entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

ATRAE AL TALENTO CON UN SEGURO DE GASTOS MÉDICOS

Más allá de la salud, el seguro de gastos médicos mayores es una poderosa fuente de tranquilidad y respaldo tanto para los empresarios como para los empleados.

Por: Mónica Torres Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

El hecho de que las empresas proporcionen a sus trabajadores un seguro de gastos médicos para la atención de sus padecimientos en instituciones de salud privadas es una importante palanca para la atracción y retención de talento de las empresas desde antes de la pandemia.

A raíz de la pandemia que comenzó el año pasado, esta prestación es mucho más relevante para la salud pública, toda vez que, de acuerdo con las cifras de AMIS a diciembre de 2019, sólo el 9% de la población mexicana tenía algún tipo de seguro de salud privado. Y el 75% de los seguros de gastos médicos en este país correspondían a una prestación por parte de los empleadores.


Más allá de la salud, el seguro de gastos médicos mayores es una poderosa fuente de tranquilidad y respaldo tanto para los empresarios como para los empleados, ya que cuentan con una serie de beneficios colaterales que impactan en la productividad y contención de costos en una empresa.

Veamos estas ventajas de manera más puntual:

  • Atención médica inmediata, ya sea de manera directa o remota (telefónica o video consulta). En tiempos donde acudir a centros hospitalarios, especialmente los públicos pueden ponernos en peligro de contagio, quien tiene acceso a atención médica sin largas esperas para su atención, cuida más su salud y previene el deterioro de la enfermedad antes de que los síntomas se agraven.

    En caso de COVID o sospecha de contagio de éste, las aseguradoras han lanzado programas de seguimiento especial, con proveeduría de algunos insumos médicos para en el hogar del empleado. En caso de requerir traslado a hospital, se verifica disponibilidad antes de realizar el traslado.

  • Programas preventivos. En el mercado hay una amplia oferta de programas de cuidados de salud a través de campañas de información y chequeos periódicos del trabajador.
    Estos programas permiten evitar visitas innecesarias y muy graves a los hospitales, así como la detección oportuna de enfermedades crónicas y un seguimiento especial para empleados clave de la empresa.
    En cuanto a accidentes que pueden incapacitar el trabajo de los empleados, la atención eficiente contribuye a preservar la vida y minimizar el tiempo de recuperación.

  • Disminución de afectaciones en la productividad del empleado. Cualquier enfermedad o accidente ocasiona ausentismo o disminución de las capacidades cognitivas del empleado.
    Tomemos en cuenta que cualquier visita a hospitales o con médico especialista, por más simple que sea, puede hacer perder toda una mañana o una tarde si se tiene que ir al seguro social, por lo que muchos empleados pueden presentarse a trabajar con síntomas leves o tal vez avanzados de algún padecimiento con tal de no acudir a esta institución o tomarse el tiempo necesario para realizar un sinnúmero de trámites.
    Lo primero conlleva falta de atención, errores, malas actitudes e incluso contagios en áreas completas. Lo segundo, ausentismo.
  • Como ya se mencionó, esta prestación puede deducirse como un gasto social, de tal modo que las compañías obtienen ventajas fiscales.

Ahora, veamos el seguro de gastos médicos mayores desde el punto de vista del empleado y por qué puede influir en su decisión de permanecer en una organización.

  • Significa un ahorro importante para los empleados. Tanto en el costo de la prima (que corre a cargo de la empresa) como en deducibles (los deducibles de seguro de grupo pueden ser menores a los de pólizas individuales.

Según cifras de la AMIS, antes de la pandemia, el costo promedio por padecimiento era de 55,429 pesos. Hoy, sabemos que la atención privada de COVID ronda los 450,000 pesos, y millón de pesos promedio si se llega a terapia intensiva. Para cualquier persona, independientemente de su nivel de ingresos, pagar una parte y no todo el costo de la atención médica definitivamente significa un respaldo económico que da tranquilidad.


