entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Modelo de negocios

EMPRENDE EN EL NEGOCIO DE LA MODA

Por la pandemia muchas empresas de ropa cerraron, pero hay demanda por productos bien hechos y a buen precio. Conoce las claves para empezar un negocio en este este sector.

Por: Estivaly Calva Tapia Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Encontrar tu pasión en la vida es necesario para ser feliz. Quizás estás en esa búsqueda o ya sabes a qué te quieres dedicar. Te presentamos una de las industrias más llamativas que podría convertirse en lo más apasionante para ti: la moda. Emprender en este sector es una excelente opción. Analiza los números.


Tal vez tu sueño es ser diseñador, productor de ropa y accesorios, o distribuidor. En nuestro país hay una gran oferta de universidades que tienen la carrera de diseño de modas; e incluso también existe la primera incubadora de moda en México llamada Fashion Startup Lab.

Otro aliado clave es Moda Emprende, una plataforma especializada que te ayuda a profesionalizar tu emprendimiento ofreciéndote una red de contactos y la oportunidad de participar en el Concurso Internacional de Emprendimiento Moda Emprende.

¿Qué necesitas para emprender en esta industria? Aquí te damos las claves.


Falta de proveedores

El 2021 es un año ideal para poner una fábrica de ropa. ¿Por qué? la pandemia trajo una gran oportunidad pues desafortunadamente muchas empresas cerraron y hay mucha necesidad de productos, dice Emilio Penhos Mougrabi, empresario y presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

Los compradores (cadenas comerciales, tiendas departamentales, emprendedores u otros) no están encontrando en la República Mexicana suficientes proveedores. ¿Qué está pasando? Las cuotas de transporte de Oriente para México están cada vez más caras y los costos de las materias primas internacionales también han subido mucho, explica el entrevistado.


Emilio Penhos Mougrabi proviene de una familia que se ha dedicado a la ropa desde que su abuelo llegó a México de Siria. Emprendió la primera fábrica de corbatas en el país. Luego tuvo una bonetería en la calle de Correo Mayor en el centro histórico de la CDMX. De ahí surgió la idea de abrir una fábrica de ropa. Con el temblor del 1985 perdió casi todo y tuvo que volver a empezar. Emilio es la tercera generación de la empresa Shyla (líderes en abrigos). Él se incorporó en el año 1995 y ya tiene 26 años en esto.



¿Qué necesitas para emprender?

Esta industria es muy demandante, dinámica y cambiante. Por tanto, debes tener una actitud de cambio constante y una creatividad altísima. “Hoy tienes una idea y mañana tienes que sacar otra. Así es la vida de este negocio: estar a la moda, ‘estar in’. Debemos entender que este sector exige movilidad. Todo el tiempo es como estar volviendo a empezar”, explica Rubén Masayi, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco.

A veces la gente cree que para poner un negocio lo que necesitas es dinero, pero más bien se requiere ser muy emprendedor. Dar pasos adelante en tendencias, propuestas, innovación, desarrollo de productos y adaptación de nueva tecnología. Esto es lo que hay que tener.

“Para mí, la inversión mínima inicial es tu tiempo, una computadora y si tienes un pequeño capital para algunos inventarios iniciales. Con eso puedes empezar a vender, comprar y crecer”, afirma el presidente de Canaive.


Comienza en pequeña escala

¿Qué hay de la producción? Hay mucha gente que te puede ayudar a hacer pequeñas cantidades de producción. Por ejemplo, si tú quieres diseñar jeans bordados con un lavado o corte especial puedes buscar a alguien que ya produzca jeans, los compras y le adicionas tu toque. Posteas tu producto en redes sociales de una forma original y comienzas a vender.

No tienes que montar una fábrica de pantalones de mezclilla. Más adelante ya llegará el momento de que tú hagas tus propios jeans, y entonces, vas a crecer de forma exponencial.


Un lugar para inspirarte

Una forma eficaz de inspirarte a entrar al mundo de la moda es asistir a Intermoda, el evento de moda más grande de México y Latinoamérica. El evento se realiza en Expo Guadalajara dos veces al año (enero y julio).

