entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

ASEGURA LA EDUCACIÓN DE TUS HIJOS Y SU EMPRENDIMIENTO FUTURO

El futuro no necesariamente está en conseguir un empleo; las opciones de auto empleo y emprendimiento cada vez son más comunes.

Por: Mónica Torres Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Definitivamente, nuestra vida cambia mucho cuando tenemos hijos. Muchas personas me han compartido que su preocupación por el futuro comienza la primera vez que tienen en los brazos a su bebé.

Consideremos que el mundo, y especialmente el ámbito laboral ha cambiado de manera importante en la última década por los siguientes factores:


Como padres de familia lo que debemos tener muy presente, es que nuestros hijos se enfrentarán a un mundo laboral completamente diferente.

Aunque la educación formal sigue siendo determinante para poder tener acceso a oportunidades profesionales, también hay que tomar en cuenta que ellos se enfrentarán a un ambiente sumamente competitivo y con una remuneración, si no menor, diferente a la que nuestra generación conoció.


Debemos aceptar que algo que no va a cambiar, por lo menos en el corto plazo, es que las oportunidades no se limitan a estudios formales, sino también al desarrollo de habilidades.

El futuro no necesariamente está en conseguir un empleo; las opciones de auto empleo y emprendimiento cada vez son más comunes. No obstante, crear las condiciones para que nuestros hijos encuentren su camino, cuesta.

El tema en que los padres de familia deben centrar su atención es justamente poder financiar estas oportunidades para que llegue el día en que nuestros hijos sean unos adultos preparados, que puedan valerse por sí mismos y no requieran de nuestro apoyo financiero.


Por otro lado, toma en cuenta que nuestra independencia y tranquilidad financiera en la vejez, depende en gran medida del éxito profesional de nuestros hijos.

Considerar el pago de estudios universitarios o apoyar con algún proyecto de emprendimiento, significa destinar un porcentaje importante del ingreso familiar para cubrir el costo de una carrera de cuatro o cinco años o la inversión inicial de un negocio.

Sin embargo ¿has pensado en que ampliar el tiempo de ahorro puede hacer las cosas mucho más sencillas? Ahorrar en etapas tempranas puede ser la manera de solucionar este aspecto en el futuro, ya que en lugar de pagar por cuatro o cinco  años, el periodo de ahorro puede se de 10 años o más, lo que hace los pagos mucho más pequeños o por lo menos, más cómodos.


Actualmente en México hay tres opciones de productos financieros dedicadas exclusivamente al financiamiento de la educación:

Fideicomisos

Es la creación de un fondo que se destina al pago de colegiaturas durante el tiempo que duren los estudios; también cuenta con convenios y descuentos con diferentes instituciones educativas, que permiten generar ahorros en este rubro.

Ventajas: Puede ser muy accesible en cuanto a costos.

Desventajas: cubre únicamente el pago de colegiaturas, por lo que es importante revisar las opciones que te brinda el fideicomiso en caso de que tu hijo no vaya a la universidad o tu llegaras a faltar.


Financiamientos

Existen varias instituciones dedicadas al financiamiento a la educación desde 2012. Estos créditos tienen diferentes modalidades y permiten cubrir el total o una parte de los estudios cuando ya se va a ingresar a la institución.

Ventajas: Es una opción para cuando no se tiene un ahorro y nuestros hijos ya están en edad universitaria.

Desventajas: Son créditos caros y como se pagan al terminar los estudios, el ingreso de los primeros años de vida productiva de tus hijos termina destinándose a pagar esta deuda, lo que puede retrasar su independencia financiera.


Seguros educativos

Se trata de un producto que contiene un seguro de vida y un componente de ahorro, ambos con rendimientos superiores a la inflación. Se garantiza la entrega del ahorro más los rendimientos al ingreso del niño (o joven) a la universidad. Contiene coberturas por invalidez o fallecimiento de los padres y es posible que ambos progenitores queden asegurados en la misma póliza.

Ventajas: Si lo que deseas es garantizar que tu familia disponga de un fondo para sus hijos al cumplir la mayoría de edad, este es el producto adecuado ¿Por qué? Porque el fondo de ahorro continúa pagándose aún si la madre o padre asegurados llegan a invalidarse o fallecer, ya que el seguro de vida también paga el fondo de ahorro por el tiempo que falte para terminar el plazo de este. Por otro lado, la entrega del dinero no está condicionada a que sus hijos entren a una universidad, y puede ser el padre contratante quien haga el cobro si así lo considera necesario, o destinarlo a un Fideicomiso para su administración.

Desventajas: el cálculo de la suma asegurada y el ahorro objetivo debe hacerse con la asesoría de un asesor especializado. No olvidemos que la inflación de los estudios universitarios puede se más alta que la INPC, por lo que se corre el riesgo de que el ahorro al final no alcance para cubrir la totalidad de la carrera universitaria. Para subsanar este tema, además de una buena asesoría, es posible contratar e dólares, o en UDIS, dependiendo de la oferta de la aseguradora.


Es deseable que cualquiera de las opciones mencionadas se estudie en los primeros años de vida de los niños, recordemos que los gastos que genera un menor aumentan con la edad. Utilizar el tiempo a nuestro favor nos puede dar beneficios tanto en costos como en el volumen del fondo a generar.

No olvidemos que la educación es el mejor legado que podemos brindar a nuestros hijos. No sólo por el tema financiero, sino porque como padres, tenemos la responsabilidad de formar personas de manera integral, capaces de valerse por sí mismos y aportar a nuestra sociedad.

Es justamente la educación, tanto en temas técnicos como en diferentes habilidades, el instrumento que les permitirá enfrentarse a los cambios en nuestro entorno de una manera constructiva, y bajo las mismas condiciones que su generación.

También en esta edición

Compartir