emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Finanzas

YA VAS TARDE

Te presentamos tres alternativas para que empieces a invertir ¡desde ya!

Por: Rodrigo Román Pastor Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Si estás leyendo esto y aún no has comenzado a invertir de manera seria y repetida en tu vida, es porque ya vas tarde… De manera continúa escuchamos que: “las nuevas generaciones no tenemos pensión” y se nos olvida lo imperativo que es ahorrar e invertir para nuestro retiro.

Siempre me impresionó, que durante nuestra formación académica, casi sin importar la disciplina que estudiemos, nunca nos enseñan lo importante que es invertir, tanto de manera económica como en nosotros mismos. A lo mejor esto es algo cultural, pues la mayoría de nosotros tenemos padres que están en el sistema de pensiones anterior, por lo que ellos no tuvieron que preocuparse de la misma manera y no nos educaron para hacerlo.


Lo peor es que mientras menos sabemos de invertir más lo dejamos de hacer, he conocido a muchos ejecutivos exitosos que nunca en su vida se han puesto a investigar sobre las inversiones, y esto les hace olvidar la importancia de que sus ingresos no son para gastarse, si no para hacerlos trabajar por ellos, y así que un día puedan dejar de laborar de manera que sus ahorros (invertidos) les permitan continuar viviendo con el mismo estilo de vida, sin necesidad de tocar su patrimonio.

Estoy seguro que con los siguientes puntos y datos numéricos te vas a dar cuenta de lo vital que es comenzar a invertir ya:

  • La inflación. Sabemos lo que quiere decir, pero pocos nos hemos puesto a pensar que es uno de nuestros peores enemigos pues hoy las cosas cuestan en promedio 30% más que en el 2015 y más del 220% de lo que costaban en los años 2000 (valores calculados con el INPC). Es por esto que nunca debes dejar el capital sin invertir, pues realmente lo único que estás haciendo es regalarle tu ahorro al tiempo pues irá perdiendo su valor.
  • Vivirás más. Algo que todos sabemos pero no pensamos es que al vivir más, gastaremos más, y con el incremento en la esperanza de vida el monto necesario promedio de una persona a lo largo de su existencia va al alza. Y no lo digo basado en suposiciones, pues de los 70’s a los 90’s la esperanza de vida incrementó más de diez años.

¿Desperté tu interés? Sigue leyendo…

Lo bueno es que no solamente ha cambiado el tema de las pensiones y el retiro, sino también el sistema financiero y la cultura de inversiones. Hace muchos años sólo había tres opciones:

  1. Le dabas tu dinero al banquero o asesor financiero y confiabas plenamente en él.
  2. Te ponías a investigar mucho y le dabas mucha lata al banco, lo cual no les gusta, pues les quita tiempo y por ende recursos.
  3. No hacías nada y dejabas tu dinero en una cuenta de ahorro, que pierde valor a manos de la inflación.

Ahora existen las famosas fintech, que dan paso a una cuarta opción: darle nuestro dinero a una institución a través de una página o app que nos permite ver nuestras inversiones de manera continua, precisa y sin engaños (todos tenemos a un conocido que lo estafaron con “rendimientos extraordinarios garantizados”); y si algo tengo claro después de administrar recursos económicos durante años es que cuando una inversión es demasiado buena para ser verdad, no es verdad.


Otra de las grandes maravillas que se han dado para los mexicanos en el mundo de las inversiones es que cada vez tenemos más acceso a los mercados internacionales, principalmente a través de fondos de inversión y mis productos favoritos, los ETF´s (Exchange Traded Funds, por sus siglas en inglés).

Gracias a estos productos y a las fintech hemos visto cómo se han acercado miles de personas nuevas a las inversiones, aprovechándose del “el interés compuesto”.  Esto quiere decir que los rendimientos e intereses de tus inversiones te generan nuevos rendimientos e intereses, esto parece demasiado fácil… y déjame decirte que sí, lo es.


Para que puedas ver lo poderoso que es el interés compuesto te voy a regalar uno de mis ejemplos favoritos: si tu inviertes 1,000 pesos mensuales en un fondo mutuo que te paga cerca del 7.5% por año, en 35 años habrás aportado 420,000 pesos, pero tendrás cerca de cinco veces tu inversión debido a los rendimientos generados.

Lo más importante de la fórmula anterior es el tiempo, ya que, si haces lo mismo pero lo dejas 20 años, en lugar de 35, tendrás aproximadamente 550,000 pesos, de lo cuales aportaste casi la mitad, reduciendo de cinco a dos veces el efecto que genera el interés compuesto. Entonces, lo que no inviertas hoy es casi imposible de recuperar en el futuro, debido al “interés compuesto”.


3 alternativas para comenzar a invertir

¿Dónde puedo comenzar a invertir? Aquí tres alternativas sumamente fáciles.

  1. Una fintech o cuenta digital: empresas que nos van a permitir comenzar a invertir desde cantidades muy pequeñas y nos dan acceso a los mercados internacionales. Lo más importante de todo es que verifique que sean una entidad regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Como ejemplo hay varios bancos ya han sacado esta modalidad como GBM, Actinver, Accitrade y Kuspit.
  2. En una administradora de fondos o un banco: en la mayoría de los bancos si pedimos que nos ayuden a invertir seremos direccionados con un asesor que nos ayudará a comprar fondos mutuos, en los cuales no tenemos que hacer nada más que depositar y dejarlos trabajar por nosotros.
  3. Un asesor financiero: si tu patrimonio ya es considerable probablemente lo que más te convenga es ir con un asesor en inversiones, pues ellos te ayudarán a tener una planeación integral de tu patrimonio y se encargarán de que tengas todo en orden y bien invertido.

Ahora ya sabes lo importante que es comenzar a invertir, ahora deja de dar excusas y comienza ya, pues cada día, mes y año que pasan te están costando.

Rodrigo Román Pastor es Chartered Financial Analyst (CFA) y Chartered Alternative Investment Analyst (CAIA)

También en esta edición

Compartir