Ahí encontrarás pasarelas de primer nivel nacionales e internacionales, contactar con más de 500 empresas de ropa, calzado y accesorios. Además, podrás presentar tu propuesta a algún fabricante o convertirte en distribuidor, eligiendo entre 700 marcas. Si ya tienes una marca propia, un stand te permitiría  estar a la vista de más de 10,000 compradores. Todo esto de la mano de capacitación de expertos en la industria a través de diferentes ponencias.

Pese a la pandemia por Covid-19, Intermoda se realiza de manera ininterrumpida desde hace 37 años. La industria de la moda es básica para el hombre “Si apuestas por ella nunca se va a acabar”, dice Mario Flores, presidente de Intermoda. “La indumentaria está presente desde que el ser humano está sobre la tierra y ha ido evolucionando a través del tiempo”.


Emprender con memes

Roberto Palazuelos tiene cuatro hoteles que estuvieron cerrados por la emergencia del COVID. Entonces fue durante la pandemia que pensó: “¿Cómo es posible que no tenga un negocio en línea?”.

Los memes que le hacen en redes sociales y que en un principio lo hacían enojar, ahora le dan risa y los está capitalizando con éxito a través de su marca de ropa y accesorios llamada Papi Palazuelos. Camisetas, gorras, batas, chalecos, trajes de baño y cubrebocas tiene plasmadas frases como “Quiérete Rey”, “Quiérete princesa”, “No parezco mamón, soy mamón”, “No todo lo que brilla es oro, a veces soy yo” o “Saludos desde la cima del éxito”, entre otras.

En los primeros dos meses su ecommerce vendió el primer millón de pesos. La inversión inicial hasta ahora es de 8 millones de pesos. Tal vez en algún momento abra una única tienda icónica de Papi palazuelos en Acapulco, pero la apuesta es online. Y como siempre ha tenido el sueño de hacer sus propios bronceadores, próximamente “el Diamante Negro” lanzará una nueva línea. Para este empresario el éxito en la vida es 99% trabajo duro y 1% suerte. También declara que él se dedica a invertir y no gasta tanto.

Su mejor consejo para el lector de Entrepreneur: Que le hagas caso a esa voz interna y seas valiente para emprender. “Mucha gente pudo haber logrado grandes cosas, pero no lo hace por quedarse en su zona de confort”.

En entrevista durante la edición 75 de Intermoda, Palazuelos sugirió, “hay que buscar una gran idea, madurarla, buscar el capital, los socios, hacer un estudio de mercado, conseguir un buen abogado para hacer tus contratos y tener un buen contador”.


Muestra tus creaciones al mundo

Aunque es médico, Benito Santos estuvo dispuesto a dejar su profesión para estudiar una licenciatura de diseño de modas. Desde niño era aficionado a la ilustración de la silueta femenina y daba su opinión a muchas personas de cómo debían vestirse.

Lloró casi una hora la primera vez que pisó una pasarela al ver que lo que había dibujado cobraba la forma que él quería. Ese día decidió que iba a tomar las cosas con la formalidad que implica. En 2008 emprendió su negocio con la compra de una máquina de coser mini over y empezó a trabajar. Él decía: “Quiero confeccionar vestidos de novia espectaculares” y los comenzó a hacer desde el inicio de su carrera. Hacía campañas de publicidad porque entendió que la gente tenía que ver sus diseños.

En 2010 Ximena Navarrete ganó el título de Miss Universo portando uno de sus vestidos y de la noche a la mañana Benito Santos se convirtió en alguien público. Vistió a Adela Micha para el Bicentario de la Independencia de México y trabajó con Angélica Rivera todo el sexenio; y con muchas más figuras públicas.


Benito Santos tiene dos tiendas: una en Guadalajara y otra en Culiacán. Durante la pandemia en 2020 en el mes de marzo su empresa recibió cero ingresos teniendo 60 empleados (hoy va a llegar a los 80). De hacer vestidos sobre medida, sobrevivió haciendo cubrebocas y trajes quirúrgicos.

Gracias a esto logró salvar su empresa y que la gente no perdiera su empleo. Además, ya vende por Internet, cosa que no hacía antes del coronavirus. Durante la pandemia creó Benito Santos Sastrería y una línea de Home. Consiguió otros 10 puntos de venta en colaboración con boutiques.

Como puedes observar, el negocio de la moda está en constante evolución. Actualmente, debido a la pandemia, han surgido nuevas tendencias

También en esta edición

Compartir