emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Portada

REVOLUCIÓN PROPTECH

El futuro del Real Estate es inteligente, sostenible, 100% enfocado al cliente y liderado por emprendedores e inversionistas que rediseñan al sector con ayuda de la tecnología.

Por: Marisol García Fuentes Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

El Real Estate es una de las industrias más poderosas en América Latina, pero en su mayoría opera con procesos poco innovadores. Son las startups las que llegan con nuevas propuestas apalancadas en la tecnología para mejorar los procesos de construcción, compra-venta, financiamiento, diseño de nuevos espacios para trabajar, producir, vivir o hacer negocios, sitios web, software y plataformas para el análisis de data, así como para agilizar procesos de administración de inmuebles, entre otros.

El sector Proptech, también llamado Real Estate Tech, ofrece una nueva perspectiva de innovación y de inversión con un mercado de más de 500,000 millones de dólares, dice Gustavo Huerta, Managing Partner de View Capital, un fondo de Venture Capital con 25 millones de dólares que busca invertir en tecnologías que impacten directamente a la industria inmobiliaria en Latinoamérica.


La fórmula de hacer equipo con los mejores

View Capital se creó en 2018 como spin off de Bluebox, la firma de Corporate Venturing más grande de América Latina fundada 2011 por Huerta y sus socios: Juan Pablo Sánchez y Alejandro Cortés. Su red está conformada por 21 corporativos globales como Bimbo, Cinépolis, ABinBev, Alestra, Agunsa, Sigma, Sura, entre otros, a los que vinculan con las mejores startups, con el fin de llevar a cabo procesos de innovación abierta.

Gustavo es un convencido de que son los emprendedores quienes van a cambiar el mundo. Por eso, este abogado de profesión decidió emprender y en 11 años junto a Bluebox ha scouteado a más de 2,000 startups, vinculado a más de 1,000 con los corporativos, ejecutado más de 60 programas de innovación y coinvertido en más de 20 compañías a través de Bluebox Ventures, el brazo de Venture Capital de la firma.


Pilotar como primera opción

En 2018, Gustavo identificó que venían creciendo en trayectorias muy rápidas dos segmentos: el fintech y el Proptech (cualquier empresa que utiliza la tecnología para mejorar cualquier servicio dentro del sector Inmobiliario).

Fueron Tierra y Armonía y Grupo Guía, líderes inmobiliarios de occidente, con cuatro décadas de trayectoria y más de 45,000 propiedades vendidas y en desarrollo, quienes decidieron hacer la apuesta. Así, con un fondo de 5 millones de dólares pusieron en marcha una metodología de pilotaje que ha logrado identificar a 500 startups a nivel global, acelerar a 25 e invertir en nueve, como las mexicanas Homie, briq.mx o Descifra; la colombiana Wimet; la israelí Outernets, o la chilena Comunidad Feliz.

Actualmente View Capital suma 25 millones de dólares administrados en conjunto por tres General Partners: los grupos empresariales: TYA Ventures, Gava Capital y Bluebox. Además tiene jugadores estratégicos en el sector desde Tijuana, en México, hasta Santiago de Chile.


El próximo tsunami inmobiliario

Factores como la emergencia sanitaria, que obligaron a nuevas formas de convivencia y de trabajo, así como una mayor adopción del comercio electrónico y digitalización de los servicios, han acelerado los últimos años la transformación del sector.

“En América Latina existe una oportunidad de 1 billón de dólares de tecnificar la industria”, dice el Huerta. Desde 2010 se han invertido 60,000 millones de dólares en 1,100 empresas del segmento Proptech en la región por parte de 3,300 inversionistas, con una tendencia de crecimiento anual compuesto del 8.6% para llegar a un total de 737,000 millones de dólares.


“Toda la cadena de valor está en proceso de tecnificación e innovación. Existen 2,600 compañías que están intentando levantar capital”, dice el inversionista y lo atribuye a que la urbanización, ha ido moviendo la conciencia de cómo construir o dónde vivir, lo que considera una de las decisiones fundamentales de la vida de un ser humano. “Cuando eliges donde vivir bien, ahí empieza la primera lección de tu felicidad”, afirma Gustavo.

Este proceso abarcan muchas verticales adyacentes que no tienen un proceso de innovación tan maduro. El Managing Partner de View Capital explica que las ciudades no son tan inteligentes como pensamos; los bancos siguen dando hipotecas igual que hace 30 años; las casas se siguen presentando como hace medio siglo: con un letrero en la calle y luego llega un bróker que debe compartir la comisión con una inmobiliaria o con otro bróker; los procesos de inspección o avalúos no están digitalizados, además que se sigue construyendo con cemento y procesos muy largos en vez de hacerlo en forma modular.

 


“¿Qué pasaría si hoy pudiéramos comprar la casa como si fuera un auto Tesla? Hoy nos empieza a gustar vivir como nómadas digitales en cortas y medianas estancias. ¿Por qué tengo que casarme con un departamento? ¿Por qué un desarrollador tiene que recurrir a un banco para fondearse cuando el crowdfunding democratiza la opción de que muchas personas te puedan fondear tu proyecto si es bueno?”, dice Gustavo.

Y esta innovación no solo se aplica a la compra de un inmueble para vivir, sino a bodegas o centros comerciales. “Son muchos jugadores alrededor que se están viendo beneficiados de este proceso de transformación, que ya no se detendrá”.


En busca de nuevos proyectos

En 2021 Gustavo cedió su asiento como CEO de Bluebox a su socio Juan Pablo y asumió la posición de presidente del grupo.

View Capital administra fondos de inversionistas inmobiliarios tanto financieros como estratégicos que representan un espacio listo para pruebas y pilotos de más de 1,000 millones de pies cuadrados en todos los tipos de activos inmobiliarios y mercados en la región Latinoamérica. La apuesta es invertir en 20 o 25 proyectos Proptech con tickets que van de 200,000 hasta 2 millones de dólares en rondas de presemilla, semilla y Serie A para apostar por founders muy potentes con experiencia previa en otros emprendimientos.

¿Cómo identifican a los prospectos? Uno de los mecanismos es a través del Data Lab, una plataforma que Bluebox desarrolló para analizar información del mercado e identificar oportunidades. Gustavo destaca en la hipótesis de inversión el impacto de las propuestas y advierte:

“Estamos invirtiendo en personas y si no tienen una conciencia de impacto social profundo en su modelo de negocio puede ir con alguien más que no tenga tanta sensibilidad a eso. Y no es es nada más la parte de la sustentabilidad, sino todo lo que está alrededor como la equidad, diversidad y que tomen en cuenta las mejores prácticas para cuidar a los stakeholders”.

También en esta edición

Compartir