entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Portada

Crea una empresa resiliente, saludable y positiva

Cuidar el bienestar y felicidad de tus colaboradores también es un buen negocio. Aquí te damos las claves para lograrlo y después, para ser reconocido.

Por: Nancy Martínez Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

La salud emocional de los colaboradores en momentos desafiantes es una prioridad organizacional. El informe anual de Mercer, Global Talent Trends 2020, demuestra que aquellas empresas que están poniendo atención en la protección de la salud, el bienestar financiero y las aspiraciones de carrera de sus colaboradores son hasta cuatro veces más productivas.


En diversas ocasiones la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que México ocupa el primer lugar en estrés laboral, ya que el 75% de los trabajadores padecen el Síndrome de Burnout o fatiga por estrés laboral y Latinoamérica no es la excepción.

Pocas organizaciones habían puesto atención a la importancia del bienestar y la tranquilidad de sus colaboradores, hasta que llego el COVID-19 a demostrar que quienes que cuiden la estabilidad emocional y la salud mental de sus colaboradores serán saludables, resilientes y productivas.

Tener colaboradores sanos, comprometidos, con recursos psicológicos que les permitan manejar la adversidad, sentirse en paz, con certeza y sobre todo amar su trabajo y a la empresa para la que laboran son cualidades que les han harán sostenibles y rentables en el tiempo.


Señales de alerta

Una organización que no cuida la salud mental, emocional e inclusive relacional de sus colaboradores tiene algunos síntomas importantes, entre los que destacan:

  • Líderes incapaces de manejar situaciones desafiantes. La falta de confianza en sus equipos, exceso de supervisión y peor aún, ausencia emocional con cada colaborador genera estrés, apatía, incertidumbre y ansiedad en cada uno de ellos.
  • Alta dirección incapaz de comunicar con certeza. Me he encontrado empresas con buenas intenciones y con una pésima comunicación, en donde mensajes inadecuados no lograrán su cometido y generan descontento en la organización. No se trata de lo que se dice, sino de cómo y en qué medios se dice.

  • Falta de preocupación genuina. Los colaboradores saben cuándo son lo más importante para la organización; si esto sucede, su nivel de seguridad y presión interior se incrementa, generando confianza en cada uno de ellos, pero sobre todo un apoyo increíble hacia la organización en momentos difíciles.
  • Equipos disfuncionales. Una de las razones principales para ser una organización saludable es contar con personas positivas que generen contención emocional entre sus integrantes. Cuando dentro de la organización no se cuida este aspecto y cada integrante trabaja por su propio objetivo, puede afectar considerablemente su salud emocional, al no sentirse parte de algo, al no sentirse valorados, reconocidos o empoderados.

  • Cultura Tóxica. Trabajar en una cultura donde no hay congruencia, coherencia, respeto y valoración por sus integrantes, impactará significativamente en la salud emocional de las personas.
  • Falta de condiciones laborales mínimas para que el colaborador desempeñe su trabajo de forma correcta. Ante el COVID-19, varias empresas obviaron que sus colaboradores podrían desempeñarse bien en casa y lo curioso de todo es que había personas que no tenían internet, una computadora para trabajar, un teléfono, espacios para trabajar o inclusive una silla adecuada para permanecer sentados tanto tiempo.

Prepáralos emocionalmente

Sin duda, la emocionalidad de nuestros colaboradores es crítica para mantener la productividad, pero algo interesante es que las empresas deberían ser resilientemente proactivas, es decir, preparar a sus colaboradores emocionalmente para que, ante una adversidad, su salud emocional sea tan sólida, que ayuden a la organización a salir adelante de forma positiva y proactiva.

Sin embargo, esta situación nos ha demostrado que muchas empresas que no estaban preocupadas por sus colaboradores, por su bienestar y su felicidad murieron o la están pasando mal; y quienes han venido trabajando en la salud psicosocial de su colaboradores, fueron resilientes, creativas e inclusive recibieron el apoyo total de sus colaboradores, a pesar de que tuvieron que recortar puestos y sueldo. ¿Interesante no?


Empieza a actuar

Las siguientes recomendaciones podrán contribuir a mejorar el bienestar de tus colaboradores. Sin embargo, toma en cuenta que cada organización es un mundo y las soluciones dependerán de diversos factores:

  • Evalúa la temperatura emocional de tus colaboradores de forma constante. Es importante mencionar que la emoción de cada colaborador cambiará en el tiempo y dependerá de sus recursos psicológicos cómo enfrentar las situaciones desafiantes. Conocer cómo se encuentran los colaboradores en diferentes momentos ayudará a tener una lectura de la organización, la cual les permitirá tomar decisiones enfocadas y priorizadas.

  • Impulsa el liderazgo cercano y firme. Tener líderes que sean capaces de explorar las emociones de sus colaboradores fortalece un vínculo de confianza entre el líder y el colaborador, pero sobre todo permite a los colaboradores sentirse valorados, apapachados y apreciados, incrementando su compromiso ante la organización e incrementando su nivel de presión interior, lo cual, los hace más resilientes en el tiempo.
  • Aumenta la flexibilidad en la forma de trabajar. La nueva realidad nos está demostrando que quien no se adapte es posible que muera, ahora las empresas y los líderes requieren ser más flexibles para gestionar y operar. Los líderes deben crear autonomía laboral en cada colaborador, deben de construir más confianza y empoderar a sus equipos.

