto de pasantía en el que buscamos reclutar a jóvenes con digital mindset enfocados en la centricidad al cliente, encaminado a la transformación digital que vive la compañía en la región.


Para llegar al consumidor final y enriquecer su experiencia, incluso durante la pandemia, tuvimos que adaptarnos y encontrar una nueva forma de organizarnos, por ende, integramos nuevos sistemas y procesos de trabajo, lo que nos permitió habilitar en sólo dos semanas proyectos clave como nuestros sitios de marca en países como Guatemala y Puerto Rico, para seguir ganando confianza y crear demanda en nuestras marcas en un mundo digital.

A su vez, aseguramos el cumplimiento de nuestros imperativos estratégicos que son el liderazgo de producto y marca, la redefinición del producto que nos ha llevado a vender experiencias y no productos, el acompañar a nuestro consumidor en cada paso del proceso de compra para ganar la jornada digital y el reinventar nuestra cadena de valor para estar en donde nos necesita el consumidor de la forma más eficiente.

Para todas las organizaciones es importante crear una cultura empresarial sólida que atraiga a los candidatos de alto potencial y retenga a sus mejores talentos. En Whirlpool, la mejora continua de la cultura laboral nos permite, además, tener empleados felices y orgullosos que trabajan en función de nuestro principal objetivo: la satisfacción del consumidor.

Manuel Aldrete es vicepresidente de Recursos Humanos de Whirlpool LAR Norte.

También en esta edición

Compartir