entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

Evita el síndrome del emprendedor burnout

Los emprendedores generalmente pone en juego su vulnerabilidad como personas. Aprende a controlarlo.

Por: Abril Vieyra Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

El iniciar un emprendimiento supone un duro trabajo que implica el desarrollo de nuevas habilidades, en especial en el ámbito de la salud mental pues la cantidad de energía que es necesaria para sobrellevar las naturales altas y bajas de cualquier nueva empresa es altísima, Una mala gestión, puede desencadenar un fenómeno llamado burnout.

El síndrome del agotamiento o burnout (quemarse) se trata de un estado de estrés laboral avanzado que conduce a una pobre estimulación mental y/o emocional aunado a síntomas físicos como cansancio, irritabilidad, nerviosismo, trastornos de la alimentación e insomnio entre otros. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasifica como un fenómeno ocupacional que puede llevar a la persona a disminuir su productividad y autoconfianza.

Si bien este padecimiento es un mal que se presenta a menudo entre los trabajadores, es aún más común para los emprendedores, pues no sólo se debe lidiar con las condiciones adversas del nuevo e inexplorado contexto laboral, sino que generalmente se pone en juego la vulnerabilidad de la persona al exponer su propio proceso creativo a partir de su iniciativa.



Hoy en día atravesamos por momentos de incertidumbre mundial a causa de la pandemia, lo que hace aún más complejo el mantener una motivación constante que permita superar las crisis del emprendimiento. Son tiempos difíciles ya que poco sabemos acerca de las secuelas económicas que dejará esta situación, por lo que puede ser una entrada fácil para el estrés y la ansiedad, provocando un posible síndrome de burnout.

Sin embargo, también es un excelente momento para poner en marcha un trabajo enfocado a lo que sí podemos controlar: la gestión de nuestras energías en el presente. Esta pausa relativa, nos brinda la oportunidad de identificar las emociones que hemos estado experimentando a partir del emprendimiento, en especial cuando las cosas no están saliendo como lo teníamos planeado.


Las crisis son parte de la naturaleza humana y para los nuevos proyectos, es el pan de cada día. Suponen el desarrollo de una consciencia y flexibilidad para reconocer los síntomas y reajustar la perspectiva de nuestro trabajo.


El síndrome de burnout no sólo se puede atender, sino que se debe prevenir a partir de acciones como:

  1. Tomar pausas y descansos. Es necesario descansar y aquietar la mente para tomar buenas decisiones desde la comprensión y no desde la reacción impulsiva.
  2. Delegar responsabilidades. Muchas veces y con el afán de ahorrar gastos, se intenta atender y resolver todas las cuestiones. Ahorra energía, busca apoyo y consultoría.
  3. Ser flexible. El emprendimiento supone errores que irán corrigiendo el camino del proyecto. La resiliencia será clave en el desarrollo positivo de las iniciativas.
  4. Ten una vida equilibrada. Para poder entregar un 100% en los nuevos proyectos, se debe tener un equilibrio en la salud física y mental. Haz ejercicio, come y duerme bien, y sobre todo, mantente atento a tus emociones.

También en esta edición

halfbanner Publicidad

Compartir