entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Lecciones

70 años de transformar las oficinas

Planeación, ejecución y evolución continua son las claves de PM Steele para mantenerse en el mercado.

Por: Marisol García Fuentes Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Dicen que el trabajo es como el segundo hogar, pero en estos tiempos nuestro hogar se ha transformado en nuestra oficina. Y nadie repara en lo importante que es contar con una buena silla que te permita estar sentado por horas, hasta que te llega un dolor en la espalda o te sorprendes con los hombros pegados a la cabeza en tu comedor.

PM Steele es una empresa que durante siete décadas se ha dedicado a transformar espacios en lugares de trabajo saludables. Busca asegurar la productividad de los colaboradores con muebles de oficina ergonómicamente diseñados para el óptimo desempeño y sistemas de almacenamiento.

La compañía tiene más de 30,000 clientes y el 16% de la participación del mercado. Cuenta con cuatro plantas industriales, dos centros de distribución, 25 sucursales, un showroom y más de 60,000 metros cuadrados de infraestructura.

Permanecer en el mercado y convertirse en fuente de empleo para 1,000 personas es producto de trabajo y planeación constante. Además de saber reaccionar rápidamente a los diferentes escenarios económicos, políticos y de mantener un proceso de innovación continua, explica Julio Hirschfeld Mereles, director ejecutivo de la compañía.


Los orígenes

La historia de PM Steele comienza en 1938 cuando Julio Hirschfeld Almada ingresó a H. Steele y Cia. a cargo del almacén de artículos de importación. Una década después, como gerente general crea el departamento de gobierno, uno de los clientes más importantes de esta compañía.

En 1950 se constituye la empresa Productor Metálicos Steele, que es adquirida en 1964 por don Julio y un grupo de accionistas.

Julio Hirschfeld Mereles ingresó a la empresa hace 27 años. Tras pasar por varios departamentos, ocupa la dirección ejecutiva. Reconoce que uno de los grandes desafíos ha sido quitarse el estigma de una empresa que le vende al gobierno para posicionarse como una empresa de soluciones.

En entrevista con Entrepreneur, el director ejecutivo y tercera generación familiar, comparte las lecciones que ha aprendido al frente de la compañía. Analiza aquellas que apliquen a tu negocio.


Atorones económicos

Julio Hirschfeld Mereles comenta que en cada sexenio ha vivido “atorones económicos”. Considera el más fuerte el de 1994, cuando tomó el poder Ernesto Zedillo. “Fue una de las primeras crisis que nos dejó marcados y dejó en claro que siempre se debe estar preparados para enfrentar situaciones adversas. Esa ocasión nos agarró con la guardia baja y pasamos una época difícil”, comenta.

En esos años se desempeñaba en una de las plantas de madera. “Le hablaba al financiero y le decía: por favor, mándame 5,000 pesos para poder negociar los barnices”.

¿Cómo sorteó esta situación? Junto con su padre, quien lideraba la organización en esos años, apeló a la buena fe de sus accionistas. “Teníamos ya 43 años en el mercado y gracias a esa confianza de ser una empresa recta y firme pudimos convencerlos para que nos hicieran aportaciones adicionales de capital. Además, tomamos recursos de otras áreas y pudimos dar ese brinco”. La lección fue procurar una tesorería sólida.


Evolucionar con tu mercado

La industria del mueble de oficina ha sufrido diferentes transformaciones a través de los año. El secreto de PM Steele ha sido evolucionar a la par del mercado. La silla y el escritorio se convirtió en los sistemas modulares estilo caballeriza, recientemente la tendencia fue los espacios abiertos y seguramente volverán a regresar las estaciones con divisiones para preservar las medidas de distanciamiento social en esta nueva realidad.

Julio recuerda que su padre no apostaba mucho a los sistemas modulares, pero era una tendencia que venía de Estados Unidos. La compañía no podía tener el producto de forma inmediata, así que se aliaron con otra empresa que se convirtió en su proveedor de este tipo de muebles. Pero la alianza no dejó bien claros algunos putos y su aliado comenzó a “piratearles” los clientes.

Como respuesta, PM Steele invirtió en el diseño y maquinaria y lanzó su propia línea de sistemas modulares. En poco tiempo este producto se posicionó como el más vendido.

A partir de esa experiencia la compañía ha buscado otras alianzas. Muchas surgieron con compañías de Estados Unidos, Europa y Asia, donde asisten regularmente en busca de tendencias. “Hoy tenemos varios acuerdos con diferentes empresas a nivel mundial que nos ayudan a abastecer el mercado mexicano de diferentes productos y proponer soluciones a nuestros clientes”.

Pero no todo proviene de fuera. También al interior de la compañía trabajan de la mano de diseñadores e ingenieros para desarrollar nuevos productos.


En un momento de crisis lo que debes de cuidar es salvar tu empresa porque si desaparecer todos los estamos en este barco pues nos vamos a ahogar.

Julio Hirschfeld Mereles, director ejecutivo PM Steele

Cuentas claras

Cuando llega una crisis, el directivo recomienda en primer lugar asegurar tus recursos. Hay que ubicar bien en qué situación se encuentra tu empresa y revisar tus gastos y los compromisos que existen con todas sus partes financieras: bancos, proveedores, acreedores, entre otros. “Tienes que ver dónde estás y con base en eso enfocar tus acciones para para cuidar tu liquidez”, comenta Hirschfeld Mereles.