  • Para las mujeres que desean tener hijos, esta prestación les permite planear su embarazo (ya que se requieren estar cubierta por 10 meses o más para poder disfrutar de la cobertura) y proteger a sus bebés por padecimientos congénitos, dándolos de alta dentro de los primeros 30 días a partir de su nacimiento.
    Respecto a estos padecimientos, es importante mencionar que a veces tardan años en manifestarse, por lo que esta cobertura puede ser el mejor regalo tanto para ellos como para sus padres.
  • Una aseguradora puede ofrecer precios especiales para que los empleados puedan asegurar a su cónyuge e hijos.
  • Hay beneficios como coberturas dentales, precios preferentes en consultas de alta especialidad, estudios y análisis de diagnóstico.

Lo que debes saber de este beneficio

Si como trabajador tienes esta prestación, conócela y considera los siguientes aspectos:

  • La suma asegurada. Es el monto máximo anual o por padecimiento que la aseguradora absorberá en caso de enfermedad o accidente. Es común que las pólizas de grupo tengan sumas aseguradas suficientes para un padecimiento promedio, sin embargo, puede ser insuficiente para enfermedades crónicas (sin cura) o catastróficas (cáncer). Para cubrir este tema, puedes buscar una póliza de “Conversión a Individual”, la cual, entre otros beneficios que mencionaré más adelante, funge como una “capa adicional” si tu suma asegurada de prestación se llega a agotar.

  • Toma en cuenta también preguntar sobre otras condiciones del seguro, como el periodo de espera. Todas las pólizas de gastos médicos establecen plazos que van desde 10 meses hasta dos años para cubrir ciertos padecimientos (de ahí la importancia de la “antigüedad” o tiempo de cobertura ininterrumpida), y las exclusiones, que son los padecimientos que no se cubren en el contrato.
  • Valida el importe del deducible. El deducible es el importe de los primeros gastos que te corresponde a ti cubrir. Es bueno tener contemplada esta cantidad en un fondo de emergencia en caso de necesitarlo. Volviendo al ejemplo ya citado, si un padecimiento en promedio cuesta 55,000 pesos, es posible que los primeros 5,000 o 10,000 pesos (depende de las condiciones pactadas con la aseguradora) te corresponda a ti cubrirlos.

  • Verifica a qué hospitales tienes acceso. Las aseguradoras tienen niveles hospitalarios, esto es, los clasifican según el costo promedio de sus servicios. Es importante que identifiques el hospital que te corresponde para no incurrir en costos extra que ni tu patrón ni la aseguradora absorberán.
  •  ¿Con qué beneficios adicionales cuentas? (por ejemplo: precios preferentes para mi familia, tratamientos dentales, emergencia en el extranjero, médico a domicilio, uso de ambulancias, etc.), Ubica los teléfonos de emergencia y requisitos para tener acceso a ellos.

Conserva tu póliza

Siempre busca tener disponible la opción de Conversión a Individual”. ¿De qué se trata? Consiste en que, al momento de separarte del grupo, puedas conservar tu póliza de manera individual, y por lo tanto conservar beneficios como la antigüedad.

Es muy importante que tengas disponible esta opción ya que si te separas de tu empresa y no tienes esta Conversión a Individual previamente pactada con una aseguradora, puedes perder antigüedad e incluso tratamientos que tengas en curso.

 


Después del año 2020 esta comprobado que el sector público no cuenta con la capacidad para atender una pandemia de la magnitud que estamos viviendo, por lo que el seguro de gastos médicos colectivo para empleados es mas que una prestación con beneficios para todos los involucrados, puede verse incluso como un acto de responsabilidad social por parte de los empresarios que lo otorgan.

Por otro lado, es importante informar y hacer conciencia entre los empleados del valor de esta prestación y de la importancia de conservarla más allá de su permanencia en la empresa que lo otorga.

También en esta edición

Compartir