entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Lecciones

CAMBIAR EL PARADIGMA DE LA MEDICINA EN MÉXICO

Pionera en regeneración celular en el noroeste del país, Esmeralda Bastida nos comparte los pilares del antienvejecimiento y el éxito en el mundo de la salud.

Por: Entrepreneur Staff Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

El interés de los mexicanos por verse, sentirse y estar sanos se ha convertido en una prioridad tras la pandemia.

Tan solo el tamaño total de la industria del turismo médico en México se estima deja anualmente en el país entre 8,000 y 8,800 millones de dólares, de acuerdo con Deloitte. La industria ha crecido a un ritmo promedio de 33.7% entre 2013 y 2018 y se espera que para 2030 alcance un valor mayor a los 13,800 millones de dólares.

La pandemia de COVID-19 terminó por consolidar la importancia del cuidado de nuestra salud física y mental.


“En México la medicina preventiva está tomando un lugar preponderante sobre la práctica común de la medicina curativa y en el mejor de los casos el diagnóstico oportuno”, dice la doctora Esmeralda Bastidas Valenzuela, quien ha dedicado su carrera a la medicina preventiva, encontrando en la medicina regenerativa y antienvejecimiento sus mejores aliados para restablecer el equilibrio entre la anatomía y la función normal de los órganos para una salud óptima.

Esmeralda dirige Neoclinic, que fundó en 2017, y que se caracteriza por ofrecer los tratamientos antienvejecimiento más novedosos, como la terapia intravenosa (IV) con células madre que repara células y tejidos dañados, previniendo el envejecimiento prematuro, enfermedades vinculadas con éste y regalándonos calidad de vida.

La terapia IV con células madre es muy demandada por políticos, empresarios y artistas, pues literalmente en un shot de juventud, belleza y salud en todo el cuerpo (cerebro, pulmones, articulaciones, piel, pelo, etc.) de ahí que actualmente existen protocolos de investigación con terapia intravenosa con células madre dirigidos a la atención de secuelas post COVID-19.


Pionera en regeneración celular

Al término de sus estudios en la Universidad Autónoma de Sinaloa, Esmeralda se dio cuenta de que en México la medicina estaba enfocada en la curación y decidió enfocar su carrera en medicina preventiva.

“A lo largo de mi carrera observé que muchos pacientes e incluso familiares se quejaban de que se sentían mal de salud a pesar de que sus estudios de laboratorio no reportaban anomalías y no se les había diagnosticado ninguna enfermedad. Fue cuando decidí enfocarme en esta especialidad que contempla la incorporación de células madre que reparan órganos y tejidos dañados que no pueden llevar a cabo correctamente sus funciones”.

En 2008 y 2014 viajó a Austria para especializarse en medicina regenerativa y antienvejecimiento en la Universidad Allgemeines Krankenhaus der Stadt Wien. “En Europa desde hace 40 años es un tema prioritario en investigación”, comenta.

En 2013 en la Universidad de Valencia realizó una maestría en nutrición ortomolecular, y en 2017 estudió medicina antienvejecimiento en la Universidad de California en Los Ángeles.

Además, tiene un posgrado en terapia hormonal en Bélgica en la Doctor Hertoghe Medical School.


Pilares de la salud

Son cuatro los pilares de la salud y del envejecimiento óptimo: la herencia genética, el estrés, la edad y el estilo de vida (nutrición, descanso y ejercicio), dice la doctora. Explica que, por genética, nacemos con la predisposición a ciertas enfermedades, pero, no todos las desarrollamos.

Con la edad, además, se reduce la producción de hormonas que nos protegen de enfermedades y mantienen en estado óptimo el funcionamiento de nuestro organismo. El estilo de vida (buena nutrición, descanso, sueño y ejercicio) también es clave.

Sin embargo, no todos pueden controlar estos pilares. Para empezar, en ocasiones la ingesta de alimentos no alcanza a cubrir nuestros requerimientos diarios. Es aquí donde la nutrición ortomolecular es clave, pues otorga al cuerpo altas dosis de vitaminas y sustancias (minerales, enzimas, antioxidantes, aminoácidos, etc.) adecuados al estilo de vida.


La terapia hormonal, equilibra el funcionamiento de las hormonas mejorando el sistema inmunológico, el sueño y el apetito sexual. La terapia celular o regenerativa (Neocell) cierra el círculo virtuoso de la salud y el antienvejecimiento, pues repara células y tejidos dañados (hígado, piel, cartílago, pulmón, neuronas, etc.).