  • Impulsa programas de salud emocional. Esto permitirá fortalecer los recursos psicológicos de tus colaboradores. Comprendiendo que cada uno vive de forma diferente los desafíos, existen programas que van desde soporte psicológico a través de una línea telefónica a donde los colaboradores pueden llamar, hasta intervenciones positivas individuales o grupales, las cuales son más poderosas porque generan empatía emocional.

La salud emocional de tus colaboradores es uno de los grandes pilares que toda empresa necesita para poder lograr sus objetivos, descuidarla impactará en otros pilares importantes como el físico, el mental y el espiritual, lo cual afectará gravemente la productividad y los resultados organizacionales.


Felicidad, tu ventaja competitiva

Es importante hablar de felicidad organizacional inclusive en momentos de adversidad. ¿A qué me refiero? A la capacidad de la empresa para ofrecer a los colaboradores estrategias que les permitan generar bienestar y desarrollar sus fortalezas personales y de equipo para conducir su desempeño hacia las metas de la organización, generando una ventaja competitiva difícil de igualar.

Por otro lado, es importante aclarar que la felicidad en el trabajo se refiere a todas las acciones individuales y grupales que las personas llevan a cabo en la organización para mejorar su bienestar o la percepción de la felicidad.


Un modelo de felicidad organizacional exitoso requiere que las empresas diseñen estrategias, prácticas, intervenciones y herramientas que contribuyan a desarrollar y potencializar las fortalezas de las personas y los equipos, lo que permite generar en los colaboradores auto eficiencia, sentimiento propio de poder, capacidad de manejar mejor sus emociones y usar sus talentos, resolver situaciones difíciles con menos grado de estrés, fortalecer el involucramiento y mejorar el resultado, es decir, contribuye a un alto bienestar y al logro de los objetivos organizacionales.

Empresas como Zappos, Coca Cola y Google son representantes dignos de generar ambientes felices y positivos, ya que entienden perfectamente lo que sus colaboradores requieren para ser felices y hacen de eso su filosofía.

La ventaja de contar con personas positivas dentro de la organización es que aprovechan sus recursos personales como la autoeficiencia, el optimismo, la resiliencia, la responsabilidad y la confianza. Un equipo positivo permite autonomía laboral, apoyo social entre los compañeros, contagio de emociones positivas, liderazgo positivo y oportunidades de aprendizaje.

 


Fred Luthans es un investigador que ha demostrado que pequeñas intervenciones como la oferta de recursos para aumentar la esperanza, el optimismo, la confianza y la resiliencia pueden generar 2% más de ganancias anuales en las organizaciones.

Una empresa interesada en lograr colaboradores felices y con altos niveles de bienestar requiere tener líderes felices y cubrir los siguientes aspectos:

  • Positividad. Construir una atmósfera emocional positiva le corresponde a los líderes y directivos. Se determina por la forma de relacionarse con sus colaboradores.
  • Sentido. Es la capacidad de articular una visión y un propósito que inspire a la empresa y a sus equipos a incrementar su desempeño para superar los retos y objetivos organizacionales.
  • Relaciones confiables. Es el mayor reto. Para lograrlo se requiere respeto, promover el diálogo y construir la convivencia. Se basa en la congruencia.
  • Desarrollo personal y profesional. Promover el desarrollo de todos los colaboradores favorece a gran escala los resultados de la organización.
  • Logro y reconocimiento. Una organización preocupada por la felicidad de sus empleados reconoce explicita y públicamente a sus colaboradores generando orgullo y satisfacción laboral como un indicador de felicidad personal. Lo hacen a través de aspectos monetarios (compensación económica) y no monetarios (oportunidades de desarrollo).
  • Compromiso. Los trabajadores comprometidos tienen un alto sentido de pertenencia a la organización, son fieles a ella y siempre darán un extra en su desempeño. Es una reacción ante la genuina preocupación de la empresa y sus lideres por su bienestar.

Ser una organización feliz no depende sólo de tener los mejores esquemas de compensación, sino de tener una estrategia sólida que genere bienestar en las personas y en los equipos. Las tres palancas que ayudan a impulsar los niveles de felicidad en la organización son: liderazgo firme y cercano, gestión participativa y gerencia de la felicidad.

Las organizaciones se están preocupando cada vez más por tener ambientes felices y positivos, es momento de que comiencen a crear su propio ADN de felicidad para tener grandes beneficios en tema de productividad, resiliencia, retención, creatividad y ventas.

LIVE 13.5, consultora en felicidad organizacional lanzó por eso el primer Ranking de Empresas Heroínas. Con él se busca reconocer a las organizaciones que fueron resilientes gracias a que cuidaron del bienestar y felicidad de sus colaboradores.

Este ranking está avalado por Mercer. Entrepreneur será el medio aliado que dará a conocer los resultados en México en el mes de abril. Inscríbete y cambia la historia. Más información en www.empresasheroinas.com

 

Nancy Martínez es directora general de Live 13.5. Síguela en Instagram como @NanConferencista.

También en esta edición

Compartir