entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

Buenos negocios para el mundo

Pensar y actuar en congruencia con lo crees y quieres para el planeta multiplica tus horizontes.

Por: Rodrigo Villar Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

La concepción tradicional de una alianza estratégica en el ámbito corporativo es un acuerdo entre dos o más partes por un objetivo de beneficio mutuo, generalmente entre empresas y con fines de negocio. Lo cual está muy bien, salvo porque es un enfoque demasiado acotado cuando, al menos en esto, el cielo es el límite.

Cuando sales de esa caja restringida inevitablemente te sorprendes de la cantidad y la diversidad de aliados con los que puedes hacer grandes cosas. No sólo en beneficio propio, sino por el bien común.


¿Has pensado hacer equipo con grupos que impulsan la equidad de género, desarrollan iniciativas educativas comunitarias o luchan por salvar un parque en tu ciudad? Más que de donaciones, hablo de ir con ellos como aliados de causa.

Un caso práctico: una red que impulsa la transparencia en las compras de gobierno. Colaborar puede traer beneficios en carambola: ahorros al erario, rendición de cuentas para fortalecer la democracia, más competencia y oportunidades para Pymes y emprendedores, como en tu caso.


Es como compaginar el desarrollo de tu proyecto con el desarrollo del proyecto de todos. En ese orden de ideas Greta Thunberg y los adolescentes del movimiento ambientalista Fridays for Future perfectamente pueden ser aliados estratégicos, incluso considerados en tu plan de negocio. ¿Por qué no?

No son sueños. Nos consta en New Ventures, en la labor de conectar a los actores más diversos bajo la premisa de que los mejores negocios son los que también son buen negocio para la sociedad y el planeta.


En ese puente, tendido con aliados como Citibanamex, lo mismo han transitado proyectos innovadores de reducción de emisiones de CO2, con el respaldo del programa Exponential, que alianzas entre emprendedores sociales con inversionistas de todo el mundo, “conectadas” en el Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto.

Con Promotora Social, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación o BBVA hemos impulsado la innovación social con mecanismos de aceleración como I3 LATAM y BBVA Momentum.


Por ahí también han fluido iniciativas de cambio con socios estratégicos de perfiles tan diversos como Metlife, Cemex, USAID y Pro Mujer. Este año estamos particularmente entusiasmados por la alianza con IKEA Social Entrepreneurship e IKEA México.

Juntos vamos a apoyar durante dos años a 20 emprendedores sociales y ambientales en iniciativas de alto impacto para comunidades vulnerables, lo que incluye vincularlos con aliados potenciales y acompañarlos en la exploración de oportunidades para integrarse a cadenas de valor más amplias.


El potencial de las alianzas para un emprendedor es ilimitado cuando hay una perspectiva holística del emprendimiento y de la empresa, en el que entienden su capacidad de crear como parte de algo más trascendente.


Simplemente chequen lo que están haciendo y logrando activistas, organizaciones sin fines de lucro, inversionistas de impacto y emprendedores sociales y ambientales a través de modelos híbridos de asociación y sinergia, con alianzas que, por ejemplificar, pueden coaligar bancos de inversión, transnacionales y colectivos de barrios suburbanos que se organizan para llevar a sus comunidades servicios de agua potable o programas de emprendimiento para jóvenes.


En México, la Red por la Rendición de Cuentas, formada inicialmente por académicos y organizaciones de la sociedad civil, y después con participación lo mismo de cámaras empresariales que de miles ciudadanos que firmaron una petición colectiva para crear el sistema de declaraciones de funcionarios públicos “3de3”, fue fundamental para que la indignación contra la corrupción se tradujera en enmiendas constitucionales.

Es una semilla por germinar, pero un logro concreto comparado con las eternas promesas de los políticos. Una experiencia que alienta, como muestra de posibilidad y empoderamiento, la participación ciudadana y más alianzas para más causas. Como Acción Ciudadana Frente a la Pobreza o Iniciativa Climática de México. Experiencias que tienden a sacudir el sentimiento de impotencia que paraliza y frustra, en línea con el legendario llamado de John F. Kennedy: “No preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por el país”.


A veces se desemboca en asociaciones con oficinas, personal y patrimonio; en otros casos predomina la organización sin organización, según el concepto del teórico de las redes sociales Clay Shirky y su influyente libro Here comes everybody.

La idea de que la gente puede hacer cosas extraordinarias cuando se junta de manera ágil y orgánica, sin estructuras rígidas que acoten la flexibilidad, la espontaneidad, la creatividad, la mezcla de talentos y capacidades. Y todo puede iniciar con un hashtag, con la magia del crecimiento exponencial del crowdsourcing.

Simplemente consideren lo mucho que hay para aprender si participan en alguna de experiencias, para aportar su granito de arena.


En los noticiarios se ha hablado mucho de las protestas dentro y fuera de Estados Unidos contra la brutalidad policiaca y la discriminación racial, luego del asesinato de George Floyd en Minneapolis. No tanto de iniciativas que, sin estruendo, a la larga podrían tener un efecto de mayor impacto.

Pongo como ejemplo algunos fondos de inversión creados tras los sucesos: el de Goldman Sachs, para apoyar a organizaciones enfocadas en la lucha contra la injusticia racial, la inequidad estructural y la disparidad económica; el Talent X Opportunity Fund de la firma de capital de riesgo de Silicon Valley, Andreessen Horowitz; el del famoso impulsor de unicornios SoftBank, con 100 millones de dólares iniciales para fondear compañías de afroamericanos. En el trasfondo, solo 1% de los emprendedores respaldados por venture capital pertenecen a esa comunidad.


Un concepto es clave: pensar y actuar en congruencia con lo crees y quieres para el mundo multiplica tus horizontes. Se sorprenderán de la cantidad y diversidad de aliados que hay ahí afuera si sus causas se ponen en sintonía con las causas que deben ser de todos.

Rodrigo Vidal es Socio fundador de New Ventures México y Adobe Capital.

Puedes contactarlo en Twitter en: @rorrovillar

También en esta edición

Compartir