entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Oportunidades

5 básicos para emprender

Tal vez nunca te sentirás completamente listo para emprender tu propio negocio, éste es un proceso de aprendizaje infinito. Sin embargo, antes de hacerlo puedes crear una red de seguridad.

Por: Adam Toren Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

 1  Reduce tus deudas


Es momento de tratar de liquidar tus deudas, antes de que necesites pedir un préstamo para tu negocio.

Si eres soltero es muy probable que estés mejor equipado para asumir riesgos y dejar tu trabajo de tiempo completo, en caso de que tu nuevo negocio te lo demande.

Por el contrario, si eres una persona casada y tienes hijos, estás pagando una hipoteca o tienes grandes deudas, creo que estarás mejor como un emprendedor de medio tiempo hasta que hayas pagado un 50% de tu deuda.

TIP:  No importa cuál sea tu situación, reduce tu deuda y ahorra, al menos, dinero suficiente para tres meses de gastos que cubran tus necesidades y las de tu familia.


 2  Revisa el potencial

No es buena idea simplemente saltar del precipicio. Hay varios riesgos que debes tomar en cuenta y sólo cuando lo hagas podrás dar el siguiente paso.

Sin importar la profesión que tengas necesitas estar seguro de que la idea de negocio que tienes en mente tiene el suficiente potencial para hacerte dejar tu trayectoria profesional.

Antes de que tomes grandes decisiones, investiga un poco.

PREGUNTA CLAVE: ¿Estarías dispuesto a trabajar de taxista o mesero para tener dinero extra porque tu negocio lo vale? Si la respuesta es sí, entiendes la situación.


 3  Revisa tu perfil de riesgo

¿Qué pasaría si hoy ya no tuvieras trabajo? ¿te despertarías a la mitad de la noche preocupado por el futuro? Si tu negocio se ve golpeado por alguna crisis, ¿lucharías para salvarlo?, ¿estás dispuesto a fracasar e iniciar otra vez desde cero?

Si iniciar tu propio negocio te significa vivir en un continuo estado de estrés, ¡Piénsalo nuevamente! Y contesta con honestidad: ¿Lo que necesito es iniciar mi propio negocio o conseguir un nuevo empleo?

PREGUNTA CLAVE: ¿Te encanta subirte a la montaña rusa, con las manos arriba? Si la respuesta es sí, seguro eres de los que les gusta trabajar bajo tus propios términos.


 4  Define tu sistema de soporte

Trabajar por tu cuenta puede ser solitario y retador. Asegúrate de que tienes amigos y mentores en los que apoyarte y pedir consejos cuando tengas que tomar una decisión crítica para tu negocio.

Siempre es bueno hablar con los emprendedores a tu alrededor, especialmente con los que ya tuvieron un negocio y fracasaron.

TIP: Renta un espacio de coworking para estar en contacto con otros emprendedores, ahorrar dinero, compartir recursos y rebotar ideas.


 5  Busca ingresos estables

Lo ideal es que inicies haciendo bootstrapping, en palabras simples, este término en inglés significa trabajar como se pueda con los recursos que se tengan a la mano.

Para lograrlo, la clave está en entender que los consumidores son los que te mantendrán a flote (y pagarán las cuentas). Debes cuidar a cada uno de tus clientes.

Debes vender sí o sí cuando no tienes grandes reservas de efectivo. Antes que cualquier cosa, las ventas son los indicadores básicos del desempeño de un negocio. Y debes controlar muy bien tus gastos, desarrollando un buen ojo para distinguir entre gasto e inversión.

TIP: Asegúrate de que tu negocio tiene ingresos estables mes con mes, considerando la cobertura de los costos operativos.


Escucha aquí más consejos para pasar de godín a emprendedor.

También en esta edición

interstitial

Compartir