entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Opinión

CLIENTES DE ENSUEÑO

Tener claro quién es tu cliente de ideal te ayudará a crear mensajes que les resonarán más, te ayudará a crearles una oferta irresistible y tu proceso de atracción y venta será mucho más sencillo.

Por: Claudia M. Sheppard Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Cuando incursioné en el mundo del emprendimiento, uno de mis mentores me preguntó a quién quería servir. Recuerdo que le describí́ a aquella persona que representaba un gran cliente, es decir a quien me veía sirviendo y ayudando a crecer su negocio con mi oferta.


Con el tiempo descubrí́ algo aún más grande, algo que me hizo comprender que no solo se trataba de darlo todo, sino que también se podía seleccionar con quién trabajar.

En otras palabras, descubrí́ la existencia de los clientes de ensueño, que son los que hacen toda la diferencia en tu emprendimiento y en tu día.

¿Cómo reconocer a un cliente de ensueño? Es aquel que está listo para hacer el trabajo, para poner de su parte y tomar tu producto o servicio para transformar su vida, su negocio o incluso su familia. Es aquel que comprende el valor de tu oferta, el que está dispuesto a invertir, ya sea porque tiene la posibilidad de hacerlo o, en su defecto, busca la forma de conseguir los recursos.

 


Para muchos emprendedores, pensar y alinear todos sus esfuerzos alrededor de un cliente de ensueño los inquieta, ya que temen que, al hacerlo, estarán perdiendo la oportunidad de generar más ventas.

Ese temor es irreal. Entre más específica sea tu oferta, tienes más probabilidades de sobresalir en el mercado. Y no solo eso, entre más específica o especializada sea tu oferta, también tienes más probabilidades de que tus clientes te paguen precios premium.

Definir a tu cliente de ensueño te ayudará a desarrollar estrategias de marketing y ventas dirigidas a ellos, a sus necesidades y sus deseos; también te permitirá́ perfilar mejor tu oferta y, por si fuera poco, vas a mejorar de modo significativo tu capacidad para atraer clientes con las cualidades que tú buscas.

 


No hay nada mejor que trabajar con clientes que te hacen feliz, no solo te mantiene motivado, sino que además hacen que tu trabajo sea mucho más divertido y disfrutable.


Si tienes un emprendimiento y aún no tienes claro quién es tu cliente ideal, te recomiendo que bloquees algunas horas en tu agenda esta misma semana y le dediques un tiempo a definirlo.

Te comparto las razones de porqué hacerlo:

Tener claro quién es tu cliente de ensueño te ayudará a crear mensajes que les resonarán más, te ayudará a crearles una oferta irresistible y tu proceso de atracción y venta será mucho más sencillo.

Claudia M. Sheppard es emprendedora mexicana, estratega y mentora de negocios. Es CEO y Fundadora de The Latin Powerhouse. Escríbele a [email protected]

También en esta edición

Compartir