La terapia celular, nutrición ortomolecular y la terapia hormonal, además ayudan a controlar el estrés. “La terapia emocional funciona, pero si hay un desbalance neuroquímico, los resultados pueden ser parciales”.


Historia de la terapia celular

  • La terapia con células madre data de la década de los 50, en un principio se obtenían de tejido de animales, hoy provienen de médula ósea, cordón umbilical, placenta y grasa. Las utilizadas por la terapia celular Neocell son células madre mesenquimales que se obtienen de placenta.
  • A diferencia de las del cordón umbilical (totipotenciales) estas regeneran tejido específico y son muy seguras, pues son incompatibles con el tejido canceroso.
  • Las donadoras de placenta pasan por protocolos de seguridad y vigilancia en su salud. Y el tejido es sometido a pruebas para eliminar cualquier posibilidad de virus o carga genética indeseable. El proceso toma alrededor de nueve meses.
  • Los laboratorios encargados del cultivo de las células para la terapia Neocell cuentan con permiso por parte de FDA y Cofepris (para México) y la doctora y su clínica están certificados por Cofepris, la SENMO y la A4M.
  • Las células van acompañadas de un certificado citológico de bioseguridad que documenta que están libres de patógenos o mutación genética e incluye la contabilización para que el paciente conozca el número de células que está recibiendo.

Claves en el emprendimiento

En 2013, teniendo claro los pilares de la salud y el antienvejecimiento la doctora Bastidas se apoyó de una compañera para comenzar a trabajar. Sin embargo, el entusiasmo y su inexperiencia administrativa derivó en un mal acuerdo y finalmente la doctora decidió separarse y montar su propia clínica.

Ella concibió crear una clínica, que se alejara de aquellas que ofrecen tratamientos convencionales, y en cambio ofreciera los tratamientos más novedosos en medicina regenerativa y estética, así como una atención personalizada y cálida.

Para lograr su meta, comenzó a otorgar consulta básica bajo estos principios. Sus pacientes la recomendaron y poco a poco se unieron especialistas que ampliaron la gama de servicios, siempre bajo los principios de amabilidad, calidez, conocimiento y atención personalizada.

La calidad de los servicios de Neoclinic llegó a oídos de fabricantes y distribuidores de los aparatos más novedosos en medicina estética quienes comenzaron a buscar a la doctora y ofrecer financiamiento para que su clínica contara con tecnologías de vanguardia.


Esmeralda entendió que, así como había descubierto la “fórmula secreta” del antienvejecimiento, también tendría que encontrar los pilares que sostendrían una clínica exitosa, y que hoy comparte:

  1. Define tu marca y registra todos tus desarrollos.
  2. Trabaja sólo con productos que tengan todos los permisos sanitarios nacionales e internacionales y obtenlos para ti y tu clínica.
  3. Capacítate tú y a tu personal continuamente.
  4. Está al tanto de las últimas investigaciones y tecnologías en el mundo.
  5. Institucionaliza tu marca, desde los productos, servicios hasta los uniformes e instalaciones.
  6. Apóyate siempre de un abogado y un buen administrador.
  7. Ten un sistema de inventarios de todos tus productos.
  8. Invierte en un sistema de seguimiento al paciente, para que haya claridad en tratamientos y avances.
  9. Elige a socios que compartan tus valores y legaliza todos los acuerdos.
  10.  Invierte en publicidad y redes sociales, pero la mejor difusión es la de boca en boca y esta sólo se logra con una atención personalizada, cálida y de calidad.

Hoy, Neoclinic es considerada una de las clínicas más grandes en el noroeste del país. Cuenta con un grupo de especialistas que ofrece servicios en el área de cosmetología, ginecología, cirugía plástica, estética y medicina regenerativa. Desde 2019 tiene una alianza estratégica en la CDMX para atender a pacientes del centro y sureste de México.


Los retos

Sinaloa está trabajando en posicionarse como un destino de turismo médico, pues no sólo cuentan con doctores, clínicas, hospitales y tratamientos de vanguardia, también tiene exquisita gastronomía y hermosas playas, dice la especialista.

“A lo largo de mi carrera  siempre he tenido dos grandes retos, el primero es explicarle a mi paciente que la belleza y la salud comienzan en el interior. El segundo es lograr transmitir los grandes beneficios para la salud y la economía que la medicina preventiva y regenerativa ofrecen, para que las autoridades pongan estos tratamientos de vanguardia al alcance de toda la población”.

También en esta edición

Compartir