Dependiendo de tu situación, podrías acercarte con ellos para llegar a alguna negociación. “Esta empresa está donde está por dar la cara. Cuando vienen las dificultades, las ponemos en la mesa. En determinado momento, puedes sentarte con tus arrendatarios y proveedores para llegar a algún acuerdo”, dice Julio.

En PM Steele, por ejemplo, logaron algunas quitas con arrendatarios. Adicionalmente, el entrevistado sugiere poner atención al Código Fiscal. En él existen disposiciones que otorgan ciertos beneficios ante contingencias. Por eso, recomienda trabajar de la mano de asesores fiscales, legales y laborales para que te orienten de la mejor manera posible a salir adelante.


Hay que tener claros los planes de trabajo, objetivos y minutas de seguimiento con fechas de cumplimientos. De nada sirve tener infinidad de ideas si nunca las aterrizas. Las empresas no viven de ideas y sueños, sino de los sueños e ideas que pones en práctica.


Los colaboradores

“Para nosotros el activo más importante y valioso en una empresa es su gente. Sin ellos no seríamos nada, no podemos descuidarlos”, asegura Julio Hirschfeld. Es algo que le inspira a ser mejor y por eso procura mantener con ellos comunicación permanente.

“Es fundamental decirles hacia dónde van las cosas y tratar que la información les llegue a todos, desde directores y gerencias hacia abajo. Contamos con colaboradores muy comprometidos, muchos de ellos en líneas de trabajo. Además, conviven todas las generaciones: millennials, X y Y. Mi padre es el mayor, con 72 años y varios de 18 que recién entraron a trabajar. Escuchando a todos puedes entender dónde están las oportunidades y muchas veces encuentras las soluciones”.

¿Cómo logran la comunicación eficiente? Con acciones a través de canales directos como correos, mensajes vía Facebook, videoconferencias, una gaceta digital interna, webinars, entre otros.

Los niveles de rotación rondan entre el 2 y 3%. “Hay áreas más vulnerables, pero en esta época la rotación ha sido prácticamente cero”, dice Julio.


Cadena de suministros

Para el tema de suministros también es importantísimo estar muy comunicados con tus proveedores y conocer cómo les está pegando la pandemia. Recuerda que dependes de ellos. Es importante no poner siempre “todos los huevos en una sola canasta”, dice el directivo.

Explica que para sus principales materias primas cuentan hasta con tres proveedores de un insumo, incluso, algunos son de su competencia. “Si uno falla, tendrás el otro, pero debes cuidar las calidades y que vayan acorde al precio”.

Para evitar problemas, la sugerencia comparar lotes completos y nunca salir de pleito con ningún proveedor.


Cuida tus relaciones

Tener un trato cordial, incluso con tus competidores abre muchas puertas. “Ubico a todos los competidores y tengo un trato magnífico. Con algunos hasta vamos a desayunar y a platicar cómo vemos las cosas. Ahora estamos en comunicación para saber cómo están afrontando la crisis”, comenta Julio.

Reconoce que, “si tienes un buen trato y relación con tus proveedores, competidores, clientes y colaboradores, puedes facilitarte el brincar todas estas adversidades que ahora estamos viviendo”.

El director de PM Steele reconoce que también se aprende de la competencia. “Sin ella no seríamos lo que somos, la competencia para mí es esa piedrita en el zapato de te dice ‘no le puedes aflojar, tienes que mejorar acá, cambiar aquí’, por que si te duermes, te pasan”.


Recupérate de la crisis

El director de PM Steele comparte cinco consejos que como emprendedor puedes poner en marcha para superar esta época adversa.

  1. Sé receptivo. En las crisis siempre surgen oportunidades y formas de trabajo. Es cuando más alerta tienes que estar y procurar moverte rápido para ser el primero en tenerlas y obtener todos los beneficios.
  2. Comunica. Habla claro con tu gente, proveedores, financieros, clientes y gobierno. Procúralos y atiéndelos cuando te busquen. Si detectas errores acéptalos y ofrece soluciones. Además, aprende a escuchar los comentarios de otros, te servirán para ser mejor.
  3. Cuida la liquidez. Sin dinero no tienes nada. Parte de la liquidez se genera a través de negociaciones, ahorros y de no estar gastando en cosas innecesarias que pueden esperar al día de mañana. Haz una checklist de lo que sí puede esperar, lo que no y de aquello que debe de ser inmediato.
  4. Ten una rutina. Levántate a la misma hora que cuando salías a la oficina, báñate y vístete sin estar fachoso, es la imagen que le das a otros y que tienes de ti mismo.
  5. Sé responsable. “Nuestra sociedad estará pasando por todo este tipo de cosas, y si nosotros como empresa podemos un granito contribuiremos a nuestro México. Desde hace cinco años PM Steele somos una empresa Socialmente Responsable y trabaja con una fundación que apoya a los niños con cáncer, cuenta con un huerto en la azotea y trata de hacer conciencia con su gente.

También en esta edición

halfbanner Publicidad

Compartir